0
Publicado el 23 Agosto, 2021 por Prensa Latina en Opinión
 
 

Una pandemia y tres vacunas cubanas

Compartir
Claudia Luperón García, Prensa Latina

Foto en Ecured

Las cifras por Covid-19 en Cuba muestran un escenario epidemiológico complejo con promedios de ocho mil casos diarios, pero esta nación es la única en América Latina que enfrenta la pandemia con tres vacunas propias.

Con apenas ocho jornadas para que concluya el presente mes, agosto mantuvo la tendencia al aumento en las cifras de diagnosticados que venía presentando el país durante el segundo trimestre del año y en apenas 21 días acumula 188 mil 956 contagiados y mil 699 muertes.

Dichas cifras llevaron a que la incidencia alcanzara los mil 199 por 100 mil habitantes y la letalidad sea de 0,77 por ciento.

En total, Cuba diagnosticó desde 2020, 583 mil 299 casos y acumula cuatro mil 544 decesos por complicaciones con la Covid-19.

Recientemente, la doctora María Guadalupe Guzmán, especialista del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, detalló que el aumento en el número de casos durante el último período se debe en gran medida a la presencia de la variante Delta del SARS-CoV-2 (identificada por primera vez en India).

Esta modificación del virus, dijo, representa la mayor preocupación actualmente, con un 92.31 por ciento en los diagnosticados en agosto, cuando en los meses de abril, mayo y junio era Beta la predominante (notificada inicialmente en Sudáfrica).

Para disminuir dichos indicadores, además de llamar a la responsabilidad ciudadana y el cumplimiento de las medidas sanitarias, Cuba avanza en el proceso de inmunización masiva con tres vacunas propias y logró administrar más de 12 millones 350 mil dosis. La nación antillana fue la única en América Latina que logró desarrollar cinco candidatos antiCovid-19, de los cuales tres ya fueron declarados vacunas y obtuvieron autorizo para su uso en emergencias.

Precisamente este 20 de agosto, los inmunógenos del Instituto Finaly de Vacunas (IFV), Soberana 02 y Soberana Plus, alcanzaron dicha aprobación por parte del Centro de Control Estatal de Medicamentos y Equipos Médicos.

Ambos en su esquema heterólogo (dos dosis de Soberana 02 en 0-28 días, más una de Soberana Plus, al día 56), mostraron una eficacia de 91, 2 por ciento frente a la enfermedad sintomática en los estudios clínicos fase III.

La autoridad regulatoria de Cuba también certificó ese mismo día una formulación vacunatoria antiCovid-19 que incluye ambos inmunógenos, pero sin tiomersal para los alérgicos a esta sustancia.

El director del IFV, Vicente Vérez, destacó que tanto Soberana 02 como Soberana Plus, se emplean en el ensayo clínico en edades pediátricas que tiene lugar en La Habana con 350 voluntarios de tres a 18 años el cual ya muestra resultados muy alentadores.

Con dos dosis de Soberana 02 los niños de 12 a 18 años, están levantando anticuerpos al nivel de tres dosis en adultos, reveló el experto.

A ello se suma que esta vacuna realizó un ensayo fase III en ocho provincias de Irán y allí recibió el autorizo para uso en emergencias.

Por otro lado, en Italia, se evaluarán sueros de vacunados con Soberana Plus, para comprobar su respuesta frente a las variantes de SARS-CoV-2; y autoridades científicas de ambas naciones valoran la aplicación de un ensayo clínico en convalecientes italianos.

Vérez anunció, además, que existe mucho interés en Soberana Plus, por parte de Canadá y otros países donde las cifras de convalecientes de la Covid-19 son elevados y circulan diversas variantes del SARS-CoV-2.

Previo a la autorización de los proyectos del IFV, la vacuna Abdala, del Centro de Ingeniería Genética (CIGB) recibió luz verde el 9 de julio del presente año, y este producto demostró en su esquema de tres dosis (0-14-28 días) un 92,28 por ciento ante la enfermedad sintomática.

Con ella también transcurre un estudio en edades pediátricas bajo el nombre Ismaelillo, en el cual participan 592 niños de tres a 18 años de la provincia de Camagüey.

Sobre la respuesta de las vacunas cubanas ante las variantes de preocupación del SARS-CoV-2, entre ellas la Delta, predominante hoy en el país, Guzmán explicó que todos los productos mencionados generan un efecto neutralizante ante esas modificaciones del virus.

Guzmán dijo que en la misma investigación analizaron los sueros de convalecientes de Covid-19 vacunados con Soberana Plus o con el candidato Mambisa (fórmula nasal) del CIGB, propuestas para reforzar la inmunidad, y los resultados mostraron títulos de anticuerpos neutralizantes a todas las variantes.

Por su parte, la doctora Ileana Morales, directora nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de Salud Pública aseveró días atrás que seguir estudiando virológicamente lo referente a las cepas y continuar apostando por la inmunización y acelerar lo más posible el ritmo en ese sentido, es ahora el propósito fundamental de la nación.

‘Cuba será posiblemente el primer país en vacunar a toda su población con una vacuna propia antes de concluir 2021’, afirmó el presidente del Grupo de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica del país, Eduardo Martínez.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina