2
Publicado el 7 Marzo, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

AGRICULTURA CUBANA

La papa marca buen paso

Cosechan el tubérculo cuatro de las seis provincias que lo plantaron. Rendimientos apuntan bien. Ya la capital comercializa el apetecido producto. Atar bien los cabos para que nada se suelte en el resto de la campaña.

 

La cosecha ha despegado con rendimientos por encima de lo programado en la papa multiplicada nacional.

La cosecha ha despegado con rendimientos por encima de lo programado en la papa multiplicada nacional.

Texto y foto PASTOR BATISTA VALDÉS

Las más de 22 toneladas por hectárea (unas cinco por encima de lo programado) que como promedio están logrando los agricultores de Mayabeque, iniciadores de la cosecha de papa en el país, no constituyen noticia excepcional en medio de una campaña que continúa avanzando de forma favorable en áreas estatales y del sector cooperativo y campesino de otras provincias productoras del tubérculo.

Así lo afirma en declaraciones exclusivas para Bohemia Enel Espinosa Hernández, director de agricultura en el ministerio correspondiente, al destacar que también Artemisa y Villa Clara muestran registros superiores a los concebidos para la llamada papa multiplicada nacional, sobre la cual recae este primer segmento de la cosecha.

De continuar la tendencia, no debe haber dificultad para que la nación pueda acopiar, almacenar y distribuir hacia diferentes destinos las 94 430 toneladas que se planificó.

Para ello, la agricultura cubana plantó 5 010 hectáreas (poco más de las dos terceras partes con semilla importada) de acuerdo con un programa que, además de los territorios ya mencionados, incluyó a Cienfuegos y Matanzas, próximas a iniciar actividades, así como Ciego de Ávila, donde acaban de despegar las labores de extracción, por la Empresa Agropecuaria Arnaldo Ramírez, ubicada en el municipio de Primero de Enero.

Para alegría de los habitantes de la capital, ya en La Habana comenzó la distribución de una papa muy bienvenida, si se tiene en cuenta no solo la preferencia social y familiar que siempre ha prevalecido allí por esa vianda, sino también la creciente demanda de productos agrícolas en los últimos tiempos, agravados por la Covid-19 y su repercusión directa en el ámbito productivo y económico en general.

También en Ciego de Ávila ha comenzado bien la cosecha del tubérculo.

También en Ciego de Ávila ha comenzado bien la cosecha del tubérculo.

Después de un desplazamiento de la siembra en muchas unidades productoras, por razones fundamentalmente climáticas; mejores condiciones ambientales en diciembre y no muy propicias a partir del 5 de febrero (por el aumento de temperaturas y de los vientos del sur), la familia papera cubana afinca bota en surco para evitar daños y pérdidas en una cosecha donde la población sitúa mirada y esperanzas.

Por ello, en recientes declaraciones de prensa, Enel Espinosa ha subrayado la necesidad de no descuidar la atención ni un instante, acentuar el trabajo integral agronómico diario con calidad, fundamentalmente en la protección fitosanitaria y ser muy precisos con el riego que demandan las plantaciones, ya que alrededor del 85 por ciento del área en existencia oscila entre 50 y 70 días, por lo que aún resta un trecho importante de ciclo productivo, en el que tampoco se puede perder de vista cada variedad”.

Como se conoce, año tras año el país destina volúmenes del tubérculo a la siguiente campaña, en calidad de semilla; al consumo social, al procesamiento industrial en instalaciones como la que funciona en Ceballos, Ciego de Ávila y a la red de hoteles con que cuenta el turismo en todo el Archipiélago.


Pastor Batista

 
Pastor Batista