2
Publicado el 11 Marzo, 2020 por Liset García Rodríguez en Opinión
 
 

Se ensancha mapa de coronavirus

Compartir

Cara a cara.Por LISET GARCÍA

La epidemia declarada por la Organización Mundial de la Salud, provocada por el virus coronavirus, sigue cuesta arriba y ha movilizado al mundo. Japón recién aprobó un proyecto de ley que permitiría declarar un estado de emergencia por la propagación. Italia se auto aísla: restringe los movimientos en todo el país. Madrid cierra todos los centros educativos y recomienda el teletrabajo para frenar el contagio. El miedo a la enfermedad ha provocado un lunes negro como no se recuerda en las bolsas mundiales, y la mayor caída del precio del petróleo desde 1991…

El mapa del coronavirus no deja lugar a las dudas: más de 110 mil casos en más de 100 países, y muertes registradas en Italia, Irán, Corea del Sur, Francia, EE.UU., Reino Unido, España, y en China, el país más afectado y por donde comenzó el covid-19. Allí, el presidente Xi Jinping, voló este martes en una visita sorpresa a Wuhan, la señal más clara hasta ahora de que esa nación empieza a dar por ganada la batalla, sin escatimar esfuerzos y recursos.

Xi llegó a la capital de la provincia de Hubei para “una inspección de las medidas de prevención contra la epidemia”, según la agencia de noticias Xinhua. Varias imágenes han mostrado a su presidente, junto al personal que lucha en la primera línea, en el exterior del hospital de Huoshenshan, uno de los dos construidos a velocidad récord para tratar a los contagiados.

Mientras, en Estados Unidos, su presidente no parece perturbado por la suerte de sus coterráneos. Y si fuera cierto que el virus es hijo de laboratorios de ese país para dañar a China, el rédito le ha salido por la culata, creyendo que su techo estaba blindado. Lo cierto es que Donald Trump ha minimizado las muertes por coronavirus en su nación, al compararlas con la cifra de víctimas provocadas por gripe.

En su cuenta de Twitter señaló que el año pasado “murieron 37 mil estadounidenses por la gripe común. Tiene un promedio de entre 27 mil y 70 mil por año…. Hasta ahora hay 546 casos confirmados de coronavirus, con 22 muertes”. Una muerte más o menos, qué más da, según él.  Y parece que tampoco vio las cifras tras la revelación de Wall Street, donde debido al pánico se paralizaron sus cotizaciones durante 15 minutos. En su mensaje, también apuntó que nada se cerraría, “y la vida y la economía continúan. ¡Piensen en eso!”.

¿Pensar en qué?, se deben estar preguntando los estadounidenses, cuando epidemiólogos de sus institutos de investigación, según AFP, acusan a la Casa Blanca de perder el tiempo con una estrategia más bien ligada a la narrativa política que a la preparación interna.

Muchos otros se cuestionan si por no haberse enterado de la opinión de su presidente o por miedo, algunos congresistas se han refugiado en sus residencias. ¿Estarán con nasobuco y tomando cocimientos tibios? Uno de ellos es el senador republicano Rafael “Ted” Cruz, de 49 años, hijo de cubanoamericano con igual nombre, quienes con guapería han impulsado el bloqueo económico contra Cuba.

Ahora el tal Ted decidió estar en cuarentena en su casita de Texas porque el mes pasado estrechó la mano de una persona contagiada, en la Conferencia de Acción Política Conservadores cerca de Washington, a la que también asistieron Trump y Pence. ¿Se auto guardarán también ellos y dejarán a su pueblo en ascuas?

Compartir

Liset García Rodríguez

 
Liset García Rodríguez