0
Publicado el 11 Agosto, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Ratifican valía de documentos regulatorios para la concreción de nuevos actores económicos

Particularmente este año, se ha trabajado en el diseño de la normas jurídicas, proceso que de acuerdo con su avance se ha venido informando a la población, no solo porque están dirigidas a perfeccionar los actores del tejido económico, que incluye la empresa estatal socialista, las propias Mipymes, las cooperativas no agropecuarias y los trabajadores por cuenta propia, sino por las expectativas que hay en torno a esa nueva figura, precisó Gil Fernández
Compartir
Ratifican valía de documentos regulatorios para la concreción de nuevos actores económicos.

Foto: cubadebate.cu

Por FIDEL RENDÓN MATIENZO

Alejandro Gil Fernández, primer viceministro y titular del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), ratificó hoy la importancia de la reciente aprobación por el Consejo de Estado de cuatro decretos-leyes para impregnar de autoridad jurídica a las Micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y demás  actores económicos.

En su comparecencia televisiva en la mesa redonda informativa sobre ese asunto recordó que las creación de las Mipymes forma parte de la agenda del gobierno cubano desde hace años, incluso fue tratado en el VI y VII Congresos del Partido Comunista de Cuba, está incluida en la Estrategia  Económica y Social y en el Ordenamiento Monetario, por lo cual no es una consecuencia de los sucesos del 11 de julio como especulan medios de prensa.

Argumentó que particularmente este año se ha trabajado en el diseño de la normas jurídicas, proceso que de acuerdo con su avance se ha venido informando a la población, no solo porque están dirigidas a perfeccionar los actores del tejido económico, que incluye la empresa estatal socialista, las  propias Mipymes, las cooperativas no agropecuarias y los trabajadores por cuenta propia, sino por las expectativas que hay en torno a esa nueva figura.

Por tanto, ha sido nuestra hoja de ruta de la cual no nos vamos a separar y se trata de una decisión soberana, subrayó el Viceprimer ministro en alusión al cronograma establecido respecto a la concreción de las micro, pequeñas y medianas empresas, cuyo paso próximo será la publicación en la Gaceta Oficial de todas las regulaciones que permitirán su entrada en funcionamiento.

Recordó el contexto en que también surgen (junto con las llamadas empresas filiales) en un momento que la economía cubana enfrenta una situación excepcional con los ingresos en divisas, más de dos mil 400 millones de dólares en pérdidas el pasado año  y 480 millones  de dólares menos de su captación en lo que va del actual respecto a lo ingresado en primer semestre del 2020.

En tal sentido aludió  no solo al impacto de la pandemia, que ha conllevado al cierre del turismo, sino a los daños provocados por las  243 medidas para recrudecer el bloqueo estadounidense contra Cuba, ahogar su economía y crear desorden interno.

Gil Fernández abundó que existen potencialidades, reservas y talento para en medio de tales adversidades lograr un crecimiento en la producción, a partir de un mejor aprovechamiento  de tales recursos, y destacó que los nuevos decretos-leyes del Consejo de Estado dirigidos a la concreción de las Mipymes y demás actores nos pone en mejores condiciones para el anhelado perfeccionamiento, que también impacta en las  empresas estatales.

Insistió en que por ser estas el principal impulsor de la economía hay que lograr que sean eficientes, y en ello ayudara el encadenamiento que tenga con las formas de gestión no estatales, de ahí también las medidas que se han adoptado en aras de una mayor autonomía y flexibilidad en su accionar.

Pero también en su diseño tales principios estarán presentes en las Mipymes, mucho más por estar llamadas a contribuir al desarrollo local, como fuentes de empleo y gestoras de bienes y servicios en diversas actividades o esferas,  y subrayó que su concepción se ajusta a las condiciones de Cuba, nos permitirá avanzar y lograr una recuperación gradual de la economía, acotó.

El Viceprimer ministro puntualizó la importancia de que una vez publicadas en la Gaceta Oficial las normas jurídicas, estas sean estudiadas por la población  y los trabajadores por cuenta  propia, aun cuando se prevé otras mesas redondas y espacios para ofrecer mayor información, esclarecer dudas, y que la comunicación ayude a mayor comprensión del asunto.

Dijo que se prevé crear un Consejo Nacional de Actores Económicos, que sin ser una institución jurídica sea un espacio de concertación  de los organismos de la administración central del Estado, la academia y otras figuras, en aras de proponer al gobierno políticas públicas y el necesario encadenamiento de las empresas, mipymes, cooperativas no agropecuarias, la inversión extranjera y las empresas mixtas.

Explicó que la reorganización y el diseño de las nuevas figuras conllevará  también desde el propio Ministerio de Economía y Planificación crear una estructura que se ocupe o ayude a la creación de sus marcos de actuación, con transparencia.

Tras advertir que el surgimiento de las Mipymes en Cuba ocurre en medio del enfrentamiento a la COVID-19,  Gil Fernández reiteró su confianza y optimismo en este proceso de su concreción, máxime cuando el país ha venido trabajando en crear las condiciones, las cuales abarcan el fortalecimiento del papel de la empresa estatal.

Un diseño integral y moderno para el funcionamiento de sus actores económicos

Hemos hecho un diseño bastante integral, moderno, basado en la tecnología digital, buscando el mínimo de burocracia, la mayor agilidad y dinámica posibles, afirmó Gil Fernández,  en alusión a cómo se ha concretado la introducción  de nuevos actores económicos y el perfeccionamiento de la empresa estatal.

Es un punto de llegada porque disponemos de las normas jurídicas, acotó, y agregó que haber llegado hasta aquí nos permite arrancar con esos actores y entrar en una nueva etapa de la diversificación de la economía y en un nuevo escenario de desarrollo del país, en función de aprovechar al máximo estas potencialidades.

Tras afirmar que a su vez es un punto de partida, señaló que se está consciente de que en un contexto nacional e internacional  tan dinámico, cambiante y retador, con las presiones del bloqueo, con las situaciones de escasez de la economía, con el movimiento de los precios, con  las afectaciones que tenemos porque dependemos de la importación de los insumos, con el encarecimiento de las producciones nacionales, este tren que arranca vamos a irlo valorando sistemáticamente.

Si tenemos que hacer algunos ajustes más adelante los haremos, manifestó Gil Fernández, al ratificar que se le dará seguimiento al desarrollo  de las nuevas formas de gestión, entre ellas las Mipymes, desde el propio MEP y las estructuras del gobierno.

En los minutos finales del programa radiotelevisivo, en el  que intervinieron las titulares de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, y de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó Cabrera, así como y la  viceministra de Economía y Planificación, Johana Odriozola Guitart, el Viceprimer ministro destacó los positivos ejemplos de responsabilidad social evidenciados tanto en el sector estatal como privado, en las muestras de solidaridad ante la COVID-19.

Dijo que en el no estatal se ha demostrado una vocación solidaria con la incorporación de autos privados en Matanzas como ambulancias en Matanzas y otras provincias , las donaciones enviadas desde La Habana hacia otros territorios, en  fin, tenemos un pueblo muy solidario aun cuando es muy legítimo el interés de prosperidad individual, expresó Gil Fernández.

Afirmó que tal como se puso de manifiesto en el reciente encuentro del Presidente Miguel Díaz-Canel con un grupo de economistas y estudiantes tenemos que concebir un modelo de desarrollo de país que dé un horizonte, una perspectiva, un programa de vida a las personas, en medio de los grandes retos, cuando nos ha tocado subsistir por las presiones del bloqueo  y demás problemáticas.

Pero esto que estamos haciendo hoy (en cuanto a la concreción de las normas jurídicas para los nuevos actores) es un modelo de desarrollo porque es generación de empleo, de oportunidades, de búsqueda de alternativas y de construir un proyecto de país, con la participación de todos, manifestó el Viceprimer ministro. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN