2
Publicado el 9 Agosto, 2021 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Cuba en pos de mecanizar la cosecha de frijoles

Compartir
Producción de viandas, granos y vegetales por parte de los cañeros.

Imagen ilustrativa de los cultivos de frijoles. (Foto: granma.cu).

Cuba busca mecanizar la cosecha de frijoles mediante el desarrollo de varios modelos de máquinas con ese objetivo, a fin de coadyuvar a elevar la producción de alimentos, se conoció hoy aquí.

El país quiere producir un prototipo de cosechadora autopropulsada y otro agregado a un tractor, similares a los importados que ha estado utilizando en la recolección de esa leguminosa, los cuales tienen un elevado costo en el extranjero, aseguró el Ministerio de Agricultura ( Minag) en un informe.

En correspondencia con lo anterior, el Ministerio de Industrias, a través de su grupo empresarial Gesime, acometerá- con la cooperación de varias entidades nacionales- el diseño y fabricación de ambos modelos.

Estos serán evaluados por el Instituto de Investigaciones de Ingeniería Agrícola y si, como se espera, los resultados son satisfactorios y comparables a los de sus similares de importación, se emitirá el dictamen que autoriza su fabricación en serie en el archipiélago.

De acuerdo con la nota del Minag, la fabricación de estas cosechadoras dependerá de las disponibilidades de financiamiento, pero la necesidad de potenciar la producción de granos hará que se destinen estos recursos, lo cual contribuirá al cumplimiento de los programas productivos.

Igualmente constituirá una vía para continuar el desarrollo de la industria nacional.

El frijo en la dieta cubana

El frijol es uno de los granos fundamentales en la alimentación de los cubanos, junto al arroz y las viandas.

Se trata de la leguminosa más importante en Cuba, pues constituye parte fundamental de la dieta diaria y solo se produce un 30 por ciento de la demanda.

Esta isla adquiere del exterior además grandes cantidades de maíz, que no solo se consumen por la población en forma de harina, sino que también se destinan a la elaboración de pienso.

A ese último fin se dedican asimismo elevadas sumas de divisas para la importación de soya.

Es por ello que el Minag lleva a cabo un amplio programa de desarrollo de la producción nacional de granos, no solo para satisfacer las necesidades de maquinaria agrícola, sino también de instalaciones de secado, beneficio y almacenamiento, en lo que igualmente se trabaja. (Prensa Latina)

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina