0
Publicado el 5 Julio, 2017 por Raúl Menchaca en Opinión
 
 

Pinar del Río se renueva en merecido 26

Por  RAÚL MENCHACA

Los chistes de pinareños forman parte de la cultura popular. Sin embargo, los hijos de esa occidental provincia hace mucho años que, a base de esfuerzo y trabajo, han dejado atrás un estigma que queda solo para los cuentos de simpáticos desaguisados.

Lo cierto es que Pinar del Río, por tercera vez en su corta historia, vuelve a ganar la sede del acto nacional por el VEINTISÉIS de Julio.

Pinar del Río se renueva

No  ha sido una decisión festinada, ni un regalo banal, sino el resultado de una sostenida labor dirigida a hacer crecer a ese territorio y a resolver los problemas de la gente.

En el SETENTA Y SEIS, después en el DOS MIL y ahora dentro de unos días, la antigua Cenicienta de Cuba ha demostrado que es una princesa capaz de engrandecer una obra crecida con el aporte de sucesivas generaciones.

Hace mucho tiempo que Pinar del Río trascendió la belleza de los mogotes de Viñales. 

Éxitos económicos

La más reciente cosecha tabacalera en Pinar del Río clasifica como la mejor de la última década. Más de TREINTA MILLONES de cujes se alistan para entregar a la industria unas DIECINUEVE MIL toneladas de hojas de tabaco.

De manera paralela, el proyecto Castellanos comenzó a funcionar en Minas de Matahambre para el procesamiento de concentrado de plomo y zinc.

El turismo, que tenía a Viñales como un punto importante, empieza a caminar en otras direcciones acercándose a Guanacahabibes, donde se proyecta un campo de golf asociado al desarrollo inmobiliario.

En la ciudad capital, que en septiembre cumple CIENTO CINCUENTA años, se concluyeron CUARENTA Y DOS obras y están en marcha otras TREINTA Y CINCO.

Pero lo más importante no es solo la transformación de la imagen, sino el cambio en las mentes de las personas que hoy hacen que Pinar del Río se renueve.(Radio Reloj)


Raúl Menchaca

 
Raúl Menchaca