1
Publicado el 29 Enero, 2021 por Redacción Digital en Nacionales
 
 

BOHEMIA, con los colores de la vida (+ fotos)

Por primera vez en más de 100 años de rica tradición en los medios de comunicación cubanos, esta revista sale a la luz totalmente en colores, hecho que marca un hito en su historia
Compartir

BOHEMIA, con los colores de la vida

Por DALIA REYES PERERA

Fotos:  ARELYS MARIA ECHEVERRÍA/ACN

Llegar a la Empresa de Periódicos Unidad Empresarial de Base Gráfica Villa Clara es un acto de deslumbramiento. Una entidad agradable, dotada de un equipamiento moderno, con tecnologías del primer mundo, el Poligráfico villaclareño -como se le conoce en el centro de la Isla- fue sometido a una inversión capital que incluyó una remodelación de todas sus áreas y la llegada de nuevas máquinas que pusieron a quienes laboran en esa industria en condiciones de escalar retos mayores.

Claro que ha sido un año complejo. En medio de la pandemia de COVID-19, incluso con un evento en el propio centro, sus trabajadores no se amilanaron y asumieron la alta responsabilidad de comenzar la edición en colores de la prensa del Occidente, el Centro del país y parte del Oriente, pues están encargados de producir los medios hasta la provincia de Camagüey.

Casi a fines del 2020 un encargo estatal los volvió a poner a prueba: por primera vez, los números 13, 14 y 15 del año 112 de BOHEMIA, salen en colores.

Nada nos ha detenido

BOHEMIA, con los colores de la vida.

“El año 2020 marca un antes y un después de nuestra entidad, y la producción de BOHEMIA en colores es otro de los hitos que quedará en las páginas de la historia de nuestro colectivo”, afirma Jorge Enrique Veitía Fernández, Director de la Empresa de Periódicos Unidad Empresarial de Base Gráfica Villa Clara.

Jorge Enrique Veitía Fernández es el Director de la empresa, y no oculta su orgullo cuando habla de hombres y mujeres “que se crecieron en un año muy fuerte, en medio de un proceso inversionista que había comenzado en 2018, gracias a un proyecto financiado por el Gobierno de la República Popular China; como resultado se hizo una reconversión total del edificio, de todos los sistemas de  ingeniería, y del equipamiento tecnológico, también los trabajadores se capacitaron con asesoría de especialistas extranjeros, razones suficientes para “querer hoy estas máquinas como a las niñas de nuestros ojos”.

Desde el mes de octubre de 2019 se comenzó la puesta en marcha de los equipos y fundamentalmente los de producción de la prensa. A partir de marzo de 2020 empezó la impresión de los periódicos del centro del país a todo color, destinados a las provincias de Villa Clara, Cienfuegos, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, y desde el primero de junio, los de Camagüey y Occidente, es decir “asumimos el 80 % de la prensa en Cuba al paralizarse Gráfica Habana”.

El director recuerda que cuando se presentó el evento de la enfermedad allí “nada nos detuvo, incluso, para que no se afectara la entrega de la prensa, hicimos aquí mismo una casa-taller, los impresores se quedaron en el centro, tomamos decisiones y aplicamos protocolos sanitarios para proteger a los trabajadores, y nadie más enfermó porque cumplimos estrictamente cada medida de Salud Pública y del Consejo de Defensa Provincial; todo salió como esperábamos, los lectores tuvieron cada día la prensa, en definitiva, ha sido un año histórico, al fin palpamos con nuestras manos lo que tanto ansiábamos, tener una empresa moderna, linda, con personas consagradas, hemos soñado una entidad como esta y lo logramos”.

BOHEMIA, con los colores de la vida.

Taller de Preimpresión, directamente de las computadoras a las planchas. Un proceso más moderno para producir la BOHEMIA en colores.

Con esa misma actitud dieron la puesta en marcha a otros equipos, y así comenzaron la producción de más de un millón de libretas para el curso escolar, sin poder contar esta vez con la presencia de los asesores chinos, quienes no pudieron venir a la Isla debido a la Pandemia. Con esta gran dosis de voluntad prosiguen sus tareas, y ya se alistan para la fabricación de títulos para la Feria del Libro en el 2021.

“Ha sido la misma respuesta de muchos héroes anónimos, con los cuales también asumimos la producción de la revista BOHEMIA”, afirma Veitía Fernández.

Sobre el significado de esta nueva tarea no vacila en responder: “es una alta responsabilidad, y una satisfacción para nuestra provincia, para nuestros trabajadores, para nuestro centro y para el país, es la primera vez que sale la BOHEMIA totalmente a color, y para nosotros es un orgullo; en la medida que vayamos avanzando y se perfeccione el trabajo de los diseñadores, con nuestros impresores y el personal técnico, la calidad se elevará y haremos una revista más linda en cada nuevo número”, reafirma el director del Poligráfico, quien concluye “aquí hay mucho sentido de pertenencia, es un colectivo que se ha enfrentado a dificultades muy grandes y siempre han salido victoriosos”.

El viaje a las raíces

BOHEMIA, con los colores de la vida.

En el Taller de preimpresión inicia todo el proceso. Este equipo de especialistas y operarios no deja escapar ni el más mínimo detalle.

El recorrido por la fábrica enaltece, porque siempre es motivo de mucha alegría hablar con representantes de un colectivo insignia que vive enamorado de su moderna edificación, sus talleres, pero también de su historia, de las tradiciones y raíces de la Poligrafía en el centro de Cuba.

“Se trata de mucha entrega, esa es la clave del éxito”, afirma Nilda Chaviano Sordo, Jefa del área de Preimpresión, donde hay un pequeño colectivo de especialistas y operarios, en su mayoría muy jóvenes, quienes deben laborar con una tecnología sofisticada, la cual clasifica entre las de primer nivel existentes hoy en el planeta.

Nilda explica que por ahí comienza todo el proceso, “porque las publicaciones digitales entran por esta área, tenemos la responsabilidad de revisar que todo esté correcto, llamar a las editoriales, mantener los contactos con los Consejos de Dirección de los órganos de prensa y trabajar bien con los PDF para evitar errores”, significa.

BOHEMIA, con los colores de la vida.

Un personal muy joven se encarga de todo el proceso que requiere el dominio de las nuevas tecnologías.

“El encargo de BOHEMIA realmente ha sido muy importante para nosotros, desde que nos dieron la misión estamos muy atentos al más mínimo detalle, trabajamos con equipos nuevos que tienen un alto nivel de exactitud y que ahora mismo empezamos a dominar. La revista tenía otro formato, se remodeló, y hemos realizado muchas coordinaciones con la editorial, contamos con un software nuevo, llamado ElecRoc, de muchas exigencias, y estos detalles técnicos hay que informárselos a las casas matrices para que todo funcione a pedir de boca”.

Nilda está convencida de que el corazón de la empresa está en ese local, pues “todo lo que sale del Poligráfico depende de nosotros, los muchachos que trabajan aquí se han esmerado, han aprendido a trabajar con el programa, hacer las plantillas, luego las planchas, todo con alta precisión. Hoy estamos satisfechos, pues a pesar de enfrentarnos a una tecnología nueva, todo se hizo bien y estamos contentos”.

En la idea coincide Yasmani Ceballos Alonso, operario de la oficina de preimpresión, quien reconoce que ha sido una tarea dura, un reto, “pero lo pudimos lograr y como siempre buscamos la perfección, creemos que hay detalles que iremos mejorando para que la población esté más satisfecha, por ejemplo, insistimos en lograr fotos de más resolución para que los colores sean más brillantes.  Esto es un acontecimiento que marca un hito en la historia de nuestro Poligráfico, y estamos altamente motivados”.

Llegó BOHEMIA, los talleres de fiesta

BOHEMIA, con los colores de la vida.

En el taller de impresión se chequean minuciosamente todos los parámetros.

Parece una fiesta de un colectivo que pone su alma también en los talleres de impresión, presillado y encuadernación mecánica, donde ya se comienza a disfrutar del producto acabado.

Cubiertas y páginas de los ejemplares de BOHEMIA comienzan a salir de las inmensas máquinas que hacen la magia de entregarnos paso a paso, la esperada publicación que pronto estará en las manos de los lectores.

Vladimir Negrín Hernández, jefe del Taller de impresión, sabe muy bien del sacrificio y la responsabilidad que han puesto en sus manos. “Estamos acostumbrados a este tipo de tarea, hemos adquirido más destreza en la tecnología y estamos dando respuesta en tiempo y con la calidad necesaria, por ser un medio de tanta tradición en el país”.

Cuando entrevistamos a Juan Talavera, jefe de Brigada, estaba en plena faena, revisando los ejemplares de la revista más antigua de Iberoamérica que salían de las máquinas, “es una tecnología moderna que nos ha costado trabajo, pero la hemos asumido con amor; son máquinas de punta, tenemos que luchar porque salga mejor, este Poligráfico es como si fuera la casa de nosotros, somos una familia y BOHEMIA otro hijo, y a un hijo se le respeta y se le quiere mucho”.

BOHEMIA, con los colores de la vida.

En los talleres de Presillado y Encuadernación Mecánica se pone el punto final al proceso.

