0
Publicado el 8 Enero, 2015 por Armando Hart Dávalos en Opinión
 
 

José Martí y Estados Unidos

Por: ARMANDO HART DÁVALOS

Con la entrega de La Utilidad de la Virtud a la Brigada Venceremos por su inclaudicable solidaridad con nuestro pueblo durante 45 años, la Sociedad Cultural José Martí le rinde merecido homenaje con su más alto galardón. Recordamos la llegada de los primeros brigadistas procedentes de Estados Unidos para apoyar la zafra azucarera del 70, abriendo así el largo camino recorrido hasta el presente. Con ello exaltamos también el valor de la amistad, de la solidaridad presente históricamente en las relaciones entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos.

Al instituir este reconocimiento partimos de las ideas expuestas por Martí en la nota de presentación del libro de poemas Ismaelillo dirigida a su hijo y en la que declara: “Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud, y en ti”. Y fue precisamente este concepto martiano lo que nos orientó a crear La Utilidad de la Virtud para honrar a aquellos que simbolicen los valores éticos y políticos que nos legara el Maestro.

Partiendo del significado trascendente de la cultura de Martí y la fuerza que ella representa en un mundo necesitado de ciencia y también de utopía, nuestra Sociedad Cultural está empeñada en dar su modesto aporte al gigantesco movimiento que se desarrolla en todo el mundo para salvar a nuestro planeta de una catástrofe de proporciones incalculables. Vivimos tiempos de crisis y desafíos colosales. Por primera vez en la milenaria historia del hombre se han acumulado fuerzas técnicas, recursos materiales capaces de extinguir no solo la especie humana sino todas las especies.

En lo que se refiere a la situación en Estados Unidos es necesario buscar los medios y las vías para vincularnos y relacionarnos más estrechamente con la sociedad norteamericana. Estamos obligados a estudiar esa sociedad y buscar la forma de llegar a las personas sensatas de Estados Unidos para un dialogo respetuoso sin condicionantes ideológicas ni distingos de   raza, credo o sector social al que pertenezcan y que nos ayuden a avanzar en la tarea de normalizar las relaciones entre los dos países.

Somos conscientes de los importantes obstáculos que se levantan ante nosotros. Ya Martí nos alertaba de la existencia en el seno de Estados Unidos de dos poderosas fuerzas enfrentadas y sentenciaba: ‘’Amamos a la patria de Lincoln, tanto como tememos a la patria de Cutting’’. Se refería a Augustus K. Cutting un oscuro aventurero que amenazaba con invadir a México. Asimismo, el Apóstol en fecha tan temprana como abril de 1894 expresaba su interés en garantizar, con la independencia de las Antillas, el honor de la república del Norte, que en el desarrollo de su territorio hallaría más segura grandeza que en la innoble conquista de sus vecinos menores.

Y en este propósito la labor que despliega la Brigada Venceremos tiene una gran importancia, al propiciar un mejor conocimiento de la realidad de nuestro país, promoviendo la lucha contra el bloqueo, batallando a favor de la liberación de nuestros compañeros encarcelados injustamente en Estados Unidos, enfrentando los intentos de aislar a nuestra nación…

La Sociedad Cultural José Martí está empeñada en propiciar también ese dialogo respetuoso y necesario, y para ello ha constituido el Club Martiano Lincoln Martí, con jóvenes martianos interesados en el conocimiento de la historia y la cultura de Estados Unidos. Martí fue el pensador extranjero que mejor conoció la sociedad norteamericana de su tiempo y sus ideas constituyen hoy una sólida base para relacionarnos con el vecino.

A la Brigada Venceremos, en el aniversario 45 del inicio de sus viajes a Cuba, llegue nuestro reconocimiento emocionado por sus continuadas muestras de apoyo y por su aporte al fortalecimiento de los vínculos entre los pueblos los pueblos de Lincoln y Martí.

Los exhortamos a continuar trabajando en favor de los valores éticos y políticos que nos legara el Maestro, desde Alaska hasta la Tierra del Fuego, y poder contar en el futuro también en esa batalla -como señalara el compañero Fidel- con el pueblo laborioso e inteligente de los Estados Unidos.


Armando Hart Dávalos

 
Armando Hart Dávalos