1
Publicado el 5 Agosto, 2019 por Lázaro Barredo Medina en Opinión
 
 

El fariseísmo del Comando Sur

Compartir

Por LÁZARO BARREDO MEDINA

Cada día se tensa más la cuerda agresiva contra la hermana República Bolivariana, y no tan solo con las medidas de la brutal represalia económica y financiera, las acciones entreguistas de la oposición escuálida, el contubernio de los países del llamado Grupo de Lima, la actuación infame de funcionarios de la ONU con sus informes distorsionados y parcializados, sino que ahora también se suma la búsqueda de un incidente militar con los sobrevuelos provocadores del espacio aéreo venezolano por el Comando Sur de los Estados Unidos.

Los riesgos operacionales con estos vuelos espías se han incrementado en las últimas semanas (el Gobierno venezolano ha denunciado casi 80 en lo que va de año), pues además de incursionar con peligro para la navegación aérea, ignoran las advertencias y los intentos de comunicación de los servicios de tránsito correspondientes.

Lo asombroso es la desfachatez con que Washington está justificando tales infracciones de las normas del derecho internacional y los protocolos establecidos para la navegación aérea.

En entrevista a medios de prensa, el jefe del Comando Sur, almirante Craig Faller, reconoció que EE.UU. realiza operaciones de vigilancia “totalmente profesionales” para entender mejor la crítica situación sobre Venezuela y por la preocupación de sus aliados latinoamericanos, debido al impacto que la coyuntura podría tener en la seguridad de la región.

De igual modo, Faller subrayó que los militares estadounidenses trabajan de cerca con aliados fuertes, como Colombia y Brasil, para compartir información de inteligencia, realizar ejercicios y entrenamientos conjuntos, sobre lo cual no quiso ofrecer detalles o explicaciones. Y justificó que hay “invasores, como Cuba y Rusia, apoyando a Maduro, situación muy difícil para la seguridad, para la gente”.

Estas arrogantes declaraciones explican que ya andan “por la calle del medio”, en el argot popular, y abandonaron todo recato para seguir adelante y, lo peor, es que cuando se les enfrenta, reaccionan como lo hicieron recientemente, cuando aviones venezolanos partieron a interceptarlos en la región de Maiquetía. Se transformaron ellos en los agredidos y es un “vacilón” el comunicado que emitieron: “El régimen de Maduro sigue minando las leyes internacionalmente reconocidas y demuestra su desprecio por los acuerdos internacionales que autorizan a Estados Unidos y otros países a realizar vuelos de manera segura en el espacio aéreo internacional”. ¡Que le hagan eso a Estados Unidos para ver qué pasa!

Junto a todo ello, la decisión abiertamente entreguista de la farandulera Asamblea Nacional en desacato al acordar el regreso de Venezuela al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), por lo cual instituye el formato legal para autorizar la presencia militar de otros países en su territorio, no para defender a Venezuela de una agresión, sino para facilitar la intervención yanqui y provocar un baño de sangre en su pueblo. ¡Le zumba!

Compartir

Lázaro Barredo Medina

 
Lázaro Barredo Medina