0
Publicado el 21 Abril, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

El talento innovador no pasa inadvertido

Cada año el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente premia a los autores y colectivos con más relevantes aportes: diez en esta ocasión, dentro de 23 nominaciones de alto impacto en el país
Talento innovador no pasa inadvertido en Cuba.

Andrea Armas (al centro) durante entrega del Premio Nacional a Oscar Morales, director general de Cepil.

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

Por estos días la ciencia cubana sigue entregando en colectivos laborales el Premio Nacional que cada año otorga el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) por resultados relevantes en el terreno de la innovación tecnológica.

Diez centros o entidades, ocho de ellos ubicados en la capital, merecieron tal reconocimiento, entre las 23 nominaciones que se recibieron, correspondientes al año 2020.

Talento innovador no pasa inadvertido en Cuba.

Presencia joven en muchos de los procesos tecnológicos.

En opinión de la diputada Andrea Armas Rodríguez, directora general de Ciencia, Tecnología e Innovación en el CITMA, en todos los casos las propuestas han revelado el extraordinario rol que continúa desempeñando la innovación tecnológica en Cuba, como expresión del pensamiento científico del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Los últimos años, añade, han acentuado el valor de los procesos científicos dentro de la industria farmacéutica y la biotecnología, campos en los que, paralelamente, ha proseguido aumentando el prestigio de la medicina cubana a escala internacional.

Junto a proyectos de esa índole, esta vez fueron reconocidos otros, como los relacionados con el quehacer innovador en la empresa geominera de Camagüey y con la introducción de nuevos productos y tecnologías en el moldeo por inyección de artículos para uso doméstico, presentado por la Empresa Cepil Juan Manuel Márquez, de Ciego de Ávila.

Los contratiempos que en muchos lugares ocasiona la obsolescencia tecnológica abren, sin embargo, un amplio campo para la innovación, no suficientemente aprovechado todavía, consideran especialistas del CITMA.

No por casualidad, en opinión de Andrea Armas, la actividad industrial está llamada a convertirse en una esfera de alto impacto, del mismo modo que el talento creador puede aportar muchas más soluciones en el estratégico terreno de la producción de alimentos.

Talento innovador no pasa inadvertido en Cuba.

En la mujer cubana la ciencia encuentra seguro espacio.

Por ello, al entregar el Premio Nacional a la Innovación Tecnológica en Cepil, enfatizó la necesidad de seguir avanzando hacia el logro de una verdadera cultura de la innovación, no solo en el sentido propiamente tecnológico, sino también en otros procesos, como los de carácter organizacional, que repercuten de forma directa sobre la eficiencia y los resultados productivos, económicos o de servicios.

Proyectos como el premiado en Ciego de Ávila abren espacio a la sustitución de importaciones mediante el aprovechamiento de materiales reciclables, sobre la base de la política de recuperación de materias primas que lleva adelante la nación.

Por ello la Directora de Ciencia, Tecnología e Innovación del CITMA sugirió actuar con sentido común e inteligencia en cada situación y lugar concretos a la hora de determinar qué resulta más conveniente para el país, si exportar materias primas recuperadas, en bruto, para obtener ingresos, o si aprovecharlas en producciones de gran demanda, que evitan compras en el exterior, con un saldo entonces mucho más favorable desde el punto de vista económico o financiero para la nación.

Talento innovador no pasa inadvertido en Cuba.

Innovación tecnológica es también resistir, vencer, continuar.

Las soluciones que año tras año afloran por intermedio de esos premios, indican, según asevera Andrea Armas, la existencia de un capital humano de alta formación y la capacidad de Cuba para emplearlo a favor del desarrollo económico, del progreso social y de la elevación de la calidad de vida en el Archipiélago.


Pastor Batista

 
Pastor Batista