Sin fecha

Una cruenta represión siguió a los hechos del Moncada
Nínive Broost era mecánico de autos. Le detuvieron en Santiago de Cuba
y poco después aparecía su cadáver con más de 10 balazos
Rafael Orejón Forment, apenas un niño que marchaba
de Nicaro a Santiago de Cuba a reunirse con
sus padres, quienes solo pudieron abrazar su cadáver
Antonio Ramírez era simplemente un curioso que estuvo presente en una
calle santiaguera, durante un encuentro entre la fuerza
pública y los revolucionarios
Hugo Fernández Barroso fue baleado en la calzada habanera de Ayestarán.
Se le acusaba de haber puesto una bomba en el Hotel Comodoro
Enélida González Hernández, estudiante universitaria, fue secuestrada para que
denunciara hechos revolucionarios, y al negarse fue torturada
Carlos Manuel Armiñán  fue muerto a tiros, en la puerta de su residencia
en Santiago de Cuba, por un desconocido
Rolando Poland Azoy, de 20 años de edad, fue torturado ferozmente.
Su cuerpo apareció cerca del Stadium de La Habana
En una finca del reparto Diezmero apareció ahorcado Juan Bautista Tey 
Parra, periodista santiaguero. Junto a él, igualmente ahorcado
estaba Eduardo Palmero Hernández
A Faustino Dilla lo encontraron colgado de un árbol en Marianao.
Se le identificó por un recibo de la Prisión de La Habana, de donde
había salido hacía solamente unas horas
Antonio jardín Sarmiento resultó víctima inocente en una balacera
El cadáver de este joven apareció al fondo del Palacio de Justicia.
Lo ultimaron a balazos. Su entierro provocó grandes disturbios
en La Habana
Rogelio Paredes Careaga, estudiante de Medicina, había desaparecido.
Lo hallaron en la Vía Blanca con 13 perforaciones de proyectiles
de arma de fuego
A golpes fue ultimado en Regla el joven Alberto Fernández Monzo.
En su sepelio se produjo una gran alteración del orden
El cuerpo ahorcado de Salvador Sánchez Céspedes apareció en las
Alturas del Vedado, con señales de haber sido torturado salvajemente
Porfirio Estévez Ferra, condecorado de la II Guerra Mundial, fue sacado de su casa una madrugada,
y apareció muerto después con una bomba colocada en el pecho