0
Publicado el 17 Julio, 2021 por Claudia Ramón Rodríguez en Nacionales
 
 

Al llamado de la Patria

Ante la escalada de agresiones y los llamados a violentar el orden constitucional cubano, el pueblo refrenda el socialismo y su Revolución
Compartir

Acto reafirmación revolucionaria La Habana / JLSR

Por: CLAUDIA RAMÓN RODRÍGUEZ

Foto: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

Una convocatoria popular para el amanecer del 17 de julio se hizo eco en las redes sociales, centros de trabajos y barrios. Los sucesos violentos acaecidos el día 11 del propio mes pusieron nuevamente al pueblo en la Tribuna Antiimperialista apoyando un proyecto social soberano e inclusivo.

Decenas de miles de personas, cuyos rostros apenas se veían por las mascarillas que exige la situación sanitaria, desbordaban con su actitud la necesidad de estar allí dejando en claro que la paz de Cuba y tranquilidad ciudadana no debieron amenazarse.

Raúl, Díaz-Canel, y otros dirigentes del gobierno acompañaron al pueblo en defensa de la Revolución/ jlsr

Raúl, Díaz-Canel, y otros dirigentes del gobierno acompañaron al pueblo en defensa de la Revolución

Fue así que Lionid Sánchez decidió madrugar para dar el sí a la Revolución y de paso condenar el bloqueo que “nos tiene agobiados y presionados en medio de la situación difícil que atraviesa el país”, refiere. “Las personas se prestan a los planes estadounidense que atentan contra la paz y la soberanía cubana, cuando nuestros problemas los resolvemos nosotros mismos, no necesitamos agentes externos interviniendo”, explica con tono contundente.

A Anabel Pérez en su centro de trabajo le dieron la opción de estar en La Piragua ese sábado. “Vine porque no quiero ver sangre en mi país, opto por la paz, por el diálogo; sé que hay cosas que están mal y hay cambios por hacer, pero no con guerra, no con intervención”, señala.

Como ellos muchas personas, alegres y diversas, se plantaron en la zona aledaña al malecón habanero. Con la presencia del presidente de la República Miguel Díaz-Canel y del General de Ejército Raúl Castro, mostraron un apoyo necesario en tiempos que desde el norte balbucean sobre intervención a Cuba.

Apostar al socialismo

Pese a las carencias a causa de la crisis económica que enfrenta la nación, las garantías conquistadas y la soberanía son irrevocables. La Revolución está abierta al diálogo para seguir limando errores y cambiar lo que deba ser cambiado.

La bandera de la estrella solitaria y la del 26 de Julio estuvieron presentes para evitar tergiversaciones de la multitud

La bandera de la estrella solitaria y la del 26 de Julio estuvieron presentes para evitar tergiversaciones de la multitud

“Nadie es enemigo de los revolucionarios por pensar diferente, pero este es un país de leyes, los lacayos del imperialismo son nuestros enemigos, los que se dejan manipular, los que quieren afectar nuestra seguridad y la tranquilidad de nuestros hijos, esos son nuestros enemigos y con eso no tenemos nada que conversar, los que tiran piedras contra hospitales infantiles, son nuestros enemigos”, expresó tenazmente en su intervención Gerardo Hernández, Coordinador Nacional de los Comités de Defensa de la Revolución.

Dariel Peró, otro de los miles del pueblo, coincide con el Héroe de la República. “No estoy de acuerdo con las manifestaciones que van en contra de la paz y la unión, por eso estoy aquí. Si estas acciones continúan desestabilizarían la tranquilidad de nuestro país”.

Los habitantes de la capital no estaban solos en su posición; casi todas las provincias de Cuba realizaron, aunque en composición reducida, actividades de apoyo al proyecto sociopolítico elegido democráticamente por la mayoría.

“Los que buscan la desestabilización son personas que no tienen conciencia, no saben lo que hacen, piensan que un pueblo como esta les va a seguir el juego. A pesar de todos los problemas que tenemos vamos a salir adelante”, destaca Ana Yusmary Montalvo, maestra que no dudó en sumarse al respaldo popular.

Las banderas cubanas podían verse por todos lados, el apoyo ciudadano aún más. Los que resisten las dificultades diarias estaban en las calles apostando por resolver los problemas mediando la paz y el respeto. También dejaron claro su desapruebo a cualquier intento de anexión o desestabilización del orden constitucional.

“Que nadie se equivoque, la mayoría del pueblo, del mismo pueblo agobiado por las carencias que nos demandan mejor gestión de gobierno, pide también que se ponga coto a la violencia”, sentenció Díaz-Canel en su discurso ante la multitud que le coreaba muestras de apoyo.

“Estamos bajo el fuego de una ciberguerra que incluye el ciberterrorismo y el terrorismo mediático en su instrumental agresivo. Las denuncias del canciller cubano no han sido contestadas, no ha habido ni un intento de respuestas por parte de las autoridades del gobierno republicano de la Florida sobre los fondos asignados a estos proyectos que pretenden atacar al país”, declaró el también secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Unidos por la paz

“No estoy de acuerdo con los actos vandálicos. Debemos entender la crisis que está atravesando Cuba, y el mundo, y ser comprensivos ante el trabajo que hace el gobierno. Es momento de unidad y no de división, de preservar lo mejor para las futuras generaciones”, nos dice convencida la joven Marileidy Alberto.

Miles de personas dijeron sí al proyecto social cubano y a la paz/ jlsr

Miles de personas dijeron sí al proyecto social cubano y a la paz

Y es que los enemigos de Cuba aspiran verla fraccionada, destruida por hechos idénticos a los del 11 de julio. Los que lucran con odiar a la Mayor de las Antillas no desisten en los mismos planes de antaño. “Quieren dividirnos porque saben que la unidad es lo que ha ayudado a los cubanos a superar todas nuestras crisis”, acota Gerardo.

Fue una mañana tranquila, de amor, de respeto. Donde, con la presencia de Raúl, se desmontaba una de las falsas noticias utilizadas en un discurso mediático antiético, aunque muchos aún se engañen en esas espirales.

Al decir de uno de los presentes, el joven Iramís Rosique, “nosotros no fuimos los que sacamos a la gente a la calle en primer lugar. Me parecía muy necesario este suceso, la covid-19 puede curarse, pero la contrarrevolución no”.

Entre la multitud estuvo Ernesto Macías. Caminaba con su bastón mientras era ayudado por uno de los policías que custodiaba el tráfico. Su dificultad visual no le impidió estar presente y tener la oportunidad de participar de lo que, según él, “es un momento de unidad, contra el imperialismo, el bloqueo y todas estas campañas mediáticas que están contra el socialismo”.

En fecha próxima al día de la rebeldía nacional, 26 de julio, el pueblo cubano después de mucho tiempo vuelve a citarse en defensa de su Patria. Hace más de seis décadas la lucha fue otra, mucho más espinosa, hoy toca, por el bien de Cuba, salvaguardar y renovar las conquistas de ayer, ese será el Moncada actual.

Personas de distintas edades y grupos sociales se unieron por el amor a la Patria/ jlsr

Personas de distintas edades y grupos sociales se unieron por el amor a la Patria

Ver: Discurso de Díaz-Canel en el acto de reafirmación revolucionaria en la capital cubana

Compartir

Claudia Ramón Rodríguez

 
Claudia Ramón Rodríguez