0
Publicado el 2 Noviembre, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

SALUD EN CUBA

Mérito a un aporte profundamente humano

A medida que desciende la incidencia del virus crece el respeto hacia quienes más han sobresalido en el enfrentamiento a él
Compartir
Mérito a un aporte profundamente humano.

Orden Lázaro Peña a destacados profesionales de la salud.

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

Profesionales de la Salud, junto a trabajadores y colectivos laborales de otros sectores, continúan recibiendo el reconocimiento del país en diferentes partes del archipiélago, por la contribución ofrecida durante meses de incesante enfrentamiento a la Covid-19.

En Ciego de Ávila ese deferente gesto cobró forma concreta mediante el otorgamiento de la Orden Lázaro Peña González de primer grado a dos doctores y un licenciado en enfermería, e igual condecoración, pero de tercer grado, a otros tres profesionales, según acuerdo del Consejo de Estado de la República de Cuba a partir de la propuesta realizada por el Secretariado Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Mérito a un aporte profundamente humano.

Hora de seguir tomados de las manos.

Igual procedimiento condujo a la entrega de la Medalla Jesús Menéndez a once destacados trabajadores de la propia salud y de los sindicatos azucarero y civiles de la defensa, mientras dos trabajadoras de la esfera industrial recibieron el Certificado de Proeza Laboral (concedido también a la Brigada Especial y a la Unidad Provincial de Vigilancia y Patrullaje), en tanto a un mecánico de la pesca le fue conferido el Sello Mérito al humanismo, la solidaridad y la sensibilidad.

El homenaje reservó espacio también para ponderar el aporte de organismos e instituciones que en momentos de gran tensión aseguraron el abastecimiento de oxígeno medicinal a hospitales del territorio, con el propósito de continuar salvando vidas.

Mérito a un aporte profundamente humano.

La obra yace ahí, en miles de lugares y de momentos.

Tras felicitarlos a todos, Niurka Ferrer Castillo, Secretaria de la CTC en Ciego de Ávila, destacó la capacidad de la nación para producir sus propias vacunas, como expresión del desarrollo científico alcanzado por la medicina cubana, con el Comandante en Jefe Fidel Castro como principal inspirador.

Seguidamente subrayó cómo en medio de esta adversa etapa “el país ha preservado los derechos y garantías laborales, sin que nadie quede abandonado o desamparado, conforme a un principio elemental de la Revolución desde su triunfo mismo”.

Los presentes respaldaron la condena del movimiento obrero a la permanente escalada enemiga contra Cuba y reafirmaron el compromiso con la historia y con el futuro, sobre la base de la resistencia, el patriotismo y la unidad como armas invencibles para seguir adelante.

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista