0
Publicado el 8 Abril, 2021 por María de las Nieves Galá León en Nacionales
 
 

EDUCACIÓN

Para aprender jugando

Con una donación de objetos de papel maché al círculo infantil Camilo Cienfuegos, la empresa Taxis-Cuba se suma a las celebraciones por el aniversario 60 de esos valiosos centros educativos

Para aprender jugando.

Por MARÍA DE LAS NIEVES GALÁ

Fotos: AGUSTÍN BORREGO TORRES

Los ojos de las presentes en el salón del círculo infantil Camilo Cienfuegos, ubicado en el capitalino municipio de Centro Habana, se iluminaron cuando del “bolso mágico” traído por la artesana Niurka Cabañas Calvo, empezaron a salir caretas que representaban diferentes animales, también estaban los títeres, tocororos, avioncitos y carritos, todos elaborados con la técnica del papel maché.

Cuando se dan los toques finales al mantenimiento constructivo de esa institución, una de las iniciadoras -el 10 de abril de 1961- de la hermosa experiencia en la educación infantil en Cuba, tuvo lugar el encuentro. Ahí, Idaymis Rodríguez Felipe, subdirectora provincial de la primera infancia, junto a directivas de la entidad, recibieron el valioso donativo.

Para aprender jugando.

Idaymis Rodríguez Felipe, subdirectora provincial de la primera infancia en La Habana, resaltó la utilidad de los medios que recibieron para la educación de los niños.

La iniciativa es parte del proyecto Educando con fantasías de papel, que desde el pasado año desarrolla la empresa Taxis-Cuba. Según expresó Dayamis Vizcaíno Rodríguez, especialista comercial de la entidad, después de cumplir el compromiso de entrega de papel a la empresa de Materia Prima, les quedó un excedente y se propuso esta idea, teniendo en cuenta la carencia de materiales educativos en círculos infantiles. Añadió que esto se inserta entre las buenas prácticas de colaboración entre la empresa y la sociedad.

A través de la artesana Niurka Cabañas, miembro de Asociación Cubana de Artesanos Artistas, quien desarrolla el proyecto Máscaras menos caras, se materializó la idea, que tuvo como antecedente la entrega el pasado año de artículos al círculo infantil Constructores del Futuro y al Cardiocentro William Soler.

“Estos medios son útiles para desarrollar actividades propias de la primera infancia, como la educación estética y plástica”, resaltó Hilda Hernández Sánchez, metodóloga integral de esa enseñanza en la capital.

Los juguetes elaborados con la técnica del papel maché son duraderos, y pueden ser esterilizados con agua clorada o alcohol, lo que permite su empleo en estos momentos donde deben prevalecer las medidas higiénico-sanitarias.

Roxana González Díaz, quien desde hace 16 años se desempeña como directora del círculo infantil Camilo Cienfuegos, sede del acto por aniversario 60 de esos centros, este 10 de abril, dijo sentirse feliz con la donación, expresó su satisfacción por ese regalo que los niños sabrán apreciar luego de su reincorporación.

Para aprender jugando.

Muestra de los objetos entregados.

Dayamis Vizcaíno, quien atiende además el sistema de gestión medio ambiental en Taxis-Cuba, resaltó que ha podido comprobar el valor y utilidad de esta propuesta, no solo para los círculos infantiles, sino para toda la educación. “Esto se puede extender a todo el país, y a todas las enseñanzas”, expresó optimista.

El círculo infantil Camilo Cienfuegos, junto al Ciro Frías, en el municipio de Arroyo Naranjo y al Fulgencio Oroz, en Diez de Octubre, fueron las tres primeras instituciones de su tipo creadas en el país.


María de las Nieves Galá León

 
María de las Nieves Galá León