1
Publicado el 25 Septiembre, 2019 por Prensa Latina en Opinión
 
 

Persistente llamado de Trump a la agresión contra Venezuela y Cuba

Diony Sanabia, periodista PLPor Diony Sanabia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reiteró hoy su llamado a otros países a unirse a la permanente política de hostilidad de Washington contra Venezuela y Cuba.

Según el mandatario republicano, quien ayer atacó a esas naciones al intervenir en el 74 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, su país y otros están haciendo todo lo posible para derrocar a Nicolás Maduro, el presidente constitucional venezolano que Washington se empeña en desconocer.

En un encuentro descrito por la Casa Blanca como de ‘líderes del Hemisferio Occidental sobre Venezuela’, celebrado en el contexto de la cita del organismo multilateral, Trump repitió este miércoles que Cuba es responsable de lo que Washington considera la desaparición de una Venezuela próspera.

Sin embargo, una vez más el jefe de la Casa Blanca obvió mencionar, ante sus homólogos de Colombia y Ecuador, Iván Duque y Lenín Moreno, entre otros, que ambos países se encuentran bloqueados económicamente por el Gobierno norteamericano, y que, en el caso de la isla caribeña, ese cerco dura casi 60 años.

Mediante una retórica llena de términos despectivos, Trump expuso que los propósitos de Estados Unidos continuarán hasta el logro de una ‘transición pacífica y constitucional’ en Venezuela, sin decir que su administración respaldó a finales de abril último un intento de golpe de Estado contra Maduro, reelegido en mayo de 2018 con el 68 por ciento de los votos.

Además, el mandatario norteamericano reiteró el respaldo que mantiene desde enero a Juan Guaidó, titular de la Asamblea Nacional de Venezuela declarada en desacato, y quien se autoproclamó presidente en funciones.

El tema del apoyo de Cuba a Venezuela ha sido empleado por la administración estadounidense para justificar diversas medidas contra la isla, la cual ha reiterado que su solidaridad con el país sudamericano no es negociable.

La víspera, Washington adicionó a su unilateral lista de entidades sancionadas a cuatro entidades que operan en el sector petrolero del país sudamericano.

También, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro identificó a cuatro buques que transportan petróleo y sus derivados de Venezuela a Cuba, pertenecientes o controlados por las empresas castigadas.

Dichas acciones se dirigen aún más al sector petrolero venezolano y a los mecanismos utilizados para transportar el hidrocarburo a los considerados benefactores cubanos de Maduro, quienes continúan brindando un salvavidas al gobernante, subrayó la entidad federal norteamericana.

Como parte de las agresiones, el pasado 3 de julio Estados Unidos incluyó en la referida relación de castigados a la compañía cubana Cubametales debido a la continua importación de petróleo venezolano.

Apuntó entonces que la mayor de las Antillas, a cambio del combustible, continuaba brindando apoyo, incluida la defensa, inteligencia y asistencia de seguridad, a la administración de Maduro.

El ejecutivo de Trump ha utilizado precisamente el argumento de una supuesta presencia militar cubana en Venezuela para arreciar su bloqueo, algo rechazado por la isla, que sí cuenta allí con miles de colaboradores médicos y de otras áreas.

Las entidades castigadas este martes fueron Caroil Transport Marine Ltd., con sede en Chipre; y Trocana World Inc., Tovase Development Corp, y Bluelane Overseas SA, asentadas en Panamá.

Caroil Transport Marine Ltd. opera las embarcaciones Carlota C, Sandino y Petion; y Trocana World Inc. y Tovase Development Corp son las respectivas propietarias registradas de Petion y Sandino.

Por otra parte, Bluelane Overseas SA es dueña registrada del buque Giralt, que, como los otros, entregó recientemente petróleo venezolano a Cuba, precisó el Departamento del Tesoro.

Debido a la medida, se les prohíbe a las entidades sancionadas tener relaciones con estadounidenses, y quedan bloqueados sus posibles activos en territorio norteamericano.

Más allá de los perjuicios a entidades, Estados Unidos también ha impuesto sanciones a funcionarios y exfuncionarios del Gobierno de Maduro, incluido el propio presidente.


Prensa Latina

 
Prensa Latina