En la línea de Presillado, Rafael Pérez Agüero, Jefe de Brigada, afirma que “hay mucho embullo, son varias las ediciones de BOHEMIA que ya tenemos en nuestras manos, disponemos de capital humano preparado, los compañeros están consagrados y vamos a cumplir la encomienda”.

En cuanto a la garantía de la calidad, Pérez Agüero reafirma que los técnicos se ocupan de garantizar esos parámetros, “y lo hacen con muchas motivaciones, pues estamos escribiendo una página de la Poligrafía cubana, y eso nos pone la vara muy alta”.

Leonel Lorenzo, operario de Encuadernación Mecánica, asegura que con la producción de la decana de las revistas cubanas “nos enfrentamos a un trabajo que nunca habíamos hecho, por lo que entraña la responsabilidad de una edición con estas características, una encuadernación a color, los impresos con la máxima calidad, con absoluto respeto a la población, que al final son las personas para las que destinamos nuestros productos”.

Leonel reitera que “es una tarea dura, estamos haciendo todo lo posible para que salga en tiempo, son 100 000 ejemplares por edición, a razón de 20 mil revistas por jornada de trabajo. Cuando la BOHEMIA esté en la calle seré muy feliz, porque nosotros pusimos nuestros conocimientos para lograr este acontecimiento”.

Estamos haciendo historia

BOHEMIA, con los colores de la vida.

“Hacemos todas las coordinaciones con la Editorial para perfeccionar la calidad de las publicaciones. Este es un momento inolvidable de la Poligrafía cubana”, es el sentimiento de Humberto Ruano Jiménez, Jefe de Producción del Poligráfico.

Humberto Ruano Jiménez, Jefe de Producción del Poligráfico anda más animado por estos días, y sonríe con orgullo cuando refiere que “nuestra empresa históricamente ha cumplido todos los retos. El primer libro que hicimos fue La Edad de Oro, de nuestro José Martí, y eso es un símbolo; luego comenzó la inversión y ya hacemos los periódicos de la mayor parte del país. BOHEMIA llegó en este mar de tareas y no dudamos ni un solo instante en responder con toda la fuerza de un grupo de trabajadores que no se amilana ante nada”.

Explica que para la fabricación de la revista se adaptaron los diseños a las máquinas modernas, un proceso muy complicado, porque es una tecnología que admite poco error, “cada paso debe estar bien calibrado, y fuimos capaces de imprimir la revista, hemos ganado en experiencia, y en la medida que dominemos más las tecnologías, podremos cumplir con los retos que nos ha indicado el país, de culminar los primeros títulos en colores de esta legendaria revista”.

María Angélica Taboada Cámbar, Jefa del Grupo Comercial de la empresa, encargada de la atención al cliente y Mercadotecnia, tiene muchas expectativas cuando cierra un año muy complejo, “pero tenemos un colectivo de trabajo con muchos años de experiencia, en medio de la pandemia no hubo miedo ni paramos, el periódico en colores ya circula en la nación; luego empezamos otra etapa decisiva con la confección de libretas para el curso escolar, y comenzamos con la BOHEMIA, ¡Cuánto orgullo!”

“La revista BOHEMIA es un nuevo producto y una oferta diferente de nuestra fábrica”. Declaraciones de María Angélica Taboada Cámbar, Jefa del Grupo Comercial de la empresa.

María Angélica afirma que sus trabajadores se han crecido como gigantes de la voluntad, y a la pregunta de ¿qué sentimientos los embargan a la espera de ver la BOHEMIA en la calle? esta mujer líder asegura que “coordinamos con Correos de Cuba para este momento inolvidable, porque es un suceso, sin lugar a dudas; esto reafirma la necesidad que teníamos de la inversión y de su puesta en marcha”.

Ya Taboada Cámbar visualiza a los lectores con la BOHEMIA en sus manos, “y hoy cuando vemos los resultados de tanto esfuerzo de la Editorial, del Poligráfico, sólo podemos sentir una dicha infinita; muy contentos, ¡qué felices las personas que están en los estanquillos como guardianes de nuestra prensa, cuando vean que un nuevo medio de comunicación cubano sale en colores!”.

Concluye que será una historia más para el colectivo, “una historia que vamos a recoger como parte de nuestras vidas y de las páginas de la Poligrafía villaclareña y cubana; y eso jamás lo vamos a olvidar”.

Así con aires de modernidad, cual una reina que viste sus mejores galas, totalmente renovada, BOHEMIA sale a la luz, esta vez, después de más de 100 años, con los colores de una Cuba que se transforma, con los colores de la vida.

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital