0
Publicado el 1 Junio, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

COVID-19: insisten autoridades de salud en importancia de proteger la infancia

La doctora Lissette del Rosario López González, jefa del Grupo Nacional de Pediatría del Ministerio cubano de Salud Pública, advirtió que durante el primer rebrote unos 200 menores de edad contrajeron el SARS-CoV-2, coronavirus causante de la COVID-19, en la segunda ola resultaron alrededor de 600 y en esta tercera sobrepasan los 18 mil pacientes
Alerta en Cuba por incremento de casos de menores contagiados con la COVID-19.

Foto: granma.cu

Por SHEILA NODA ALONSO

Proteger a niños y adolescentes ha sido un llamado reiterado por las autoridades sanitarias cubanas desde que la pandemia de COVID-19 llegó al país, en marzo de 2020, sin embargo, en este Día Internacional de la Infancia el reclamo adquiere mayor relevancia ante el aumento de casos en edades pediátricas.

Durante meses se mantuvo la idea en la población de que los niños no enfermaban de COVID-19 y si lo hacían no llegaban a la gravedad, mito que se derrumba con el incremento sostenido de infectados en este grupo poblacional y que, a su vez, requieren de cuidados intensivos.

La doctora Lissette del Rosario López González, jefa del Grupo Nacional de Pediatría del Ministerio cubano de Salud Pública, advirtió que durante el primer rebrote unos 200 menores de edad contrajeron el SARS-CoV-2, coronavirus causante de la COVID-19, en la segunda ola resultaron alrededor de 600 y en esta tercera sobrepasan los 18 mil pacientes.

A mayor índice de transmisión hay más riesgo de enfermar, afirmó la experta, de ahí que el mensaje recurrente a la familia sea a no exponerlos fuera de los hogares y a mantener normas de conducta y de bioseguridad adecuadas, porque el mayor porcentaje de los diagnosticados son contactos de casos confirmados.

Los niños pequeños son los que más se están contagiando, es muy preocupante que con pocos meses de nacidos se encuentren en las unidades de cuidados intensivos, sometidos a tratamientos y expuestos a complicaciones por su corta edad.

López González sostuvo que aunque el protocolo de actuación sea robusto y efectivo, lo más importante es la prevención.

Mencionó que se debe tener un cuidado especial con los pacientes pediátricos vulnerables, entre ellos, cardiópatas, ventilados, bajo peso, diabéticos, obesos o con enfermedades renales, hematológicas, oncológicas, pulmonares crónicas, genéticas y metabólicas, entre otras.

Ante cualquier síntoma los padres deben buscar ayuda especializada, pues los profesionales de la salud están preparados para realizar una evaluación integral del menor y definir el tratamiento en dependencia del vínculo epidemiológico y la sintomatología.

A pesar de que el SARS-CoV-2 es un virus respiratorio, los niños y adolescentes pueden manifestar diarrea, vómitos y lesiones de piel; y la infección en algunos casos da origen a una neumonía severa y afectaciones cardiovasculares, que pudieran agravarse y hasta ocasionar la muerte, insistió la doctora.

De igual forma, subrayó que una vez negativos no queda atrás el peligro de las complicaciones asociadas, además del daño psicológico; muchas veces la familia se ocupa de lo visible, es decir, los órganos, y las afectaciones psicológicas también repercuten en la calidad de vida, advirtió.

A propósito del Día Internacional de la Infancia, este primero de junio, López González hizo un llamado a ocuparse de manera sensata en la protección de la niñez; siempre se puede hacer algo más en este empeño y los padres no deben cansarse, porque ahora, más que nunca, tienen que proteger a sus hijos, dijo.

En relación con los lactantes, que sí dependen íntegramente de los adultos, hay que extremar las medidas de protección en su manejo, mientras que los niños más grandes pueden involucrarse en el combate al virus, para que no se sientan como objetos de protección; ellos son responsables y protagonistas de su propio cuidado y el de su familia, comentó.

La jefa del Grupo Nacional de Pediatría puntualizó que el nuevo código de vida lleva implícito amarse desde la distancia y mantener las medidas higiénicas y sanitarias ante el elevado contagio.

El ministro cubano de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, instó este martes en las redes sociales a cumplir con todas las medidas sanitarias para la protección de la infancia ante el aumento de casos de COVID-19, al tiempo que reafirmó el compromiso de trabajar para preservar a los niños cubanos.

“Con el compromiso de continuar trabajando por preservar el bienestar de todos los niños cubanos, celebramos el #DíaInternacionaldelaInfancia. Protejamos la salud de nuestros niños, hoy más que nunca, cumpliendo con todas las medidas para evitar el contagio con el SARS-CoV-2”, expresó en Twitter el titular del Ministerio de Salud Pública de Cuba. (ACN).


ACN

 
ACN