0
Publicado el 20 Diciembre, 2020 por Irene Izquierdo en Galerías
 
 

Úsalo bien, no lo conviertas en un babero

Domingo 20 de diciembre de 2020. Las noticias que ocupan los principales titulares se relacionan, entre otros de gran envergadura, se relacionan con nuevos casos, los fallecidos, la vacuna que intensamente buscan en muchos países, en las cuales existen candidatos en diferentes fases para su aplicación. Las cifras están aderezadas con brotes y rebrotes que preocupan
Compartir
No conviertas el nasobuco en un babero.

Quizás encuentre dentro de la mochila el nasobuco adecuado. El que lleva puesto está mal colocado.

Por IRENE IZQUIERDO

Fotos. JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Viernes 20 de diciembre de 2019. Se aproximaba el fin de año, y los cubanos organizaban cómo serían sus fiestas, tanto colectivas como privadas, porque –bloqueo e impertinencias económicas de Estados Unidos al margen-, siempre se trata de celebrar el advenimiento del Primero de Enero con mucha alegría.

Las noticias eran diversas:  el desarrollo del XI Pleno del Comité Central del Partido, donde se anunciaba la celebración del VIII Congreso del Partido del 16 al 19 de abril de 2021;  el aniversario 97 de la Federación Estudiantil Universitaria y la convocatoria a sus afiliados para las diversas actividades previstas por la conmemoración.

Entonces, los habitantes de esta Isla no imaginaban que, pocos meses después, el mundo cambiaría completamente, y miles de millones de personas comenzarían a ver con espanto, cuán rápido es el contagio y cuántas vidas se llevaría, sin que apareciera con la premura requerida el control definitivo del mal.

No conviertas el nasobuco en un babero.

¡Irresponsabilidad!

Tampoco pensaban los cubanos que una nueva prenda integraría su atuendo, una pieza tan importante para preservar la salud, como la ropa para cubrir el cuerpo: el nasobuco.

Domingo 20 de diciembre de 2020. Las noticias que ocupan los principales titulares se relacionan, entre otros de gran envergadura, se relacionan con nuevos casos, los fallecidos, la vacuna que intensamente buscan en muchos países, en las cuales existen candidatos en diferentes fases para su aplicación. Las cifras están aderezadas con brotes y rebrotes que preocupan.

En el caso de Cuba, los datos de la víspera indican 103 nuevos casos, para un total de 10 mil 127. De ellos se mantienen confirmados 948, para el 9,3%, y 936 -98,7%- con evolución clínica estable. Se reportan 137 fallecidos. Ninguno del día; dos evacuados, y 64 altas del día, que elevan a 9 mil 040 los pacientes recuperados -89,2%-. En terapia intensiva atienden a tres pacientes críticos y nueve graves.

No conviertas el nasobuco en un babero.

Otra infractora.

Nadie o casi nadie –para no ser absoluta- se atreve a dejar en casa su tapaboca. La persuasión y la aplicación de las medidas establecidas para los violadores de las normas, lo han hecho posible.

Ahora prevalece un detalle a la vista de todos. Una buena cantidad de personas llevan el nasobuco incorrectamente; para fumar, y al terminar lo dejan sobre la mandíbula; para hablar por el móvil, cuando todos sabemos que no es necesario; o sencillamente, lo quieren allá abajo, por aquello de la formalidad.

Una de las exigencias sanitarias para evitar la propagación del mal es el uso obligatorio del nasobuco, colocado correctamente y no como un babero de la modernidad.

Tal vez, el 20 de diciembre de 2021, cuando se hayan aplicado millones de vacunas en el mundo, sea ocasión solo para recordar la triste incidencia del coronavirus SARS-CoV-2 en ese universo, pero mientras no desaparezca el mal, hay que cuidar el cumplimiento estricto de las medidas higiénico-sanitarias establecidas.

Veamos algunas de las indisciplinas más frecuentes.

Compartir

Irene Izquierdo

 
Irene Izquierdo