3
Publicado el 12 Octubre, 2021 por Prensa Latina en Nacionales
 
 

Condigna respuesta a aviesa provocación

Denegado permiso a marcha considerada ilícita y provocadora

Hoy hubo respuestas similares publicadas por los Gobiernos de los municipios de Guantánamo, Consolación del Sur,, Cienfuegos, Santa Clara, Nuevitas, y Holguín, que condenaron todo acto para desestabilizar el orden interno
Compartir
EEUU subversión contra Cuba

Imagern ilustrativa en Prensa Latina

Cienfuegos

Foto en Prensa Latina

Cienfuegos, Cuba, 12 oct (Prensa Latina) El Gobierno Provincial de Cienfuegos, en el centro de Cuba, denegó hoy el permiso para una marcha convocada para el próximo 20 de noviembre, tras no reconocer legitimidad en las razones para esa iniciativa.

En una carta, el jefe de Funcionamiento Interno y Asesoría Jurídica, Raúl González Quintana, catalogó dicha solicitud como una provocación, en el contexto de la subversión contra el proceso revolucionario y la estrategia de cambio de régimen para la nación caribeña, ensayada en otros países.

La misiva, publicada en el portal web del Gobierno de esa demarcación, señaló que ‘no se reconoce legitimidad en las razones que se esgrimen para la marcha’, cuyos organizadores guardan relación con instituciones subversivas y agencias financiadas por Estados Unidos, con la intención manifiesta de modificar el sistema político.

El mensaje remarca que, de forma inmediata a su anuncio, la marcha recibió el apoyo público de legisladores norteamericanos, operadores políticos y medios de comunicación que alientan acciones contra el pueblo cubano, intentan desestabilizar el país e instan a la intervención militar.

El documento recuerda que el artículo 56 de la actual Constitución de la República dispone entre los requisitos para el ejercicio del derecho a la manifestación, la licitud y el ‘respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley’.

De igual forma, apunta al artículo 45 de la carta magna, el cual refiere que el ‘ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes’.

La propia legislación define en su artículo cuatro que el sistema socialista es irrevocable, ‘por lo cual toda acción ejercida en su contra es ilícita’, enfatiza el comunicado.

La carta magna vigente fue debatida ampliamente y aceptada en referendo por el 86,85 por ciento de los votantes, mayoría que escogió de manera soberana y libre el sistema socialista.

‘De esa forma los electores aprobaron su irrevocabilidad y el derecho de combatir por todos los medios a cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido’, subraya el texto.

La misiva menciona además que, si bien la realización de ese acto invoca un derecho constitucional, este no puede ejercerse en contra de los demás postulados y garantías esenciales de la carta magna, lo que determina el carácter ilícito de la marcha.

Consolación del Sur

Captura

Pinar del Río, Cuba, 12 oct (Prensa Latina) El Gobierno municipal de Consolación del Sur, en el occidente de Cuba, desaprobó hoy la realización de una marcha que catalogó de provocación como parte de la estrategia de cambio de régimen para la nación caribeña.

El Consejo de la Administración de la localidad de la provincia de Pinar del Río dio respuesta de esa forma a una convocatoria contrarrevolucionaria prevista para el próximo 20 de noviembre, cuyo esquema se concibió simultáneo para otros territorios de la isla mayor de las Antillas.

La misiva, publicada en el portal web del Gobierno de esa demarcación, señaló que ‘no se reconoce legitimidad en las razones que se esgrimen para la marcha’, cuyos organizadores guardan relación con instituciones subversivas y agencias financiadas por Estados Unidos, con la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político.

El mensaje remarca que, de forma inmediata a su anuncio, la marcha recibió el apoyo público de legisladores norteamericanos, operadores políticos y medios de comunicación que alientan acciones contra el pueblo cubano, intentan desestabilizar el país e instan a la intervención militar.

El documento suscribe que el artículo 56 de la actual Constitución de la República dispone entre los requisitos para el ejercicio del derecho a la manifestación la licitud y el ‘respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley’.

De igual forma, apunta al artículo 45 de la carta magna cubana, el cual refiere que el ‘ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes’.

La propia legislación define en su artículo cuatro que el sistema socialista es irrevocable, ‘por lo cual toda acción ejercida en su contra es ilícita’, enfatiza el comunicado.

La carta magna vigente fue debatida ampliamente y aceptada en referendo por el 86,85 por ciento de los votantes, mayoría que escogió de manera soberana y libre el sistema socialista.

‘De esa forma los electores aprobaron su irrevocabilidad y el derecho de combatir por todos los medios a cualquiera que intente derribar el orden político, social y económico establecido’, subraya el texto.

La misiva menciona además que, si bien la realización de ese acto invoca un derecho constitucional, este no puede ejercerse en contra de los demás postulados y garantías esenciales de la propia carta magna, lo que determina el carácter ilícito de la marcha.

Holguón gobierno municipal, La Periquera

Fotoen Prensa Latina

Holguín, Cuba, 12 oct (Prensa Latina) El Gobierno municipal de la ciudad cubana de Holguín desaprobó hoy la realización de una marcha que catalogó de ilícita, cuyos promotores poseen vínculos con organizaciones subversivas empeñadas en desestabilizar el orden constitucional de la isla.

Yunior Torres, intendente del Consejo de la Administración de esa localidad cabecera de la provincia de Holguín, dio respuesta de esa forma a una convocatoria contrarrevolucionaria prevista para el 20 de noviembre, y trasladada luego para cinco días antes.

Según la respuesta publicada en el portal web del Gobierno de Holguín, ‘no se reconoce legitimidad en las razones que se esgrimen para la marcha’, cuyos organizadores guardan relación con organizaciones subversivas y agencias financiadas por Estados Unidos, con la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en la isla caribeña.

El documento suscribe que el artículo 56 de la Constitución de la República de Cuba dispone entre los requisitos para el ejercicio del derecho a la manifestación la licitud y el ‘respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley’.

‘Ello reafirma que la marcha anunciada, cuyo esquema organizativo se concibe simultáneo para otros territorios del país, constituye una provocación como parte de la estrategia de cambio de régimen para Cuba, ensayada en otros países’.

La respuesta de Torres hace referencia además a que, de forma inmediata a su anuncio, la marcha recibió el apoyo público de legisladores estadounidenses, operadores políticos y medios de comunicación que alientan acciones contra el pueblo cubano, intentan desestabilizar el país e instan a la intervención militar.

De igual forma, el documento apunta al artículo 45 de la carta magna cubana, el cual refiere que el ‘ejercicio de los derechos de las personas solo está limitado por los derechos de los demás, el bienestar general, el respeto al orden público, a la Constitución y a las leyes’.

La propia ley de leyes define en su artículo cuatro que el sistema socialista es irrevocable, ‘por lo cual toda acción ejercida en su contra es ilícita’.

 

 

 

 

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina