Ofensiva a favor de la “otra casa”
Ofensiva a favor de la “otra casa”

Ofensiva a favor de la “otra casa”

En coincidencia con el Día del trabajador agropecuario (3 de octubre), este lunes partieron hacia Pinar del Río dos brigadas de trabajadores especializados en el montaje de casas de cultivo, con el propósito de ayudar a la recuperación de las instalaciones de ese tipo que resultaron dañadas por los vientos del huracán Ian.

Decididos a cerrar fila, codo a codo, con obreros y especialistas pinareños, durante el tiempo que sea necesario, los integrantes de ambas brigadas son de la Unidad Empresarial de Base (UEB) Producción de Vegetales, perteneciente a la Empresa Agroindustrial Ceballos, de Ciego de Ávila.

Ofensiva a favor de la “otra casa”
La decisión es volver a dejar así las casas dañadas por Ian allá.

Según trascendió durante la despedida, a cargo de directivos y trabajadores, la solidaria fuerza acumula experiencia no solo en la rutina productiva del territorio, sino también en el apoyo a provincias que con anterioridad recibieron el despiadado impacto de huracanes tropicales.

Previo a la partida, el joven Darisley López Martín enfatizó la disposición colectiva de sobreponerse a las rigurosas condiciones en que tendrán que trabajar, así como la voluntad de agilizar las labores y de obrar con la calidad que siempre ha distinguido a la empresa.

Actualmente la UEB avileña cuenta con 310 casas de cultivo -todas en producción según afirma su directora Jackeline Cajigal Favier- que desde enero hasta diciembre tributan hortalizas y vegetales para satisfacer demandas del turismo en Ciego de Ávila y en otros polos cubanos, así como para su venta a la población, en determinados puntos.

Ofensiva a favor de la “otra casa”
Imágenes como esta volverán a signar el escenario productivo pinareño.

CRÉDITOS

Texto y fotos: Pastor Batista

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos