Ir al inicio
Sección En Cuba: mirada crítica a una isla que lucha por su desarrollo y por defender su plena soberanía


Ciudad monumento de conjunto

Con 48 sitios y construcciones declarados Monumento Nacional, Santiago es la segunda provincia, luego de La Habana, con mayor cantidad de ellos

Cementerio de Santa Ifigenia
Cementerio de Santa Ifigenia. Guarda los restos de insignes
figuras, como Carlos Manuel de Céspedes, José Martí y
Mariana Grajales. (Foto: autor sin identificar)

El estudio sistemático del devenir arquitectónico y urbanístico de Santiago de Cuba ha permitido la definición, la estructuración y la articulación de numerosas áreas de alto valor monumental que, tanto por separado como en su interrelación, regalan la visión de una urbe en la que se integran de manera coherente y armónica los valores históricos, patrimoniales, culturales y naturales. El verlo como un proceso y en su integralidad ha permitido afirmar al Conservador de la Ciudad, Omar López Rodríguez, que “Santiago más que un conjunto de monumentos, es un monumento de conjunto”.

En el interior de estos espacios, bien delimitados, se localizan inmuebles o sitios que por su significación requieren ser legados a las generaciones que nos sucedan. Ese pensamiento de preservación del patrimonio construido estuvo presente desde inicios del siglo XX, con la labor precursora de numerosas personalidades como: Emilio Bacardí Moreau, José Bofill Cayol, Federico Pérez Carbó, Ulises Cruz Bustillo, Fernando Boytel Jambú, Felipe Martínez Arango y Francisco Prat Puig; también constó en la línea programática de asociaciones cívicas como la Junta de Heredia (1889- 1903), el Comité Protector de los Monumentos Públicos (1911- 1913), la Sociedad de Geografía e Historia de Oriente, el Comité Pro-Monumentos y Lugares Históricos y Artísticos de Santiago de Cuba (1944-1956), y Acción Ciudadana (1940-1961).  

Desde el triunfo de la Revolución, en 1959, los esfuerzos en materia de salvaguarda y gestión del patrimonio fueron articulados a partir de un programa estatal centrado desde la Oficina de Historia del Partido y la Comisión de Monumentos, dirigidas por Arturo Duque de Estrada; de esos primeros momentos datan restauraciones y puesta en valor de inmuebles de trascendencia desde el punto de vista patrimonial, como son la Casa de Velázquez, convertida en Museo de Ambiente Histórico Cubano, la casa natal del poeta José María Heredia, el castillo del Morro, y el Museo de La Isabelica, en la Gran Piedra. 

En la actualidad, entidades como la Dirección Provincial de Patrimonio Cultural, la Comisión Provincial de Monumentos y la Oficina del Conservador de la Ciudad (1997) encaminan una política de mantenimiento y restauración que garantice la pervivencia y vida útil, a fin de que las actuales y futuras generaciones puedan disfrutar de esos significativos exponentes de la arquitectura y el urbanismo santiagueros.

La Constitución de la República (1976) fijó el concepto de Monumento Nacional como todo centro histórico urbano y toda construcción, sitio u objeto que por su carácter excepcional merezca ser conservado, por su interés cultural, histórico o social para una localidad determinada y, que como tal, haya sido declarado por la Comisión Nacional de Monumentos e inscripto en el Registro Nacional de los Monumentos Nacionales y Locales. En tal sentido, declarar un bien como tal categoría permite un reconocimiento legal que lo ampara y entraña un compromiso para la ciudad y sus organismos responsables en el orden de su recuperación, conservación y vida útil.

La acción sistemática y perseverante de todas estas instituciones ha permitido que, desde 1978 hasta la actualidad, Santiago de Cuba cuente con 48 sitios y construcciones declarados Monumento Nacional; de estos, 23 ubicados en la capital provincial; es, por tanto, la segunda provincia, luego de La Habana, con mayor cantidad de declaratorias. Un balance pormenorizado refrenda que las propuestas han evidenciado y validado, a partir de investigaciones científicas llevadas a cabo por equipos multidisciplinarios, el rico acervo patrimonial santiaguero, además de sistematizar las singularidades de su comportamiento arquitectónico y urbanístico.  

