2
Publicado el 9 Marzo, 2021 por Igor Guilarte Fong en Nacionales
 
 

El bálsamo de la palabra

¿Qué significa ser periodista en Cuba hoy? ¿Cuál es el papel del gremio en la batalla mediática de estos días? ¿Qué inquieta a los jóvenes profesionales? ¿Cómo se construye el nuevo modelo de prensa? Son algunos de los temas que alimentan debates y reflexiones
delegación santiaguera de la UPEC

La delegación santiaguera de la UPEC inició su programa de actividades con sendos homenajes a Martí y Fidel. Foto: Cubaperiodistas

“Frente a la intriga: la opinión pública y la verdad”, la frase de Fidel sirve de lema este año a las actividades por el Día de la Prensa Cubana, iniciadas el 5 de marzo y que se extenderán hasta el 14, fecha en que hace 129 años José Martí fundó el periódico Patria.

La jornada se inició con el homenaje a los próceres: miembros de la dirección nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y de medios habaneros y nacionales peregrinaron hasta la tumba de Juan Gualberto Gómez, en el cementerio de Colón; mientras la delegación provincial de Santiago llegaba hasta los mausoleos de Martí y Fidel, en Santa Ifigenia.

¿Qué significa ser periodista en Cuba hoy? ¿Cuál es el papel del gremio en la batalla mediática de estos días? ¿Qué inquieta a los jóvenes profesionales? ¿Cómo se construye el nuevo modelo de prensa? Son algunos de los temas que alimentan debates y reflexiones.

Asimismo, estos días servirán para examinar la labor realizada durante un año marcado por el enfrentamiento a la pandemia de la covid-19. La compleja situación epidemiológica no solo puso a prueba la capacidad de resiliencia y creatividad de los periodistas, sino que demostró su compromiso social y valor: muchos lo dieron todo, en la vanguardia, incluso entrando en zona roja o centros de aislamientos, a fin de informar al pueblo y prevenirlo de la enfermedad.

Son otros los tiempos que corren, pero como en los tiempos gestores de Patria, de pensamiento es la guerra mayor que se nos hace. Ante los actuales desafíos – y semejante bombardeo en que la verdad corre peligro-, urge retomar la prédica del periódico martiano. Toca a la prensa cumplir cabalmente su misión con ética, objetividad, sensibilidad humana y certeza para informar, educar, fundar, juntar… en favor de todos; y para defender la verdad de los que hacen de la manipulación y el sensacionalismo sus mercancías.

Virtualmente abrazados

Amplia es la lista de actividades prevista para celebrar este evento, a lo largo y ancho del país. Si bien existe un programa de acciones centrales, cada provincia concibió su propio plan.

Pero en esta oportunidad, a tono con el protocolo de bioseguridad que impone la covid-19, la jornada tendrá características muy diferentes a las habituales: la mayoría de las actividades será en el ámbito digital. Así lo resaltó, desde el momento del anuncio y precisamente mediante videoconferencia, Ricardo Ronquillo, el dinámico presidente de la Upec Nacional.

Por estos días se promueven talleres y cursos de superación, actos de reconocimiento a periodistas destacados –sobre todo en el enfrentamiento a la covid-19-, intercambios intergeneracionales, premiaciones de concursos, además de la entrega de la distinción Félix Elmuza, por años de servicio en el sector.

UPEC

Este año la Jornada de la Prensa tiene notable presencia en el escenario digital. Foto: Rosa Miriam Elizalde/ Cubadebate

Ya el sábado 6 de marzo tuvo lugar el segundo torneo virtual de softbol, que cambió sus tradicionales bates y pelotas por los dados. Tras la amistosa competencia se fundó la Sección Femenina del Círculo de Periodistas Deportivos de la UPEC, Darilys Reyes in Memoriam, organización que reunirá a mujeres que practican el periodismo deportivo.

Con el mismo entusiasmo y empuje que caracteriza al sector, en los próximos días se efectuarán varias videoconferencias: la del club juvenil de la prensa, sobre el testimonio de su labor en el sistema público; Periodistas en resistencia, organizada con la Red de Intelectuales en defensa de la humanidad y la AHS; Periodismo, constitucionalidad y derecho, coordinada con la Asociación Nacional de Juristas; Cultura y periodismo en Cuba, auspiciada también por la Red en Defensa de la humanidad y un debate virtual sobre Periodismo y las reformas monetaria, cambiaria y salarial.

También, apelando a la tecnología, la UPEC inaugurará el Sistema de cursos de educación a distancia del Instituto Internacional de Periodismo José Martí y el Mapa de la Comunicación del país.
No faltará el acto central, el próximo lunes 15 de marzo, con público limitado dadas las medidas sanitarias; pero con mucho corazón y compromiso de seguir construyendo, desde la prensa, una Cuba mejor.

Premio en Rosa

Rosa Miriam Elizalde es una de las flores más autóctonas de nuestro periodismo contemporáneo. Y no solo porque haga honor a su nombre: es la rosa la flor de mayor semántica: amor, amistad, dulzura, pureza, respeto, pasión, fuego… Rosa Miriam es cubana rellolla, más allá del cliché. No admite “chanchullos” mediáticos contra su nación y ante la subversión ideológica abre debate con razones, porque tiene dominio de Cuba.

Quién no ha disfrutado de su lenguaje tan diáfano como docto, y de esa savia que solo se cultiva en una larga y fructífera carrera cercana a la gente -que inició en las montañas orientales y aún no acaba. Como periodista parece no tener límites: ha viajado a las entrañas de nuestra tierra, junto a Fidel, y se ha elevado hasta el mismísimo cielo, junto al Papa. Hacer el bien siempre, en favor de Cuba y el pueblo, es su oficio.

Rosa Miriam Elizalde

Foto: Cubaperiodistas

Por esos y otros muchos méritos que no caben en estas líneas, acaba de recibir la más alta distinción del gremio: el Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de la vida, tras un exhaustivo análisis de 36 candidaturas igualmente respetables.

“Merecido premio. Frente a Rosa Miriam solo caben reverencias. Aunque no las acepte, ni les dé importancia. Su credo es el trabajo y no tiene tiempo que perder, y casi ni para hacer otra cosa que trabajar. Su obra, plena de lucidez y vuelo, de belleza y oportunidad, de pensamiento profundo, de ideas adelantadas a su tiempo, y de lealtad a un país, una utopía, una batalla perenne, ya sabemos contra quién; hace que ella sea una mujer iluminada, ejemplo para sus contemporáneas”, opina nuestra colega Liset García. BOHEMIA se suma a la merecida felicitación.

Orgullo bohemio

Siente orgullo esta revista de haber contado entre la candidatura al Premio Nacional José Martí con el nombre de su director, José Reinaldo Fernández Vega. La sola nominación dentro de tantas figuras con sobrados méritos es un acto digno del mayor encomio y en sí mismo, un premio. Pepe, como cariñosamente se le conoce entre colegas, ostenta una considerable trayectoria de seis décadas en este mundo de pliegos y tintas impresas, y casi un cuarto de siglo frente a BOHEMIA.

Asimismo, este medio celebra la Mención de Eduardo Montes de Oca en los premios ramales por la obra del año, Guillermo Cabrera Álvarez. En buena lid, el jurado reconoció a nuestro jefe de Redacción Internacional por la excelencia del lenguaje periodístico en textos de corte ensayístico sobre problemáticas de la política mundial. Felicidades para ambos. Honrar, honra.


Igor Guilarte Fong

 
Igor Guilarte Fong