0
Publicado el 9 Septiembre, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Tras reanudar operaciones

OxiCuba S.A ha entregado al sistema de Salud 220 mil litros de oxígeno

José Manuel Gámez Álvarez, gerente general de OxiCuba S.A, destaca que la necesidad de oxígeno es actualmente una realidad a nivel mundial, y no solo de Cuba, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19
Compartir
OxiCuba S.A ha entregado al sistema de Salud 220 mil litros de oxígeno.

Foto: geiq.cu

Tras la reanudación de las operaciones de la planta de gases industriales OxiCuba S.A., la cual presentaba una avería que afectó por cerca de 100 días su producción de oxígeno, la entidad ha entregado al sistema de Salud 220 mil litros de este elemento, fundamental en el tratamiento a la COVID-19.

José Manuel Gámez Álvarez, gerente general de OxiCuba S.A., precisó al periódico Granma que se concluyó exitosamente la reparación de la planta, asumida por técnicos cubanos y extranjeros, y que continuarán entregando el preciado gas.

La necesidad de oxígeno, expresó, es actualmente una realidad a nivel mundial, y no solo de Cuba, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

Acotó que el país, desde finales de la década de los 90, creó sus propias capacidades de producción y por eso hoy cuenta con estas plantas que, por más de 20 años, han logrado cubrir la demanda nacional.

En el caso de la rotura puntual que sufrió OxiCuba, que garantiza el mayor porcentaje del oxígeno medicinal usado en la Isla, sí hubo que realizar acciones de importación, pues, aunque continuamos entregando ciertas cantidades al sistema de Salud, ello no era suficiente, argumentó.

“No obstante, la proyección es recuperar las capacidades”, dijo.

A partir de la avería que sufrió OxiCuba, se adoptaron medidas correctivas con el fin de afectar lo menos posible la entrega de oxígeno, teniendo en cuenta el escenario que estaba viviendo la nación, desde el punto de vista sanitario y epidemiológico, comentó Yamilet Fuentes Pardiñas, directora general de la empresa nacional de Gases Industriales.

Una de esas soluciones fue trabajar con los niveles de inventarios que había en existencia, además de incrementar la producción de aire comprimido medicinal y continuar con la producción de la planta de oxígeno de Santiago de Cuba que, aun cuando satisface una demanda mucho menor, fue capaz durante este tiempo de cubrir las necesidades más inmediatas de la región oriental, precisó.

Asimismo, dijo, otros actores de la industria y grupos empresariales sumaron esfuerzos, en tanto, las plantas de otros organismos se pusieron a disposición de este noble empeño, entre ella, las de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Todo el que podía producir oxígeno, lo hizo, como cuando se necesitó la «y» para acoplar dos personas a un solo balón de oxígeno, y en pocas horas ya se tenían varios prototipos de la pieza, gracias al ingenio y el humanismo de tecnólogos, ingenieros y trabajadores por cuenta propia que, sin pedir nada a cambio, apostaron por la solución rápida a un problema común.

Destacó que han sido varias semanas de turnos de 24 horas, de un trabajo coordinado, sin descanso, de llenar y distribuir cilindros a toda Cuba, no obstante, si bien continuaron con la entrega, las capacidades que podían aportarse estaban lejos de la demanda real.

En tal sentido, comentó, el mes de agosto fue el más crítico.

Por una parte, la demanda que estaba precisando el Ministerio de Salud Pública –cerca de 40 mil metros cúbicos diarios–, superaba cualquier media histórica y, por otra, luego de dos meses de la avería, comenzaron a disminuir los inventarios acumulados y había que priorizar entonces al territorio que presentaba el panorama más desfavorable, señaló.

Con la puesta en funcionamiento de OxiCuba S.A., capaz de entregar diariamente 70 mil metros cúbicos de oxígeno líquido, poco a poco las reservas irán cubriéndose nuevamente, aseguró la directiva.

Sin embargo, detalló Fuentes Pardiñas, este proceso es imposible que ocurra de la noche a la mañana pues los inventarios que tenían prácticamente se agotaron y ahora deben volver a llegar a esos números.

Puntualizó que todavía quedarán algunos días difíciles por delante, y afirmó que hay que llegarle a todo el país, ir levantando los niveles de producción y, a partir de ahí, estarán casi dos meses hasta lograr estabilizar por completo la entrega de oxígeno. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN