3
Publicado el 9 Septiembre, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Opinión
 
 

El bloqueo contra Cuba se refuerza cada año

María Victoria Valdés RoddaPor MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Más del 70 por ciento de la población cubana ha nacido con el impacto diario del demencial engendro que ha intentado, desde 1962, poner en estado de sumisión a un país entero a partir de las necesidades y hasta de la desesperanza. También la Casa Blanca de todos los tiempos ha pretendido aislar a la Isla. Dos propósitos infructuosos, aunque no es menos cierto que las dificultades en nuestras vidas son múltiples, variadas e incluso lacerantes.

Sabemos pues a qué atenernos, y si bien es verdad que el carácter humanista de nuestra Revolución nos prepara en el optimismo, el bregar nacional se ve entorpecido, pero ¿estamos siempre al tanto en su compleja magnitud de los millonarios perjuicios a nuestro desarrollo presente y futuro?

¿estamos siempre al tanto en su compleja magnitud de los millonarios perjuicios a nuestro desarrollo presente y futuro?

Para actualizar sobre este tema, que tanta solidaridad genera en el planeta, es precisamente que la Cancillería cubana elabora el informe anual sobre los daños que provoca la criminal política imperial, en virtud de la resolución 72/4 de la Asamblea General de la ONU, titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”. Los daños acumulados en sesenta años suman 933 mil 678 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado mundial. A precios corrientes, el bloqueo ha provocado perjuicios cuantificables por más de 134 mil 499 millones 800 mil dólares.

Las cifras del nuevo texto parten de un exhaustivo cómputo y están actualizadas, porque contemplan el período entre abril de 2017 y marzo de 2018, etapa en que Washington hincó más sus garras en su enfermiza obsesión contra nuestro proyecto socialista. En 2017 Trump firmó el “Memorando presidencial de seguridad nacional sobre el fortalecimiento de la política de EE.UU. hacia Cuba”, que implicó el endurecimiento del bloqueo. Cinco meses después, los departamentos estadounidenses de Comercio, Tesoro y Estado emitieron nuevas regulaciones y disposiciones para darle cumplimiento. El saldo de pérdidas entre el pasado año hasta abril de este se cifra en más de 4 321 millones de dólares.

Los daños acumulados en sesenta años suman 933 mil 678 millones de dólares, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado mundial. A precios corrientes, el bloqueo ha provocado perjuicios cuantificables por más de 134 mil 499 millones 800 mil dólares

El documento argumenta que la coacción de Washington significa un freno para la implementación del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social del país y de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible. Las sanciones unilaterales, las medidas ejecutivas y la persecución se ceban en la sociedad cubana y afectan desde la compra de medicinas, artículos deportivos y para la educación, hasta la de materias primas para alimentos.

Agrega que afectan tanto a la economía estatal cubana como al cuentapropista, siendo escollo además para el avance de las relaciones con los Estados Unidos en diferentes ámbitos y, por extraterritorialidad, con el resto del mundo.

Doblegar por hambre

Un derecho humano, reconocido por la legislación internacional, es el de la alimentación con dignidad, ya sea que las personas produzcan su propio alimento o lo consigan. Y es este un tópico donde el imperialismo es campeón en vulnerarlo para nuestra gente: la adquisición de materias primas para la industria alimentaria padece la conmoción negativa de la política del bloqueo. Tal como refiere el estudio, una de las entidades más afectadas por esa enfermiza postura es la Empresa Comercializadora de Alimentos (Alimport), cuya misión fundamental es importar productos destinados esencialmente a la canasta básica subsidiada y al consumo social de la ciudadanía. La entidad cubana ve encarecida su gestión por concepto de fletes marítimos, dada la imposibilidad de disponer de recursos financieros para mantener de forma sostenida o incrementar las compras de productos estadounidenses. Dicha empresa está obligada a negociar en sitios distantes donde dispone de liquidez (de sus exportaciones o por líneas de créditos), pudiéndolas comprar en EE.UU de existir normalidad.

durante el periodo analizado, el sector alimentario registró afectaciones en 413 millones 793 mil 100 dólares

Por tal motivo, durante el periodo analizado, el sector alimentario registró afectaciones en 413 millones 793 mil 100 dólares. El texto explica igualmente que la falta de ingresos impide la reinversión y la creación de una infraestructura sólida en este sector.

