0
Publicado el 27 Agosto, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Ida, la epidemia y Cuba continúa su batalla por la vida

Ante el impacto del huracán Ida al territorio cubano, durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus —encabezada por el Presidente de la República y el Primer Ministro— se evaluó la situación en que se encontraban los territorios donde había sido decretada la Fase de Alarma Ciclónica. Además, se analizó el escenario epidemiológico del país, así como la disponibilidad y distribución de oxígeno medicinal
Compartir
Ida, la epidemia y Cuba continúa su batalla por la vida.

Foto: ESTUDIOS REVOLUCIÓN

Por YAIMA PUIG MENESES

En la tarde de este viernes, mientras el huracán Ida avanzaba sobre el municipio especial de Isla de la Juventud, desde el Grupo Temporal de Trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, el Gobierno cubano analizaba minuciosamente las acciones a seguir en el país, acorde con la Fase de Alarma Ciclónica en que se encontraban cinco territorios cubanos.

No obstante desconocerse aún las afectaciones reales que pudiera ocasionar el evento climatológico, en el encuentro —encabezado por el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez—, el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, insistió en la agilidad con que se debe trabajar una vez que se decrete la Fase Recuperativa.

En tal sentido, subrayó la importancia de hacer los levantamientos de los daños con eficiencia, para que la información sea la real y podamos dar una respuesta rápida. Como siempre se ha indicado —dijo— el propósito tiene que ser recuperar las afectaciones y, si es posible, dejar cada lugar incluso mejor que como estaba antes.

Según dio a conocer a través de videoconferencia el intendente del municipio especial Adiel Morera Macías, al momento de la reunión se constataban muchas afectaciones por el viento en árboles derribados y en viviendas de cubiertas ligeras. De acuerdo con el análisis preliminar realizado en el territorio, unas 60 viviendas tenían pérdida total de su techo y otras 15 presentaban daños parciales.

Por otra parte, el Intendente refirió que desde horas del mediodía más del 98% del servicio eléctrico se encontraba limitado en el territorio pinero y también en Cayo Largo del Sur, donde no se habían producido afectaciones y se encontraban los bienes a buen resguardo. Hasta el momento —aseguró— no hemos tenido que lamentar pérdidas de vidas humanas.

Un total de 2 461 personas se encontraban evacuadas, de las cuales 136 estaban en albergues y el resto en casas de familia. Sobre todas ellas —acotó— mantenemos la vigilancia.

Una vez que se inicie la Fase Recuperativa, aseveró, se podrán cuantificar con mayor exactitud las afectaciones y comenzar a accionar sobre ellas para recuperarlas.

Ante el interés del Primer Ministro por conocer si se disponía en el territorio de los recursos necesarios para iniciar la recuperación de los principales daños, el Intendente puntualizó acerca de la existencia de techos en diferentes lugares del municipio, así como el alistamiento del personal en las oficinas de trámites para preparar la documentación necesaria.

Previendo el incremento sostenido de los vientos y las precipitaciones en horas de la noche de este viernes en la región occidental, fundamentalmente en Pinar del Río, durante la reunión de trabajo el primer coronel Antonio Tamayo Aballe comentó que desde el Centro de Dirección del Gobierno que da seguimiento constante a las coberturas de oxígeno medicinal en Cuba se decidió reforzar el envío de oxígeno a ese territorio para evitar transportaciones nocturnas y lograr el ritmo de suministro previsto.

De manera general sobre la disponibilidad y distribución de oxígeno en el territorio nacional, puntualizó que la situación sigue siendo tensa, en tanto las demandas y los consumos continúan incrementándose.

Las máximas autoridades de Mayabeque, La Habana, Artemisa y Pinar del Río, las cuatro provincias que de conjunto con el municipio especial se encontraban en Fase de Alarma Ciclónica, comentaron respecto a las principales medidas que se adoptaban en sus territorios para garantizar la protección de las personas y los recursos materiales. En los cinco territorios se perfilaban acciones para avanzar con la mayor agilidad posible en la recuperación de las afectaciones que pudiera ocasionar el fenómeno meteorológico.

El general de división Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, explicó que a pesar de la rápida evolución del evento climatológico se han adoptado con agilidad las acciones previstas para cada una de las fases. En el momento de la reunión se encontraban activos 56 centros de elaboración de alimentos; 75 albergues, de ellos 44 en escuelas; 603 transportes; así como 32 equipos ingenieros y 162 de comunicaciones.

En medio de los nuevos desafíos que impone al país la incidencia del huracán Ida, desde el Grupo Temporal de Trabajo se continuó el análisis de la situación epidemiológica. Los datos ofrecidos durante el encuentro por el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, ratifican que, aun cuando en la jornada del jueves se produjo una ligera disminución de casos confirmados, no puede existir motivo alguno para la confianza.

Este viernes se mantenían ingresadas 47 mil 131 personas contagiadas con la COVID-19; seis provincias (Cienfuegos, Pinar del Río, Mayabeque, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Artemisa) mostraban una tasa de incidencia por cada 100 mil  habitantes superior a la media del país (1 207); se constataba un incremento en el número de pacientes graves y críticos; y lamentablemente desde el inicio de la epidemia en Cuba habían fallecido cuatro mil 984 personas como consecuencia de la enfermedad.

El reto en Cuba sigue siendo proteger la vida, por ello también el propósito de avanzar en el proceso de vacunación, otra de nuestras garantías no solo para minimizar los contagios, sino además para disminuir los pacientes que lleguen a los estadíos de crítico o grave, e incluso evitar su muerte.

Hasta el 25 de agosto —refirió el Ministro de Salud Pública— se habían administrado en el país 12 millones 958 mil 755 dosis y el 28,4% de la población ya tenía completo su esquema de vacunación. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN