0
Publicado el 29 Septiembre, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

Abdala no deja la menor duda en Ciego de Ávila

Riguroso estudio muestra un 99,16 por ciento de efectividad en la cabecera provincial y 97,74 en Morón: los dos territorios más complicados por el virus
Compartir
Abdala no deja la menor duda en Ciego de Ávila

La práctica está avalando cada vez más el rigor con que nuestros científicos han trabajado en los candidatos vacunales.

Texto y foto PASTOR BATISTA VALDÉS

La comprobada efectividad de la vacuna Abdala entre personas que recibieron las tres dosis correspondientes a la intervención sanitaria, de forma masiva, anima a autoridades de la Salud, políticas, gubernamentales y a la población en la provincia de Ciego de Ávila.

Razones hay. Estadísticas presentadas primero por el Doctor José Ramón Artigas Serpa, metodólogo docente del Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología, durante la Sesión Ordinaria de la Asamblea Municipal del Poder Popular y muy bien trabajadas por el periódico Invasor, dan cuenta de una eficacia del 99,16 por ciento en la cabecera provincial y del 97,74 por ciento en el norteño municipio de Morón, los dos territorios donde con más fuerza se ha manifestado el SARS-CoV-2.

Tal conclusión no es resultado de análisis empíricos o de valoraciones aproximadas, sino de métodos científicamente fundamentados que parten del rastreo minucioso de datos acerca de la vacunación para arribar a formulaciones lo más precisas y objetivas posibles, sobre la base de análisis bioestadísticos y del manejo de modelos estadístico-matemáticos, tal y como explicó el doctor Artigas en declaraciones al rotativo avileño.

Ese seguimiento riguroso permitió comprobar que de los 36 931 moronenses que completaron el ciclo de Abada, solo 625 se contagiaron con el virus en fecha posterior a los 14 días del último “pinchazo”.

No menos alentador es el saldo en el municipio de Ciego de Ávila, donde apenas resultaron positivos 484  ciudadanos, entre los 65 946 que coronaron las tres dosis de la vacuna.

Ambas cifras nada tienen que ver con el grado de infestación que, de acuerdo con otra muestra estudiada, registran  las estadísticas entre quienes no se vacunaron o vieron interrumpido el esquema, a partir del momento en que despegó la mencionada intervención sanitaria y las dos semanas siguientes: 3 200  moronenses y 7 526 avileños.

Si bien especialistas opinan que a la par de la vacunación ha surtido efecto la aplicación más exigente de medidas desde el punto de vista preventivo y organizativo, es obvio que Abdala está demostrando en el terreno y con hechos concretos su poder inmunizador o defensivo frente a un virus que hasta hace muy poco parecía no respetar ciencia ni conciencia en Ciego de Ávila.

He aquí un par de datos y saque usted, amigo lector, su propia conclusión: 19 agosto, 839 casos confirmados y 10 fallecidos (esas jornadas fueron en extremo preocupantes). Cierre del 27 de septiembre: 94 positivos y dos decesos.

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista