3
Publicado el 3 Agosto, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

AGRICULTURA

Agosto al duro en el surco

Cumplir la siembra de primavera, superior al área del pasado año, no es más que la base para remontar niveles también durante la campaña de frío
Compartir
Agosto al duro en el surco.

Siempre puede aparecer una alternativa para sumar un poquito más de áreas.

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

Difícil que alguien piense en vacaciones, aun cuando agosto solía poner siempre en órbita recreativa o de descanso a miles de agricultores en toda Cuba.

Lo digo, porque al menos en Ciego de Ávila, el octavo mes del año se torna decisivo para coronar el plan de siembra previsto para la llamada campaña de primavera, superior, por cierto, en unas 1000 hectáreas al del pasado año.

Nadie piense que ese incremento tiene relación directa con más disponibilidades de combustible, fertilizantes, herbicidas… Todo lo contrario: las escaseces siguen haciendo su mala parte. Solo que la voluntad y la perseverancia también ponen su cuota.

Empresas como La Cuba, ubicada en el municipio de Baraguá y una de las más productivas y útiles nacionalmente, ilustran ese negativo impacto, al no poder  sembrar alrededor de 800 hectáreas, entre plátano de la variedad gran enano y otros cultivos.

Agosto al duro en el surco.

Como solía decir el tunero Róger Enrique Mastrapa, “si no hay tractor, se montea con bueyes”.

El ordenamiento de la campaña, sin embargo, permite superar ese inconveniente, sobre la base de una redistribución que aprovecha áreas con disponibilidad de agua en otras zonas de la provincia para asegurar renglones como la yuca, boniato, frutales y cierto nivel de hortalizas. Lo importante, en general, es no quedarse por debajo.

Según explica Orlando Pérez Pereira, delegado de la agricultura en esa central provincia, de forma paralela transcurre la recta final de siembra de arroz (unas 2 500 hectáreas), se intensifica la preparación de tierras bajo la resistencia de un enyerbamiento superior y se perfilan acciones para darle continuado curso a una campaña de frío que también irá por más al concebir unas 800 hectáreas por encima de la programación anterior.

Ese es el único modo de seguir respondiendo no solo a la variada, creciente e insatisfecha demanda interna del territorio, sino también a compromisos de la provincia con otras partes del país, en particular con la capital cubana.

Agosto al duro en el surco.

Baldías ayer, estas áreas tienen otro semblante hoy en Chambas.

Por ello, a la par del riguroso examen en torno a la situación higiénica y sanitaria de Ciego de Ávila, otra vez entre las más complejas de Cuba como consecuencia de la propagación del SARS-CoV-2, el Viceprimer ministro cubano Jorge Luis Tapia Fonseca ha insistido constantemente durante las últimas horas en aprovechar al máximo todas las potencialidades productivas, incluidas por supuesto las agrícolas, en función de volúmenes de alimentos que se traduzcan no solo en satisfacción de necesidades a ras de nóminas, sino también en salud y calidad de vida para la población.

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista