0
Publicado el 10 Agosto, 2021 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Cuba en alerta sanitaria por fiebre porcina en República Dominicana

La alerta está dirigida especialmente a los productores de este ganado, en función de evitar la entrada al país de esta enfermedad, y llama a los productores a realizar inspecciones clínicas a sus animales, para constatar el estado de salud de ellos
Compartir
Cuba en alerta sanitaria por fiebre porcina en República Dominicana.

Foto: prensa-latina.cu

El Centro Nacional de Sanidad Animal de Cuba emitió una alerta por la presencia de la fiebre porcina africana en República Dominicana, informó hoy la prensa local.

Dicho aviso está dirigido especialmente a los productores de este ganado, en función de evitar la entrada al país de esta enfermedad.

En tal sentido, el ministerio de la Agricultura prohibió la entrada a la nación de cualquier mercancía de origen porcino procedente de la República Dominicana y de Haití, debido a la cercanía geográfica.

Llamó a los productores a realizar inspecciones clínicas a sus animales, para constatar el estado de salud de ellos, precisa el diario Granma.

Asimismo, incrementar la bioprotección con mayor énfasis en el aislamiento y limitación de entrada de personal y vehículos ajenos a los centros de crianza.

Tal punto -puntualiza el ministerio de la Agricultura- será combinado con mantener activadas las cajuelas peatonales y los puntos de desinfección.

Dicha cartera orientó intensificar el control del traslado, compra y sacrificio de cerdos, el saneamiento ambiental y en caso de una alta morbilidad o letalidad por fiebre establecer cuarentenas y dar parte al servicio veterinario.

La presencia de esta enfermedad en muestras de cerdos de República Dominicana se confirmó el 29 de julio y fue notificada a la Organización Mundial de Sanidad Animal por el servicio veterinario estatal dominicano.

Esta es la primera aparición en el continente americano, después de varios años de ausencia.

En Cuba -recuerda el rotativo- se presentó por primera vez en mayo de 1971, en la antigua provincia de La Habana, y en 1980 en Guantánamo, extendiéndose a Santiago de Cuba y Holguín, lo que ocasionó grandes pérdidas económicas, con más de 250 mil animales sacrificados. (Prensa Latina).

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina