0
Publicado el 28 Octubre, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Presentan informe sobre la más alta fiscalización al Ministerio de la Construcción

Compartir
Nuevas disposiciones en Cuba sobre subsidios para construir.

Foto: granma.cu

Una mayor prioridad en la atención al sistema empresarial y el impulso a la Política de la Vivienda se encuentran entre las principales recomendaciones de los diputados cubanos al Ministerio de la Construcción (MICONS) como resultado del ejercicio de la más alta fiscalización a ese organismo, cuyos resultados se dieron a conocer hoy en La Habana.

Durante el VII período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Santiago Lajes Choy, presidente de la Comisión de Industrias, Construcciones y Energía, informó que se detectaron avances parciales durante el primer trimestre de 2021, en particular en la sustitución de importaciones y el inicio de la experiencia del programa inmobiliario, e identificaron como carencia, que la estrategia del sector no incorpora acciones vinculadas con la exportación.

Calificaron como bajas las tasas salariales fijadas para los oficios del sector en relación a los precios reales de los alimentos y del transporte de personal.

En cuanto al cumplimiento del Plan de la Economía y la ejecución del Presupuesto del Estado en esa esfera, destacaron que el MICONS y el sistema empresarial cumplieron el plan de ventas el pasado calendario al 107.6 por ciento, mientras, las utilidades decrecieron en comparación al 2019.

Por otra parte, mencionaron que el Grupo Empresarial de Materiales de la Construcción (GEICON) dejó de ingresar más de 106 millones de pesos debido al incumplimiento de producciones físicas, y en esto influyó la limitación con la entrega de portadores energéticos y el mal estado técnico del equipamiento tecnológico y no tecnológico por falta de partes y piezas y agregados.

De igual forma constataron preocupaciones de los trabajadores en relación con el pago de las utilidades, a partir de la tarea ordenamiento, dado que con la reforma salarial no existen otras posibilidades legales para diferenciar y estimular el trabajo en las obras e inversiones priorizadas.

Sobre la situación financiera las comisiones precisaron que se mantienen elevados saldos vencidos de las cuentas por cobrar y pagar, así como cuentas en litigio en las tres Organizaciones Superiores de Dirección Empresarial (OSDE) relacionadas con el sector de la construcción.

Las fichas de costos elaboradas en el escenario ordenamiento son superiores a los precios aprobados y 16 de las 42 empresas del OSDE GEICON tuvieron pérdidas al cierre de agosto del presente año, puntualizaron.

Se sobrecumplieron los indicadores productivos en 2020  en la producción de hormigón premezclado, hormigón asfáltico caliente, piedra triturada, revestimiento y piso de cerámica, y en la obtención de cemento para empresas estatales.

Se incumplió en la construcción de viviendas, la producción de hormigón prefabricado, de arena, bloques, muebles sanitarios, azulejos, tejas y tanques de asbesto cemento, y el cemento y clinker para la exportación.

Los diputados insistieron en que no se emplea la capacidad constructiva disponible, se aprecian dificultades en el cumplimiento del cronograma del proceso inversionista, en su calidad y eficiencia, y en el aprovechamiento de la jornada laboral, entre otras.

Resumieron que el 2020 en esa esfera cerró con el 84 por ciento de cumplimiento de las inversiones, por lo cual todos esos indicadores decrecieron en relación al 2019, y las exportaciones no alcanzaron los niveles planificados ni reflejan avances significativos en comparación con periodos anteriores.

Destacaron que Cuba se ubica dentro de los cuatro países de mayor precio del servicio de la construcción, lo cual la hace poco competitiva a nivel internacional, y en ello inciden los bienes y servicios relacionados con la actividad, y aún no se perciben resultados en la solución de ese fenómeno que influye negativamente en la atracción de nuevos negocios de mayor valor agregado.

Los expertos constataron que al cierre de 2020 en el país estaban funcionado 62 Cooperativas No Agropecuarias (CNA) dedicadas a la construcción, en su mayoría no estatales, y sus ingresos alcanzados crecieron en un tres por ciento respecto al 2019, con un decrecimiento de las utilidades de un cuatro por ciento.

En la gestión de algunas cooperativas detectaron deficiencias en los registros contables, en la elaboración del libro de obra y la carta límite, y en los contratos y suplementos en cuanto a la definición de plazos, responsabilidades y actualizaciones de cambios.

Refirieron que algunos de estos planteamientos se irán resolviendo con el perfeccionamiento de los actores económicos, y alertaron sobre el éxodo de fuerza de trabajo calificada hacia el sector no estatal, en detrimento de la Empresa Estatal Socialista.

En cuanto al trabajo por cuenta propia, explicaron que al cierre de diciembre de 2020 se encontraban vigentes 79 mil 311 autorizaciones en las actividades relacionadas con el MICONS, y sobre la preocupación de esos trabajadores destacaron la necesidad de que se ejerza un mayor control y enfrentamiento a las personas que de manera ilegal brindan los mismos servicios sin pagar impuestos.

De la política de la vivienda el informe constató que, hasta mayo de 2021, se terminaron 99 mil 252 viviendas, en su mayoría por esfuerzo propio, con una tendencia al decrecimiento e incumplimiento del plan estatal y los subsidios.

De las prioridades planteadas en la política, al cierre de mayo en el país existen más de 49 mil afectaciones climatológicas, mayormente derrumbes totales, más de 11 mil células básicas habitacionales sin concluir de años anteriores, 94 mil 175 pisos de tierra y ocho mil 997 cuarterías.

En cuanto a la atención a las madres con tres o más hijos menores de 17 años, se apreció que de las más de 42 mil identificadas, 29 mil 417 demandan acciones constructivas en sus moradas y se han beneficiado cinco mil 841 con casi dos mil 500 acciones constructivas.

Las comisiones subrayaron que continúa siendo la rehabilitación la ruta crítica para detener el deterioro del fondo habitacional y puntualizaron que aún no se satisface la demanda del desarrollo local de la producción de materiales, y en 2020 sólo ocho provincias del país cumplieron el plan de producción local de materiales de construcción.

Acotaron que se evidencia insatisfacción de la población con el Programa de la Vivienda en general, por morosidad en los trámites, acreencia de recursos materiales, subsidios sin terminar de años anteriores y recursos financieros inmovilizados en los bancos por ese concepto.

Los parlamentarios reconocieron el papel de la ciencia y la innovación en el desarrollo del MICONS, con un mecanismo sistemático de coordinación entre ese organismo y los centros de Educación Superior.

Para la más alta fiscalización  las Comisiones de Industria, Construcciones y Energía y de Asuntos Económicos, realizaron 37 acciones, tres videoconferencias y se participó en los consejos de dirección del MICONS y de las OSDE.

Asimismo, se visitaron 15 provincias, 71 municipios y 91 obras e inversiones, fueron recepcionados y evaluados más de 400 documentos e informes y se contactó con casi tres mil personas entre directivos, técnicos-especialistas, trabajadores y población en general. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN