0
Publicado el 22 Octubre, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

EDUCACIÓN

Más aulas abren sus brazos

Jorge Luis Perdomo Di-Lella destacó la importancia de la exigencia y el rigor, en busca de la sostenibilidad que requiere el curso escolar, válido también para las enseñanzas artística y deportiva, cuyos estudiantes merecen, igualmente, reiniciar actividades en medio de las condiciones más favorables posibles
Compartir
Más aulas abren sus brazos.

En cada plantel abierto ya, como símbolo imprescindible, ondea la Bandera Nacional.

Texto y foto PASTOR BATISTA VALDÉS

El reto que significa organizar y echar a andar, con todo, un curso escolar bajo la influencia y los peligros que todavía genera el SARS-CoV-2, a pesar de su tendencia al descenso, debe haber quedado lo suficientemente claro para directivos y educadores de provincias como Ciego de Ávila, en el contexto del contacto que por estos días realizan los ministerios de Educación, Educación Superior, Trabajo y Seguridad Social, con presencia de representantes del Gobierno al más alto nivel.

En torno a ese asunto, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, Viceprimer Ministro, añadió la impostergable necesidad de rehabilitar las escuelas, en particular aquellas que han fungido como centros de aislamiento o para la atención a personas contagiadas por el virus.

Ello, dijo, impone retos en términos de alimentación, electricidad, reparación de baños, duchas, dormitorios y otras áreas indispensables para el correcto comportamiento del proceso docente educativo y para garantizarles a estudiantes y profesores condiciones de vida adecuadas.

Frente a un auditorio que congregó, además, a exponentes de sectores, instituciones y organismos relacionados con la educación, Perdomo Di-Lella enfatizó que ese rigor, en busca de la sostenibilidad que requiere el curso escolar, debe ser válido para las enseñanzas artística y deportiva, cuyos estudiantes merecen, igualmente, reiniciar actividades en medio de las condiciones más favorables posibles.

Coincidente con tales apreciaciones, Ena Elsa Velázquez Cobiella, titular cubana de Educación, subrayó, además, algo tan importantes como trabajar sin pérdida de tiempo para concluir el proceso de vacunación con todos los estudiantes, de manera que no quede ni uno solo sin ser inmunizado.

Más aulas abren sus brazos.

Aulas avileñas volvieron a abrir sus puertas el pasado 4 de octubre, otras lo harán el próximo 8 de noviembre y el resto una semana después.

También llamó a prever los detalles y aseguramientos para garantizar la ubicación laboral de los jóvenes que egresen en el campo de la pedagogía o de la enseñanza técnico profesional, ante la particularidad que significa organizar dos graduaciones este año.

Por su parte José Ramón Saborido, ministro de Educación Superior, recordó que el hecho de haberse convertido en irregular un curso concebido como regular, ha tenido repercusión directa en objetivos que no se han cumplido de igual manera, en tanto ha generado atrasos que será preciso ir recuperando poco a poco, con seguridad, para retornar a la normalidad y garantizar un egreso de los estudiantes con solidez en su formación integral.

Tanto para los padres de esos jóvenes, como para el caso de los niños y adolescentes de la enseñanza general, la escuela debe seguir siendo vista como un lugar seguro para sus hijos, y con esa convicción van a seguir cooperando también, desde el ámbito familiar, en todo lo necesario para que el curso escolar fluya como corresponde, afirmó finalmente el Viceprimer ministro cubano.

Aulas avileñas, en fin, volvieron a abrir sus puertas el pasado 4 de octubre, otras lo harán el próximo 8 de noviembre y el resto una semana después. Así lo ha permitido la situación, mucho más propicia hoy, en torno a la pandemia. El entorno nacional tiende a mejorar también. Entre las actividades que más agradece, anima a la población y reanima a campos y ciudades están precisamente las relacionadas con el curso escolar. Mucho ojo, pues, con ellas… para que todo despegue y prosiga bien.

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista