2
Publicado el 14 Septiembre, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Nadar por el litoral habanero en tiempos de COVID-19 tiene su precio

Las principales zonas donde se detectaron bañistas fueron: intercepción de calle 1ra y 70, en La Puntilla; la playita de 16 y La Concha, donde se comprobó que varias personas merodeaban esos lugares, situación que se incrementa los fines de semana, precisamente cuando inspectores e integrantes de la Policía Nacional Revolucionaria aumentan los operativos de prevención
Compartir
Nadar en el litoral en tiempos de COVID-19 tiene su precio

La violación de esta señal de alerta, peligro o prohibición, ha ocasionado la imposición de mil 731 multas, de dos mil o tres mil pesos a transgresores del protocolo establecido. (Foto: FACEBOOK/Canal Habana).

Del 2 de agosto al 10 de septiembre se impusieron en La Habana mil 731 multas, de dos mil o tres mil pesos, a personas que persisten en bañarse en las playas del litoral de la capital.

Por el Decreto Ley 31, que regula el protocolo en la actual etapa, fueron sancionadas 178 infracciones el fin de semana último, 63 en La Habana del Este, incluyendo el Reparto Camilo Cienfuegos, y 51 en el municipio de Playa.

Autoridades políticas y gubernamentales de estos territorios rindieron cuentas ante el Grupo Temporal de Trabajo (GTT) para el enfrentamiento a la COVID-19 de la ciudad, en la sesión de este lunes 13 de septiembre, y recibieron señalamientos por el resquebrajamiento de la disciplina y el orden, informa el periódico Tribuna.

Las principales zonas donde se detectaron bañistas fueron en la intercepción de calle 1ra y 70, en La Puntilla; la playita de 16 y La Concha, donde se comprobó que varias personas merodeaban esos lugares, situación que se incrementa los fines de semana, precisamente cuando inspectores e integrantes de la Policía Nacional Revolucionaria aumentan los operativos preventivos.

Orestes Yanes Mestre, coordinador del Gobierno Provincial, señaló que además de las contravenciones impuestas, se explicó a los infractores las normas de aislamiento y bioseguridad, y que su conducta pudiera provocar una elevación de los contagios en momentos cuando la capital exhibe ligera mejoría en los índices de infección de la pandemia.

Luis Antonio Torres Iríbar, Primer Secretario del Partido en la capital y Reinaldo García Zapata, Gobernador de La Habana, exigieron mayor rigor tanto a los representantes de los municipios costeros, como a los órganos de inspección y autoridades del orden.

Asimismo, hicieron un llamado a la ciudadanía a respetar las medidas y normas sanitarias, que es la única forma de vencer a la COVID-19.

En la reunión de trabajo, representantes del sistema de inspección y de las cadenas de tiendas Caribe y CIMEX informaron que a partir de un trabajo conjunto en las últimas horas realizaron inspecciones sorpresivas a 44 establecimientos, de 12 municipios, donde impusieron 92 multas.

El operativo realizado conllevó a un análisis muy crítico en el encuentro, para erradicar conductas que van contra la protección de los derechos del consumidor y la decencia, en una etapa en la cual es más importante que nunca la actuación trasparente y consientes de los trabajadores de este sector, debido a las limitaciones económicas.

Las máximas autoridades de la provincia indicaron un incremento del control en las unidades y ser exigentes contra los violadores de normas.

Recabaron mayor responsabilidad a autoridades políticas y gubernamentales de cada municipio en el chequeo de esa actividad y en la selección de personas idóneas para que integren los grupos de lucha contra coleros.

Otro asunto al cual dedicó amplio espacio la reunión es a las afectaciones provocadas con el abasto de agua, principalmente a zonas del municipio de Playa, como los repartos Santa Fe y Miraflores.

Leonel Díaz Hernández, director general de la Empresa Aguas de La Habana, y Eleazer Moreno Ricardo, director de redes de la Unión Eléctrica, explicaron que en los últimos tiempos, a las limitaciones del líquido en la fuente de abasto Ariguanabo, se suman problemas ocasionados por descargas eléctricas que afectan los interruptores y provocan demora en la puesta en marcha del servicio.

Se indicó recorrer todos los días las líneas para detectar disparos y así reducir al mínimo los problemas, se instó a enfrentar este asunto a partir de mayor ingeniosidad y mediante la aplicación de la tecnología y se propuso pensar en auxiliarse de grupos electrógenos para evitar que sea el pueblo el que sufra la falta del servicio.

En el encuentro explicaron que hoy existe una mejoría ostensible en el suministro de oxígeno a hospitales, policlínicos y otras unidades.

Nilda Roca Menéndez, subdirectora general de Salud en la provincia, dijo que la vacunación infantil contra la COVID-19 marcha de forma favorable y de los 101 mil niños previstos hasta la fecha, recibieron las dosis más de 83 mil, aunque existen unos 12 mil menores que no pudieron pasar ese proceso por diferentes causas justificadas.

La Habana disminuye su tasa de incidencia en los últimos 15 días en 27,2 por ciento; cuenta con seis eventos activos y mil 854 controles de foco; y permanecen ingresadas 10 mil 052 personas, incluidos los que están en el hogar. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN