0
Publicado el 23 Marzo, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Tiempo joven, tiempo de hacer

Destacan los meses de combate frontal contra la pandemia, y los más de 110 mil distinguidos en toda la nación con la condición Jóvenes por la Vida, en reconocimiento a su participación en esta crucial batalla y otras muchas labores, sumamente importantes para la recuperación económica del país y de amplia repercusión y beneficio sociales
Tiempo joven, tiempo de hacer.

Foto: acn.cu

Por MARÍA ELENA ÁLVAREZ PONCE

A las puertas de otro abril, el XI Congreso de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) sigue, vive en cada joven que piensa como país y hace por Cuba, afirmó Aylin Álvarez García, segunda secretaria del Comité Nacional de esa organización.

En diálogo con la ACN manifestó que cuando hace casi un año se decidió no celebrar las sesiones finales y concentrar energías y esfuerzos en la batalla contra la COVID-19, fue que realmente comenzó la cita grande de la juventud cubana y su vanguardia política.

Desde entonces y a diario, sesiona en el surco, la mini-industria, las instituciones de ciencia y de salud, el ciberespacio, las comunidades, las escuelas y esas aulas a distancia en los hogares, frente al televisor, e incluso con distanciamiento físico, es un Congreso de lo unido y de ¡Patria o Muerte por la Vida!, expresó.

Habló de lo hecho en aquellos primeros meses de combate frontal contra la pandemia, y de los más de 110 mil distinguidos en toda la nación con la condición Jóvenes por la Vida, en reconocimiento a su participación en esta crucial batalla y otras muchas labores, sumamente importantes para la recuperación económica del país y de amplia repercusión y beneficio sociales.

Nada de ese ímpetu se fue con el 2020. Por el contrario, el aporte del estudiantado y los jóvenes se ha afianzado y multiplicado, expresó Álvarez García, y precisó que en lo que va de este año han sido creadas 542 brigadas para tareas productivas y tres mil 257 de trabajo social, con más de 74 mil jóvenes incorporados.

Las cifras son un acumulado, porque no se trata de movilizar por movilizar y las brigadas se activan en estrecha coordinación con los consejos de Defensa provinciales y municipales para cumplir tareas que responden a necesidades de los territorios, señaló la Segunda Secretaria del Comité Nacional de la UJC.

Entre tantos ejemplos, el primero que mencionó fue la participación de jóvenes de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas en un estudio sobre los medicamentos utilizados para el tratamiento de la COVID-19, “experiencia por ahora única y que con muchísimo orgullo y un enorme sentido de la responsabilidad llevan los universitarios adelante”.

Desde que comenzó 2021 y organizados en 312 brigadas, más de ocho mil jóvenes se han vinculado a los polos productivos, fincas, huertos, organopónicos, parcelas y otras áreas, para brindar su aporte en la preparación de tierras, limpieza de canteros, la siembra de cultivos de ciclo corto y, ahora mismo, la cosecha de la papa.

Por decenas -y hasta cientos- se cuentan las brigadas enfocadas en tareas que también hacen parte de la estrategia económica y social del país, como la recuperación cañera, la construcción de viviendas, la organización del transporte y el programa energético, destacó Álvarez García.

En el orden social y, específicamente, en cuanto se refiere al enfrentamiento a la pandemia, significó, ante todo, el quehacer de más de 45 mil estudiantes de Ciencias Médicas en tareas de trabajo comunitario integrado.

Día tras día van de casa en casa, de a dos o acompañados por profesionales de la Salud, trabajadores sociales y activistas comunitarios -muchos de ellos jóvenes también- , preguntando, buscando el menor indicio, en una tenaz y activa pesquisa, esencial para controlar este rebrote, expresó.

En los centros de aislamiento y en zonas complejas o declaradas en cuarentena están presentes los estudiantes y jóvenes, que se ofrecen para cooperar en cuanto haga falta, como también acuden a diario a los bancos de sangre como donantes, y participan en el monitoreo de la situación epidemiológica en sus respectivos territorios, la realización de PCR, el reenvase de hipoclorito de sodio y otras tareas no menos importantes, puntualizó.

La Segunda Secretaria del Comité Nacional de la UJC no olvidó referirse al trabajo de refuerzo de la atención a personas y grupos vulnerables y en comunidades de difícil acceso o en desventaja social, ni a la labor de mensajería que desempeñan 169 brigadas, que auxilian a ancianos y otras personas necesitadas en la compra de medicamentos en las farmacias o la búsqueda de la alimentación que proporciona el Sistema de Atención a la Familia.

Extensa es la lista, casi una veintena de tareas asumidas por el estudiantado y los jóvenes a lo largo de 2020 y que continúan en la agenda para este año, porque prioridades son para construir ese  mañana del cual somos garantes, manifestó.

Álvarez García hizo alusión a la divisa del XI Congreso de la juventud cubana y su vanguardia política: ¡Tu futuro, hoy! y afirmó que la frase parece hija de estos tiempos de coronavirus, que han sido una formidable escuela, incluso para entender más claramente que el porvenir no espera, es hoy, se hace y decide ahora, añadió.

En Congreso seguimos, sí, y mucho más con el VIII Congreso del Partido tocando a nuestra puerta, para con sus debates y acuerdos proponernos nuevos desafíos y metas, concluyó la dirigente juvenil.(ACN).


ACN

 
ACN