0
Publicado el 30 Mayo, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Incendios forestales: cualquier descuido deviene chispa en combustible

Según estadísticas, en 2020 hubo 504 incendios que dañaron cinco mil 343,68 hectáreas, a razón de 10,60 por cada uno de ellos en el país, que posee una Estrategia y Programa Nacional de gestión y manejo del fuego en los bosques para el período 2018-2025
Incendios forestales: cualquier descuido deviene chispa en combustible.

Foto: prensa-latina.cu

Por LINO LUBÉN

Aunque está previsto que la XXV campaña nacional de protección contra incendios forestales concluye mañana, el Cuerpo de Guardabosques de Cuba (CGC) renovó la convocatoria a impedir sus estallidos ante las irregularidades del período lluvioso.

Una etapa de ese tipo comienza en el país el quinto mes del año, pero no de forma simultánea, sino progresiva, a partir de finales de abril desde la porción oriental hacia la región occidental, hasta establecerse a finales de mayo en todo el territorio nacional, según especialistas del Centro del Clima, del Instituto de Meteorología.

Sin embargo, mencionaron el hecho de que el último mes de la fase estacional poco lluviosa (noviembre – abril) en la nación finalizó con un 61 por ciento de déficits en los acumulados de las lluvias y las mayores áreas impactadas correspondieron a las regiones occidental y oriental, sobre todo en las provincias de Pinar del Río, Mayabeque, Artemisa, Villa Clara, Santiago de Cuba y Guantánamo.

En sus reportes casi diarios del Departamento de Manejo del Fuego, el CGC informó sobre la ocurrencia de 362 incendios cuando falta poco para concluir su actual cruzada y no descartó la posibilidad de que pudieran incrementarse en virtud de las perspectivas climáticas.

Cerca de tres mil 800 hectáreas de bosques naturales y plantados han sido dañadas por las llamas, en particular en Pinar del Río 56, Matanzas 43, Villa Clara 34 y el municipio especial de la Isla de la Juventud 32.

La institución, del Ministerio del Interior, insistió en la necesidad de incrementar la percepción de riesgo contra los fuegos de esa naturaleza, de los que el 90 por ciento de sus causas obedecen a negligencias y las restantes a intencionales (1 por ciento), naturales (5 por ciento), sin determinar (2 por ciento) y accidentales (1 por ciento).

En general, son atribuidos a quemas para varios fines, al tránsito de vehículos sin mata-chispas, a pescadores-cazadores furtivos, a fumadores irresponsables y a transeúntes.

Según estadísticas, en 2020 hubo 504 incendios que dañaron cinco mil 343,68 hectáreas, a razón de 10,60 por cada uno de ellos en el país, que posee una Estrategia y Programa Nacional de gestión y manejo del fuego en los bosques para el período 2018-2025. (ACN).


ACN

 
ACN