0
Publicado el 22 Marzo, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

No pensemos en cuánto falta, avancemos

El Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, evaluó una a una, la labor del Minem en sus cuatro ramas principales, energía eléctrica, extracción de níquel y cobalto, petróleo y el gas, y extracción y procesamiento de otros minerales, sal y materiales de la construcción
No pensemos en cuánto falta, avancemos.

Foto: ESTUDIOS REVOLUCIÓN

Por RENÉ TAMAYO LEÓN

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) es un organismo con mucha experiencia y un alto nivel profesional, con trabajadores sacrificados y muy especializados que hay que preservar y continuar capacitando, señaló el Jefe del Gobierno de la República, Manuel Marrero Cruz, en reunión de trabajo con cuadros y especialistas del sector para evaluar sus proyecciones de trabajo para 2021.

Este es un ministerio con un gran papel en la generación de bienestar social para el pueblo, agregó más adelante al subrayar el trabajo que deben realizar —y ejecutan— con los jóvenes obreros, técnicos y profesionales del sector. Jóvenes, dijo, que tienen tareas concretas, ocupan cargos importantes y están obteniendo resultados.

Marrero evaluó una a una, la labor del Minem en sus cuatro ramas principales, energía eléctrica, extracción de níquel y cobalto, petróleo y el gas, y extracción y procesamiento de otros minerales, sal y materiales de la construcción.

Al encuentro, que transcurrió en videoconferencia con directivos y expertos de las diferentes provincias —quienes estuvieron encabezados por el titular del Minem, Liván Nicolás Arronte—, asistieron los viceprimeros ministros Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y Ricardo Cabrisas Ruíz.

LO HECHO Y LO QUE VIENE

En 2020 y lo que va de 2021 el Minem ha estado marcado por el recrudecimiento del bloqueo del gobierno de EE.UU. contra el pueblo cubano y el enfrentamiento a la epidemia de COVID-19, pero no ha dejado de desarrollar sus actividades económicas y sociales. Sus más de 90 mil trabajadores han estado desempeñando su labor en coherencia con la estrategia económica y social para el impulso de la economía, se informó.

Cupet cumplió el plan de extracción de petróleo y aportó más de 20 mil toneladas por encima de lo previsto, incluyendo un nuevo descubrimiento, y la producción de gas acompañante rebasó lo planificado en más de 31 millones de metros cúbicos. Se concluyeron los seis pozos previstos para el período.

Juan Torres, presidente de esta organización superior de dirección empresarial (OSDE), informó que este año se continuará con la perforación de nuevos pozos y su puesta en producción en el menor tiempo posible.

CubaNíquel cumplió al 94,3 por ciento la producción de níquel y cobalto; mientras que GEOMINSAL consumó el cien por ciento de sus producciones principales, como sal, carbonato de calcio, doré de oro, materiales para la construcción y otros.

Eder Oliveros, presidente de la OSDE, informó desde Holguín que para 2021 la producción de níquel y cobalto superará las 52 mil toneladas y prevén cerrar este primer trimestre con el 23 por ciento de lo planificado pese a los excesos de lluvia que hubo en los frentes mineros.

En la Unión Eléctrica (UNE) se produjo más de 19 mil 500 GWh, uno por ciento menos de lo planificado por la reducción del consumo en el sector residencial y el estatal. La generación se realizó con mayor eficiencia, lo que permitió ahorrar más de 50 mil toneladas de combustibles fósiles.

Armando Cepero, líder de la UNE, señaló que en 2020, pese a la persecución de los combustibles y otras medidas punitivas del gobierno de EE.UU., se logró mantener la generación de electricidad a la población y los sectores de la producción y los servicios.

Las interrupciones —dijo— acumularon 20,8 horas por cliente, para un tiempo de servicio de 99,7 por ciento durante todo el año. O sea, prácticamente no hubo apagones, y los que ocurrieron no fue por falta de generación.

La generación con fuentes renovables de energía (FRE) creció en 62,5 GWh, para el 4,5 de la electricidad total del país. El pasado año se sincronizaron cinco nuevos parques solares fotovoltaicos, tres en la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

Rosell Guerra Campaña, director del MINEM a cargo de las FRE, informó que en este año la producción de electricidad a través de estos dispositivos permitirá ahorrar 280 mil toneladas de combustibles fósiles.

El experto, sin embargo, se mostró insatisfecho por los resultados actúales. Puede hacerse más, y puso por ejemplo que la generación de un kilowatt a través de paneles fotovoltaicos cuesta seis centavos, y no contamina al medioambiente.

Abundó que en 2021 el trabajo con las FRE no solo tratará de grandes inversiones, sino que todos los grupos empresariales del país, de todos los sectores, deberán presentar, a más tardar en agosto, sus programas y compromisos para el desarrollo y uso de estas fuentes de energías.

Entre las prioridades del trabajo del Minem y el sistema empresarial de energía y minas para 2021 está la implementación, una vez que se apruebe, del programa a largo plazo que permitiría cubrir el cien por ciento de la generación de electricidad en Cuba con fuentes renovables de energía.

Se labora en el programa integral de desarrollo de la Isla de la Juventud para lograr ese objetivo allí lo antes posible.

El propósito puede parecer un sueño, pero es posible si se trabaja por esa meta. El Primer Ministro señaló al respecto que esta tiene que ser la prioridad de las prioridades del MINEM. «Y no puede ser una consigna —alertó—; no nos detengamos en pensar en cómo estamos hoy y en cuanto falta».

Otra prioridad es transformar el sistema de ciencia, tecnología e innovación del Minem en interconexión con entidades de la ciencia, la tecnología y la innovación, las universidades y los territorios. El propósito es convertir sus entidades en empresas innovadoras.

EN LA CONSTRUCCIÓN, PENSAR EN GRANDE

“A pensar en grande” llamó el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz a los cuadros, especialistas y trabajadores del Ministerio de la Construcción (MICONS) durante la reunión de trabajo para evaluar las proyecciones del sector en 2021, celebrada como la anterior en el Palacio de la Revolución.

Arquitecto de profesión, al Jefe de Gobierno se le vio cómodo, conversó por cerca de una hora sobre los éxitos y cuitas de un ramo que calificó de vital para el desarrollo del país.

En la reunión, a la que asistieron el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez y el general de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, se pasó revista a la Política de la Vivienda, que ya está en su tercer año de implementación.

Como parte de las prioridades del sector en 2021, que son bastantes, se informó que para impulsar la Estrategia Económica Social se ha propuesto para su evaluación e implementación varias acciones, entre ellas desarrollar un programa inmobiliario de construcción de viviendas para arrendar y vender.

También se busca incluir en los planes locales de producción, renglones de la industria de materiales que contribuyan efectivamente a la sustitución de importaciones, entre ellos, mortero cola, carpintería de madera, mármol elaborado, aditivos, pavimentos cerámicos y muebles sanitarios.

Por arquitecto y por lidiar por muchos años con el proceso inversionista en el turismo, cartera de la que fue ministro, Marrero reflexionó largo y tendido sobre este tema, uno de los problemas que ha arrastrado el país durante demasiado tiempo.

“Todavía hay mucha improvisación en los procesos inversionistas”, denunció Marrero, quien insistió en continuar perfeccionándolos desde su concepción hasta su terminación. Y para ello —aconsejó— se necesita mucha unidad entre los diferentes actores y hacer un trabajo integral.

Orientó buscar mayor calidad en todo lo que se haga y no solo pensar en la funcionalidad de una obra, sino también en su expresión visual, en que tenga un alto contenido estético desde su diseño aunque dispongamos de pocos recursos. (ACN).


ACN

 
ACN