0
Publicado el 10 Noviembre, 2021 por Pastor Batista en Nacionales
 
 

Nuevo instituto no renuncia a prioridad del ordenamiento

Importante que territorial y urbanísticamente predomine en toda Cuba lo establecido y ponerle coto a vicios e ilegalidades incompatibles con los programas de desarrollo del país
Compartir
Nuevo instituto no renuncia a prioridad del ordenamiento

Lograr un entorno urbano, turístico e incluso rural más ordenado y funcional es algo totalmente posible.

Texto y fotos PASTOR BATISTA VALDÉS

Si alguien imaginó que la reciente creación del nuevo Instituto Nacional de Ordenamiento Territorial y Urbanismo (INOTU) significaría “sacarle pie” al pedal que venía acelerando su predecesor: el de Planificación Física (IPF), supuso erradamente.

Intercambios de trabajo encabezados por el General de División Samuel Rodiles Planas, presidente del nuevo órgano, confirman la voluntad de continuar priorizando objetivos como los relacionados con el proceso de reconversión de inmuebles estatales en viviendas, seguir erradicando ilegalidades, sobre todo en zonas de playas, simplificar todavía más determinados trámites por parte de la población y concluir la actualización e informatización de Catastro Urbano, entre otros.

En medio de las serias limitaciones que ha venido enfrentando el programa de construcción de viviendas, cobra trascendencia la alternativa de reconvertir inmuebles estatales en hogares para familias necesitadas, de acuerdo con el reconocimiento del Estado cubano al derecho de toda persona a tener una vivienda adecuada y un hábitat seguro y saludable.

Nuevo instituto no renuncia a prioridad del ordenamiento.

En la mirada y la actuación del país está cada vez más presente el asunto del medio ambiente.

Como se sabe, por esa vía miles de familias han visto resuelto su problema, en el contexto de un proceso que según ha dicho Rodiles Planas continuará en lo adelante, pues forma parte del Esquema Nacional de Ordenamiento del Hábitat y, junto a otras tareas, responde al cumplimiento de los compromisos con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

No exento, como ningún sector, de los obstáculos y efectos derivados de la pandemia, el antiguo instituto vio afectada su actividad de inspección en playas, lugares turísticos y otros entornos donde igualmente debe imperar la legalidad, sin embargo el año 2022 debe traer aparejado el rescate de acciones a favor de la inspección y del control en aras de lo legislado y a favor de propósitos muy concretos trazados por el país en correspondencia con la Tarea Vida.

La creación del INOTU conduce a un cambio hacia una subordinación vertical con impacto positivo que debe conducir a una mayor exigencia en el cumplimiento de la política del Estado en su ámbito, una mayor efectividad en la fiscalización del territorio, así como más eficacia y eficiencia en la prestación de servicios a personas naturales y jurídicas.

Se trata, en fin, de continuar corrigiendo lo mal hecho hasta ahora y lograr que en lo adelante todo se conciba, se ejecute y fluya como se ha aprobado y dispuesto por la nación.

Compartir

Pastor Batista

 
Pastor Batista