Casa Natal de José María Heredia
Casa Natal de José María Heredia, el poeta que dotó a la
nacionalidad cubana de dos de sus grandes símbolos: la
palma y la estrella solitaria. (Foto: autor sin identificar)

El reconocimiento del centro histórico urbano (3.2 km2), sector fundacional que abarca el crecimiento de la ciudad desde 1515 hasta 1898, como Monumento Nacional (Resolución 3/1978) constituyó un impulso a este proceso de salvaguarda y protección. En ese  primer momento también se incluyeron la Casa Natal de Antonio Maceo, la Casa de Frank País, la Granjita Siboney, el antiguo Cuartel Moncada y el Cementerio Santa Ifigenia (1868), este último tiene la peculiaridad de haber sido declarado en dos oportunidades:1936 y 1979.

A partir de ese momento y a lo largo de más de 30 años, se han sumado otros inmuebles y sitios que clasifican dentro de los mayores ejemplos de la arquitectura y la historia santiagueras: la Loma del Intendente, la Casa natal del poeta José María Heredia; dos edificaciones del repertorio civil, representativas del gobierno de la ciudad y la provincia: las sedes del Ayuntamiento y el Gobierno Provincial, respectivamente. De igual modo, es trascendente el hecho de que en el entorno del Área Monumental 26 de Julio existan cuatro grandes inmuebles con la categoría; además del Cuartel Moncada, se incorporan el Palacio de Justicia, el Parque-Museo-Biblioteca Abel Santamaría y la Escuela Normal para Maestros.  

Resulta un aval y muestra de la labor consecuente en cuanto a la preservación del patrimonio santiaguero que dos sitios en su momento declarados Monumento Nacional hoy formen parte de la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco: el Sitio San Pedro de la Roca del Morro (1997) y el Paisaje Arqueológico de las Primeras Plantaciones Cafetaleras en el Sudeste de Cuba (2000).
No puede soslayarse la recuperación del patrimonio intangible con la declaratoria del son como Patrimonio Cultural de la Nación Cubana (2012), mientras la Tumba Francesa La Caridad de Oriente en el 2005 fue incluida en la lista del Patrimonio Mundial como Obra Maestra del Patrimonio Oral.

Estos exponentes forman parte de ese tejido construido que da forma a la ciudad, y constituyen símbolos de identidad, son prueba fehaciente de los valores históricos, artísticos y patrimoniales atesorados por esta urbe que se apresta a celebrar su medio milenio de existencia en 2015. Ello nos obliga a su conocimiento, pero sobre todo a su salvaguarda y protección, al formar parte del rico legado histórico-cultural.

Lista de Monumentos Nacionales
Centro Histórico Urbano, Resolución 03/1978/ Casa Natal de Antonio Maceo, Resolución 03/1978/ Casa de Frank País García, Resolución 03/1978/ Cementerio Santa Ifigenia, Resolución 03/1978/ Antiguo Cuartel Moncada, Resolución 03/1978/ Granjita Siboney, Resolución 03/1978/ Casa Natal de José María Heredia, Resolución 09/1979/ Loma del Intendente, Resolución 09/1979/ Castillo del Morro, Resolución 09/1979/ Conjunto Ruinas de Cafetales Franceses, Resolución 99/1991/ La Gran Piedra, Resolución 101/1991/ Escuela Normal para Maestros, Resolución 146/1997 Parque Museo Biblioteca Abel Santamaría, Resolución 151/1998/ Palacio de Justicia, Resolución 151/1998/ Museo Provincial Emilio Bacardí Moreau, Resolución 153/1999/ Archivo Histórico (antiguo Vivac), Resolución 157/1999/ Escuela de Artes y Oficios Mayor General Antonio Maceo Grajales, Resolución 163/2000/ /Ayuntamiento de Santiago de Cuba, Resolución 179/2002/ Gobierno Provincial, Resolución 180/2002/ Instituto de Segunda Enseñanza Cuqui Bosch, Resolución 181/2002/ Antiguo Seminario San Basilio Magno-Colegio La Salle, Resolución 190/2003/ Plaza de la Revolución, Resolución 5/2011/ Paisaje Cultural El Cobre y sitio Camino de la Virgen, Resolución 01/2012 /

 

 

 

 

 


Bohemia en Facebook
ecoestadistica.com