1
Publicado el 26 Junio, 2017 por Raúl Menchaca en Opinión
 
 

Colaboración Cuba-EEUU en la lucha contra las drogas

En el camino hacia Estados Unidos, el mayor mercado mundial de drogas ilícitas, Cuba constituye un valladar reconocido hasta por el Departamento de Estado.

Hace menos de un año, ambos países firmaron un Arreglo para la cooperación operacional, un texto que sistematizó una efectiva colaboración entre las partes.

Ese pacto estableció canales de comunicación entre la Dirección Nacional Antidrogas de Cuba y la DEA estadounidense, así como entre las fuerzas que cuidan las fronteras marítimas de los dos países.

El aumento de la comunicación y cooperación entre Estados Unidos, Cuba y socios internacionales, especialmente en lo que se refiere a intercambio de información en tiempo real, podría llevar a una mayor interrupción del tráfico de drogas, admite el informe anual publicado en marzo.

El mayor perjudicado

Para que se tenga una idea de la importancia del papel de las autoridades cubanas, baste saber que de enero a mayo últimos, en la isla se confiscaron más de 32 kilogramos de droga, una cifra superior a todo lo capturado en el año anterior.

Sin embargo, la cooperación entre La Habana y Washington en el enfrentamiento al narcotráfico es ahora amenazada por la reciente modificación de la política hacia Cuba adoptada por la Administración Trump.

No se sabe a ciencia cierta cómo quedará en el futuro esa colaboración entre los dos países, pero no hay dudas de que Estados Unidos será el mayor perjudicado, algo sobre lo que se debería pensar este lunes, una jornada que Naciones Unidas proclamó como Día Internacional de Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.(Radio Reloj)


Raúl Menchaca

 
Raúl Menchaca