0
Publicado el 17 Abril, 2015 por Victor Manuel González en Opinión
 
 

Otro voto por Cuba

Compartir

victor1Para los más jóvenes electores esta será su primera vez: depositarán ahora su voto en las urnas que antes custodiaron como pioneros. Dada la trascendencia del acto, pudieran sentirlo de modo parecido otros millones de votantes al ejercer de nuevo el derecho y deber cívico del sufragio. Y es que, además de reconocer los méritos del candidato seleccionado, este ejercicio democrático significa siempre compromiso y esperanza: un voto por Cuba.

Con una concurrencia de más de 75 por ciento del electorado, esta vez fueron nominados 27 mil 379 candidatos, que esperan por la transparente dilucidación comicial. Quienes en cada circunscripción alcancen una votación superior a 50 por cierto, continuarán o asumirán como nuevos delegados en las asambleas municipales del Poder Popular durante los próximos dos años y medio. Esa es la importante decisión que se adoptará este domingo 19 de abril, y en el siguiente, día 26, allí donde sea necesaria una segunda vuelta.

Vale destacar al respecto que la dedicación de decenas de miles de activistas consagrados a la organización y al funcionamiento de las comisiones y colegios electorales tiene un apreciable mérito en la eficiencia, pulcritud y éxito del proceso, al que contribuye en esta oportunidad la novedosa incorporación de los jóvenes observadores.

En cuanto a la coyuntura en que ocurren estas elecciones, quizás ningún otro momento haya sugerido mayores expectativas. Como lo señaló el 10º Pleno del Comité Central del Partido, dentro de la programación de actividades fundamentales vinculadas con la celebración del VII Congreso, en abril del próximo año, se incluyen las que dan cumplimiento a las proyecciones trazadas en la Resolución del VI Congreso sobre el perfeccionamiento de los órganos del Poder Popular, el Sistema Electoral y la División Político Administrativa. En consecuencia, se multiplicarán los esfuerzos en la búsqueda de superiores resultados del gobierno local.

Se trata de una mejor delimitación de las atribuciones y relaciones de las asambleas y sus consejos administrativos con los organismos de la Administración Central del Estado y las unidades presupuestadas y empresariales ubicadas en cada territorio, en interés de “fortalecer el papel del municipio como elemento principal en el sistema de dirección territorial del país, para que disponga de la autonomía necesaria, sustentada en una sólida base económica”. De ahí la necesidad de que esas asambleas municipales estén integradas por miembros capacitados y dispuestos a asumir acrecentadas obligaciones. Además, conforme lo planteado por los propios delegados en los recientes debates promovidos por la Asamblea Nacional, se precisa fortalecer su desempeño para que puedan ejercer a plenitud las facultades y funciones que les confiere la Ley.

Y en un plano más general, tal como lo ha reclamado Raúl, se requiere del sostenido y sistemático empeño común por vencer difíciles obstáculos externos e internos en el continuado perfeccionamiento del modelo económico. Seguir ganando calado en madurez política, solidez ideológica y unidad sin exclusiones de las fuerzas revolucionarias y patrióticas. Continuar avanzando en la construcción de una sociedad socialista más culta y plena, de libertad, justicia y bienestar sostenible. Y aun con mayor impulso cuando se ha conquistado sin claudicaciones, a base de heroica resistencia y consecuencia ética, el transito por una nueva etapa en las relaciones con Estados Unidos, tampoco exenta de tensiones.

Por todo ello, el ambiente en que transcurre el actual proceso electoral no podría ser más motivador. Además, se acudirá a las urnas con la evocación de los combates y la victoria en Playa Girón, donde se defendió con fuego y sangre el derecho a la opción socialista; nunca olvidaremos que aquella fue la primera gran derrota del imperialismo en tierras de Nuestra América, cuyos pueblos, como dijera Fidel, empezaron desde entonces a ser un poco más libres. Y esto se hace más evidente que nunca en la VII Cumbre de las Américas, efectuada en Panamá, con la también victoriosa presencia de Cuba y el apoyo a la patria bolivariana amenazada.

Y coincide la movilización voluntaria al sufragio patriótico con la que convoca desde el movimiento sindical a todo el país para participar en la jornada por el Primero de Mayo y los desfiles obreros y populares que ese día desbordarán plazas, avenidas, poblados y bateyes, para reafirmar la fuerza de una nación unida en la construcción del socialismo en lo que también será, sin duda, otro voto por Cuba.

Compartir

Victor Manuel González

 
Victor Manuel González