3
Publicado el 16 Octubre, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

La comunidad integra su conciencia

Compartir
La comunidad integra su conciencia.

Estos intercambios permiten que todos (visitantes y visitados) interactúen y aprendan.

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

Que, lejos de limitar, distanciar o aislar al trabajo comunitario, la pandemia del SARS-CoV-2 más bien ha generado mayor integración en torno a él, es un fenómeno cada vez más palpable, a medida que grupos de trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular prosiguen su contacto con estructuras de gobierno y con la población, en barrios y comunidades.

“Pero no puede ser ese un asunto o una experiencia coyuntural, de esta etapa, para resolver problemas asociados a la Covid-19. El verdadero reto está en hacerlo sostenible en el tiempo, en fortalecerlo constantemente y en aprovechar todas sus potencialidades y las posibilidades que ofrece” –razonó en declaraciones exclusivas para BOHEMIA Ana María Mari Machado, vicepresidenta del Parlamento Cubano, quien encabeza una visita a la provincia de Ciego de Ávila.

La comunidad integra su conciencia.

“El reto está en lograr que en todas partes el trabajo comunitario integrado sea sostenible en el tiempo” –afirma la Vicepresidenta del Parlamento cubano.

Por ello, en muy interactivo diálogo con dirigentes de la Asamblea Municipal avileña, presidentes de Consejos Populares, jefes de comisiones permanentes de trabajo y delegados de base, recalcó que la cuestión no es solo tener creado y completo el grupo de trabajo comunitario o la comisión encargada de la prevención y la atención sociales, sino en lograr que cuando el país haya superado este período de pandemia, el formalismo no mate al funcionamiento estable de ese mecanismo que, como se sabe, “busca resolver necesidades y preocupaciones del pueblo, mayor bienestar social, calidad de vida, unidad y fortalecimiento ideológico entre los vecinos de la comunidad.

“Por tanto –enfatizó- debemos hacer bien las cosas, a partir de un correcto diagnóstico de la situación, definir prioridades, incorporar a todo el mundo: organizaciones de masa, líderes naturales, médico y enfermera de la familia, entidades productivas y de servicio enclavadas en el entorno, escuela, casa de la cultura si la hay allí…  darle seguimiento a cada acuerdo hasta que se cumpla y lograr un sentido de educación patriótica, cívica, respeto, buen gusto, identidad nacional y cubanía en todo.”

Del mismo modo, alertó acerca de cómo la chapucería y la falta de seriedad pueden dejar un adverso efecto sobre la población, traducido en el descontento y la insatisfacción que desde siempre ha pretendido sembrar el enemigo imperial en el seno de la sociedad cubana.

La comunidad integra su conciencia.

El barrio, actor en la solución de sus propios problemas.

En tal sentido recordó que no por casualidad el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez ha subrayado la esencia profundamente humana pero también política de la labor que realizan los delegados de base y el Poder Popular en general.

“El trabajo comunitario integrado –resumió- es la integración de la conciencia de la comunidad”.

 

 

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista