1
Publicado el 15 Octubre, 2020 por Prensa Latina en Opinión
 
 

Italia entre recuperación e incertidumbre por Covid-19

Frank González Prensa Latina

Foto en Perfil de Facebook

Por Frank González

Roma, 15 oct (Prensa Latina) En fase de recuperación tras el primer impacto de la Covid-19, la economía italiana avanza hacia el fin del año amenazada por el creciente deterioro de los principales indicadores de la curva epidémica.

Según los datos más recientes, Italia estableció la víspera un récord de casos confirmados en un día, al registrar siete mil 332 en las 24 horas anteriores, para un total de 372 mil 799, al tiempo que ascendió a 36 mil 289 el número de víctimas mortales, con las 43 reportadas en esa jornada.

Ante la agudización de la crisis sanitaria, el gobierno prorrogó el estado de emergencia hasta el próximo 31 de enero y endureció las medidas para evitar que la situación se vaya de control y desemboque en otro cierre general de actividades, como el decretado en la etapa más aguda de la pandemia.

En ese contexto la economía trata de abrirse paso y apunta a resultados superiores a los esperados en el tercer trimestre, después de la contracción de 5,5 por ciento sufrida en el primero y 13 en el segundo con una pérdida acumulada de 470 mil puestos de trabajo.

En tal sentido, el Centro de Estudios de la principal organización empresarial del país, Confindustria, señaló que la reapertura iniciada en mayo propició un renacer importante de la demanda y relanzó la actividad industrial con incrementos relevantes en el tercer trimestre.

Fuerte descenso del turismo

Por otra parte, recordó que la recuperación es más lenta en los servicios, debido al fuerte descenso del turismo, especialmente extranjero y añadió que el repunte de la epidemia es una fuente de incertidumbre y preocupación sobre las perspectivas de la economía.

Esos factores explican el pobre aumento de 0,4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) previsto por el gobierno para el cuarto trimestre, indica el informe, según el cual el decrecimiento anual será de 10 por ciento, además de retrocesos en el consumo familiar 11,1, inversiones fijas brutas 15,8 y exportaciones 14,3.

En una reciente audiencia esta semana ante las comisiones de Presupuesto del Senado y la Cámara de Diputados, el jefe del Departamento de Economía y Estadísticas de la banca central, Eugenio Gaiotti, destacó que el aumento de la demanda interna entre julio y septiembre auguró una recuperación mayor que la esperada.

Al referirse a la mejoría experimentada en ‘todos los indicadores que observamos’, el funcionario mencionó los consumos de electricidad y agua, flujos de tráfico y pagos minoristas, los cuales contribuyeron a acelerar el ritmo de crecimiento del PIB aunque con diferencias entre sectores.

Al respecto, indicó que mientras su institución calcula un aumento de alrededor del 30 por ciento de la producción industrial en el tercer trimestre, comparado con menos 16,9 en el segundo, el impacto de las medidas aplicadas frente a la epidemia es más persistente en el sector de los servicios.

Perspectivas muy inciertas

Gaiotti reiteró el pronóstico de contracción de alrededor de 9,5 por ciento del PIB para este año, formulado en julio último por la Banca de Italia y advirtió que ‘las perspectivas siguen siendo muy inciertas’, con un impacto mayor de la pandemia sobre la demanda global y la confianza de familias y empresas.

En otra presentación en el mismo escenario, el ministro de Economía y Finanzas, Roberto Gualtieri, expresó que en el período julio-septiembre esperan un ‘rebote notable’ de la economía, con un ritmo más contenido en los últimos meses de 2020.

Para el tercer trimestre, cuyas estadísticas están aún en proceso, el funcionario vaticinó un incremento del PIB superior al pronosticado por el gobierno en abril, lo cual evidenció, dijo, ‘datos muy positivos’ sobre la producción industrial, construcción, ventas minoristas y exportaciones.

El titular señaló que fijaron el crecimiento para el cuarto trimestre, ‘prudentemente’, en 0,4 por ciento, tomando en cuenta la fuerte recuperación durante el verano y el repunte de los contagios, dentro y fuera del país, con previsibles afectaciones para las ventas al exterior.

Por su parte, en su más reciente informe mensual sobre el comportamiento de la economía, correspondiente a septiembre, el Instituto Nacional de Estadísticas destacó también la recuperación emprendida.

Sin embargo, al referirse al contexto global, subrayó igualmente que sigue dominado por las dificultades e incertidumbres derivadas de la evolución de la pandemia, cuyo repunte puede condicionar significativamente el escenario a corto plazo.


Prensa Latina

 
Prensa Latina