0
Publicado el 25 Noviembre, 2021 por ACN en Nacionales
 
 

Freddy y su sencilla manera de amar a Fidel

Díaz Gerán es trabajador por cuenta propia del sector del Transporte en la ciudad capital de Ciego de Ávila y son varias las imágenes del Líder Histórico de la Revolución cubana que están en medio de trabajo, como sinónimo de respeto y admiración por ese hombre, que no fue grande solo en estatura sino también en su incesante búsqueda de la justicia para todos, en Cuba y en el mundo
Compartir
Freddy y su sencilla manera de querer a Fidel.

Foto: OSVALDO GUTIÉRREZ GÓMEZ

Por LUBIA ULLOA TRUJILLO

Con mucho orgullo el avileño Freddy Díaz Gerán muestra en su bicitaxis fotos del Comandante en Jefe Fidel Castro, a quien siempre ha considerado como su otro padre por ser el que le enseñó con su ejemplo el amor a la Patria y a la especie humana.

Díaz Gerán es trabajador por cuenta propia del sector del Transporte en la ciudad capital de Ciego de Ávila y son varias las imágenes del Líder Histórico de la Revolución cubana que están en medio de trabajo, como sinónimo de respeto y admiración por ese hombre, que no fue grande solo en estatura sino también en su incesante búsqueda de la justicia para todos, en Cuba y en el mundo.

Fidel está en cada uno de los cubanos que supieron entenderlo, interpretarlo y quererlo, yo no me perdí ninguno de sus discursos, en ellos estaban todas las explicaciones a las dudas que pudiera tener, dijo Díaz Gerán, de 56 años.

En casa tengo muchas más fotografías del Comandante, de quien recuerdo su denuncia al mundo del crimen de  los deportistas  en Barbados, casi niños, y que el odio del imperialismo y de quienes se pusieron a su servicio les arrebató la vida, confesó con voz firme.

“Yo he llorado la muerte de dos hombres, la de mi padre biológico, y la de Fidel, pues nadie como él nos hizo entender la importancia de valorar nuestras raíces, de defenderlas y de ser solidarios con los pueblos oprimidos”.

Freddy y su sencilla manera de querer a Fidel

Foto: OSVALDO GUTIÉRREZ GÓMEZ

No critico a quienes quieren irse del país, cada uno decide su propio destino, solo digo que fuera de nuestras fronteras no es como lo pintan, y sí, tenemos que cambiar lo que está mal, pero a nuestro modo sin dejar a la Revolución y sin olvidar el pensamiento de Fidel, manifestó este avileño.

Viví lo horrendo de una guerra en Cuito Cuanavale, donde la Unita no tenía piedad con el pueblo angolano.  Allí fui con solo 18 años y a partir de ese momento empecé a pensar como una persona madura.

Cuando  el último rebrote de la pandemia de la COVID-19 en Ciego de Ávila, Freddy fue uno de los bicitaxeros que dio su disposición para apoyar el llamado de Salud Pública de prestar servicios en piqueras de centros asistenciales.

Freddy y su sencilla manera de querer a Fidel.

Foto: OSVALDO GUTIÉRREZ GÓMEZ

Este 25 de noviembre, cuando se cumplen cinco años de la despedida física del Comandante en Jefe, Freddy proseguirá su recorrido por las calles de Ciego de Ávila en su bicitaxis para, a su paso, hacer el bien como discípulo del hombre cuya partida arrancó lágrimas de sus ojos. (ACN).

Compartir

ACN

 
ACN