0
Publicado el 16 Marzo, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Acogidas al trabajo a distancia más de siete mil camagueyanos

A pesar de la fase de transmisión autóctona limitada en la cual se encuentran nueve de los 13 municipios del territorio camagüeyano, entre ellos su capital provincial, los centros labores de esta demarcación logran mantener su vitalidad a través de estas diversas modalidades de trabajo.
El teletrabajo en Cuba, una modalidad en ascenso ante la COVID-19.

Imagen ilustrativa: prensa-latina.cu

Yaniuska Macías Rivera

Camagüey, 16 mar (ACN) A partir de la compleja situación epidemiológica que presenta la provincia de Camagüey, actualmente en fase de transmisión autóctona limitada de COVID-19, una de las principales medidas laborales resulta el trabajo a distancia que acoge hoy a más de siete mil personas.

Esa forma laboral tiene varias modalidades, y se puede aplicar en todos los cargos que su naturaleza lo permita, como una positiva experiencia retomada del año anterior y que se mantiene en estos momentos, explicó a la prensa Yaniris Hernández Vento, directora provincial de Trabajo y Seguridad Social.

Los consejos de dirección de cada lugar definen las personas que pueden permanecer en su puesto habitual y evalúan los casos de aquellas con posibilidad de ejercer el trabajo a distancia.

Comentó que cuando sucede la paralización de la actividad fundamental de alguna entidad, lo primero y antes de declarar a las personas interruptas es esta vía y luego, de no ser factible, proponer una reubicación dentro o fuera del centro empleador para asegurar que los trabajadores puedan devengar un salario y así sustentar a la familia mientras dure la situación excepcional.

Particularidades

En el caso de que el empleado no pueda acogerse a la referida modalidad a distancia, ni pueda ser reubicado en otras tareas, se declara interrupto y, según lo establecido, el primer mes percibe el ciento por ciento de su salario básico y a partir del segundo recibe el 60 por ciento.

Sobre esto último, Jeannette Casanova Cosío, subdirectora de Empleo de la Dirección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, precisó en información a la prensa que, si la cifra resulta inferior a los mil 528 pesos que definió el país para la adquisición de la canasta de bienes y servicios, la administración del centro empleador debe reformular el cálculo para garantizarle esa cantidad.

De igual manera, aseguró que el trabajador que no pueda asistir a su centro laboral autorizado por una autoridad sanitaria que le indique el aislamiento preventivo por sospecha de contagio con la COVID-19, cobrará el ciento por ciento de su sueldo.

Hernández Vento señaló como otra disposición del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social la garantía a todas las madres que tienen niños en la enseñanza preescolar, primaria y especial de acogerse a la interrupción laboral a partir del tratamiento de cada administración.

En el primer mes de interrupción las progenitoras tienen derecho al ciento por ciento de su salario, y al concluir este disponen del 60 por ciento hasta que dure la situación excepcional.

A pesar de la fase de transmisión autóctona limitada en la cual se encuentran nueve de los 13 municipios del territorio camagüeyano, entre ellos su capital provincial, los centros labores de esta demarcación logran mantener su vitalidad a través de estas diversas modalidades de trabajo.


ACN

 
ACN