Jugando con la salud

El bloqueo es responsable también de algo salvaje: las afectaciones al sistema de salud de Cuba sobrepasan los dos mil 500 millones de dólares desde su aplicación. Y uno se sigue asombrando ante la frialdad con que la Casa Blanca “aprieta” sin importarle que alguien muera por falta de un medicamento específico. De cualquier manera -es impostergable recalcarlo-, la Isla se supera a sí misma y le garantiza a la población una salud de altos estándares y además lleva la esperanza a otras tierras gracias al altruismo del ejército de batas blancas.

la empresa cubana importadora y exportadora de productos médicos MediCuba S.A. hizo solicitudes a más de 30 compañías estadounidenses para la adquisición de insumos; sin embargo, solo respondieron Agilent y Cook Medical y ambas señalaron que debido a las regulaciones del bloqueo no podían vendernos nada.

Esta esfera vital debe, al igual que la alimentaria, explorar en mercados alejados con el uso de intermediarios: adquirir medicamentos, reactivos, instrumental, piezas de repuesto para equipos médicos y otros insumos necesarios al sector de la salud pública redunda en el incremento de los precios.

Tampoco puede desconocerse, apunta el reporte, el sufrimiento y la desesperación de pacientes y familiares al carecer del medicamento idóneo para el tratamiento de una enfermedad, dolor que resulta indescriptible. En el período analizado la empresa cubana importadora y exportadora de productos médicos MediCuba S.A. hizo solicitudes a más de 30 compañías estadounidenses para la adquisición de insumos; sin embargo, solo respondieron Agilent y Cook Medical y ambas señalaron que debido a las regulaciones del bloqueo no podían vendernos nada.

Entre los productos sensibles requeridos figuraban el Temozolamida, la primera línea de procedimiento quimioterapéutico para tumores cerebrales malignos, y el anticuerpo monoclonal Evolucumab Repatha, primer fármaco biológico utilizado para el tratamiento del colesterol elevado en pacientes de alto y muy alto riesgo cardiovascular. Adicionalmente, el retroceso experimentado en las relaciones bilaterales ha limitado el intercambio académico y científico de los profesionales y técnicos de la salud cubanos y estadounidenses.

el retroceso experimentado en las relaciones bilaterales ha limitado el intercambio académico y científico de los profesionales y técnicos de la salud cubanos y estadounidenses

Volvernos incultos

Entre las muchas caras loables de la Revolución está su cultura y los superiores niveles alcanzados por la patria, donde Martí estimaba a la ilustración ciudadana como el núcleo para la libertad. Fidel interpretó sabiamente esa idea del Maestro y por eso entre las primeras tareas emprendidas estuvo la alfabetización. Este sería un elemento imprescindible para el adecuado y profundo acercamiento hacia la cultura. Pero el bloqueo yanqui también se ha ensañado contra esa actividad. De acuerdo con el texto, las privaciones son visibles en todas sus manifestaciones, mientras disminuyen los encuentros entre artistas cubanos y sus homólogos del norteño país. Uno de los ejemplos fue la cancelación en 2017 de las presentaciones previstas en Cuba por más de 400 músicos estadounidenses y de 15 agrupaciones con alrededor de 300 personas, entre artistas y acompañantes. Por otra parte, obstaculiza la comercialización y promoción de la música, las artes plásticas, escénicas y la literatura, al imposibilitar que los creadores reciban ingresos por sus presentaciones.

De no existir el bloqueo, recuerda el informe del Minrex, las exportaciones de la agencia de representaciones artísticas de la empresa cubana Artex S.A. Musicalia pudieran haber sido 20 veces superiores a la cifra obtenida. La enseñanza artística también se ve resentida, al serles negados los materiales necesarios, obligándola a adquirirlos a lucrativos precios en el mercado internacional.

no estamos ni aislados ni aniquilados. Entonces, con inteligencia vamos rompiendo el cerco

Pero como siempre sucede con las injusticias, estas se estrellan contra la voluntad de avanzar de un pueblo, un Gobierno y un Partido que sabe que Cuba vencerá, tal como asegurara Fidel en su última comparecencia pública, el 19 de abril de 2016, en la clausura del Séptimo Congreso del Partido, como se evidenció en mayo de este año cuando “bailamos en casa del trompo”: los eventos culturales celebrados en el Centro Kennedy de Washington probaron que no estamos ni aislados ni aniquilados. Entonces, con inteligencia vamos rompiendo el cerco.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda