1
Publicado el 15 Enero, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Destaca ministro cubano de Salud impacto de viajeros en rebrote de COVID-19

Durante una comparecencia televisiva en el programa Mesa Redonda, José Ángel Portal Miranda, ministro cubano de Salud Pública, expuso que muchos de los controles de foco activos en este momento están vinculados a una persona o familias que no siguieron las indicaciones sanitarias, aunque reconoció el actuar responsable de otros tantos
Compartir
Incidencia de los viajeros en rebrote de la COVID-19.

Foto: cubadebate.cu

José Ángel Portal Miranda, ministro cubano de Salud Pública, destacó hoy la incidencia de los viajeros en la aceleración de la dispersión de la COVID-19 y del consiguiente rebrote a raíz del incumplimiento de los protocolos establecidos.

Durante una comparecencia televisiva en el programa Mesa Redonda, el titular expuso que muchos de los controles de foco activos en este momento están vinculados a una persona o familias que no siguieron las indicaciones sanitarias, aunque reconoció el actuar responsable de otros tantos.

Mientras que en diciembre de 2020 alrededor de 50 por cada 100 viajeros fueron positivos, en enero de 2021 el comportamiento ha variado hasta 70 por cada 100 y la velocidad de propagación ha aumentado exponencialmente, desde 42 casos por día en el penúltimo mes del año pasado, hasta 360 en el presente, ilustró.

Desde el 15 de noviembre hasta 14 de enero fueron diagnosticados con el virus SARS-CoV-2 nueve mil 506 casos, de los cuales el 31,5 por ciento fueron importados y el 68,5 por ciento autóctonos, pero muy asociados a viajeros, recalcó.

Portal Miranda señaló que han influido en la complejidad epidemiológica algunos incumplimientos y destacó en ese sentido el uso incorrecto de la mascarilla sanitaria, falta de oportunidad en controles de focos, demoras en los resultados del PCR y su entrega, falta de orientación inmediata y otras indisciplinas.

Asimismo, especificó que este rebrote está marcado por el aumento de la tasa de incidencia de la enfermedad hasta 120 por 100 mil habitantes, las mayores cifras de pacientes hospitalizados y 12 fallecidos solo en el mes en curso.

Otra de las penosas particularidades de este período es que se acumulan 383 pacientes pediátricos con la enfermedad; cinco graves y uno crítico con comorbilidades asociadas y recordó que la patología deja secuelas capaces de afectar de por vida a un individuo.

Por ello, reiteró el llamado a la responsabilidad familiar como un eslabón primordial en la cadena de enfrentamiento a la COVID-19, para lograr retomar la seguridad epidemiológica de los hogares.

Sin embargo, los indicadores siguen demostrando la robustez del sistema cubano de salud pública el cual ha logrado mantener la tasa de letalidad de 0.35 y un crecimiento en las capacidades de laboratorio hasta realizar alrededor de 15 mil PCR diarios.

Incluso sometida a un bloqueo económico financiero y comercial recrudecido, Cuba continúa trabajando con rigor para evitar el colapso del sistema asistencial, como ha ocurrido en varios países, mientras despliega diversas y articuladas acciones para reducir la incidencia del virus y sobre todo salvar vidas, destacó el doctor.

Recordó que se sigue trabajando en los candidatos vacunales, cuando la demostrada desigualdad en la distribución de las vacunas en el mundo, refuerza la necesidad de la soberanía biotecnológica.

También se refirió a que cada día más países implementan el requisito de presentar un PCR negativo a sus viajeros como hizo Cuba, donde a pesar de los riesgos, abrir las abrir las fronteras representó una necesidad no solo económica, sino humanitaria.

El titular de Salud destacó la complejidad de la situación internacional relacionada con la COVID-19, la cual no ha cedido, sino que se ha acelerado en su propagación en el mundo entero.

Las muertes a causa del SARS-CoV-2 sobrepasan ya los dos millones y América Latina representa el 51 por ciento de nuevos casos reportados en las últimas semanas, siendo unas de las regiones más afectadas.

Destacó en ese sentido el anuncio de una nueva cepa del virus el 11 de enero y que los especialistas cubanos investigan para determinar si se encuentra en circulación en territorio nacional. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN