1
Publicado el 16 Agosto, 2021 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Nueva contingencia energética en Cuba por averías en plantas generadoras

Hoy el país amaneció con un déficit de generación significativo, alrededor de 400 megaWatt, al producirse la salida de distintos bloques ubicados en termoeléctricas de Holguín, Artemisa, Camagüey y Santiago de Cuba
Compartir
Nueva contingencia energética en Cuba por averías en plantas generadoras

El bloque 7 de la termoeléctrica Máximo Gómez, de Mariel, en Artemisa está entre las unidades que amanecieron con averías. Foto: tvartemisa.icrt.cu).

El primer ministro de Cuba, Manuel Marrero, y el titular de Energía y Minas, Liván Arronte, encabezaron hoy una reunión de análisis de la nueva contingencia energética del país, debido a averías en varias plantas generadoras.

El jefe de Gobierno instó a solucionar las roturas en las unidades productoras de electricidad en el menor tiempo posible y a buscar alternativas para minimizar las afectaciones en el servicio a la población, reseñó un reporte de la televisión local.

Este lunes la isla antillana amaneció con un déficit de generación significativo, alrededor de 400 megaWatt, al producirse la salida de distintos bloques ubicados en termoeléctricas de varias provincias del país.

Entre ellos están las unidades 1 y 2 de la termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, de Mayarí, Holguín; el bloque 7 de la Máximo Gómez, de Mariel, en Artemisa; el 4 y 5 de la central ’10 de Octubre’, de Nuevitas, en Camagüey, y el número 5 de la Antonio Maceo, de Santiago de Cuba.

Según Jorge Armando Cepero, director general de la Unión Eléctrica (UE), se trabaja de forma continua para solucionar las averías, y se esperaba que esta noche volvieran al funcionamiento Mariel y la planta 2 de la termoeléctrica de Mayarí.

En tanto, a mediados de semana debía incorporarse el resto de las unidades, explicó el funcionario.

Cepero detalló que en el caso del bloque 1 de la Lidio Ramón Pérez, las dificultades presentadas constituyen algo normal en la etapa de ajuste y puesta en marcha, tras la instalación de una nueva planta generadora, un proceso que puede durar entre cinco y seis meses.

Añadió, asimismo, que el país presenta limitaciones tecnológicas, muchas de las cuales tienen como base al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos, que dificulta la entrada de piezas de repuesto. (Prensa Latina).

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina