0
Publicado el 15 Junio, 2017 por Raúl Menchaca en Opinión
 
 

Hay quien da un ojo por ver al otro ciego

Por RAÚL MENCHACA

Se dice que la administración Trump congelará las relaciones con Cuba, después de todo lo avanzado entre La Habana y Washington durante el mandato de Obama.

Hasta ahora todo son rumores basados en la presentación que se dice hará este viernes el actual presidente en La Florida, el bastión anticubano por excelencia.

Visto a priori, volver a enturbiar los vínculos entre ambos países claro que afectaría a Cuba, pero también tendría una incidencia sobre la política exterior norteamericana. Y no lo decimos nosotros, sino nada menos que The New York Times, un periódico que a inicios de este mes afirmó que revertir el acercamiento a Cuba aislaría aún más a Estados Unidos y perjudicará sus intereses empresariales.

Además, a la economía norteamericana la gracia podría costarle hasta 6 mil millones de dólares y perdería 12 mil 200 puestos de trabajo.

Otra vez mal asesorado

Habrá que ver qué nuevo invento nos llega ahora desde el Norte, pero seguro que como casi siempre no será nada bueno, habida cuenta del cranque que le están dando al presidente los más acérrimos enemigos de la Revolución Cubana.

Ya asesoraron mal a Trump y lo embarcaron el 20 de mayo cuando lanzó un ofensivo mensaje para celebrar el supuesto Día de la Independencia de Cuba.

Por eso muchos consideran que el viernes nos llegará otro disparate con el cuño Made in Marco Rubio and Comparsa , elaborado en la principal factoría contrarrevolucionaria del planeta. Y es que hay un grupo que desde hace meses inocula el veneno anticubano en la actual administración para clavarnos un puñal, aunque para eso tengan que sangrar ellos también, porque como dicen las abuelas, hay quien da un ojo por ver al otro ciego.


Raúl Menchaca

 
Raúl Menchaca