0
Publicado el 16 Noviembre, 2019 por María Luisa García Moreno en Palabreando
 
 

Palabreando. Hermosa Habana

Acerca de la etimología del nombre no existe una definición; la hipótesis más extendida lo atribuye a Habanagüex, cacique que dominaba en la zona; sin embargo, existen otras

 

La Habana, Fuente de la India, Capitolio

(Foto: Granma)

Por MARÍA LUISA GARCÍA MORENO

LA hermosa villa, capital de la Isla, nació en 1519 con la denominación de San Cristóbal de La Habana, siguiendo la costumbre española de incluir como parte del nombre el del santo patrono, como en San Salvador de Bayamo y Santa María de Puerto Príncipe. Antes había tenido dos asentamientos, más hacia el sur, el primero en 1514.

Acerca de la etimología del nombre no existe una definición.

La hipótesis más extendida lo atribuye a Habanagüex, cacique que dominaba en la zona.

Sin embargo, existen otras hipótesis: una de ellas lo explica como una corrupción de la palabra taína sabana, que se incorporó al idioma con su signifi cado original de “pradera”, o de la aruaca abana, que querÌa decir “ella está loca”, en referencia a una leyenda aborigen.

Otros consideran que procede de haven o gaven, “puerto o fondeadero” en lengua germánica, incluso, en inglés, haven es “refugio”; pero esta tesis cuenta con poca aceptación.

En cuanto a su escritura fue vacilante durante mucho tiempo e indistintamente se escribía con b o con v; pero a partir de la década del 20 del siglo XX
quedó asentada la b.

De igual modo, es bueno precisar que el artÌculo forma parte del nombre: nuestra capital se denomina La Habana.

Este topónimo cuenta con varios derivados; en primer término habanero, –a, gentilicio de los oriundos de la ciudad y, por extensión, de los que
la habitan.

También habanera “melodía compuesta en compás de dos por cuatro”; es célebre la habanera , del maestro Agustín Sánchez de Fuentes.

Por último, habano, “nombre que se aplica al tabaco elaborado en La Habana, con materia prima de altísima calidad”, al que de igual modo se
denomina puro o cigarro puro.

Queda por decir que esta ciudad maravilla desde el 2014, nuestro bello y entrañable hogar, merece el cuidado y el respeto de todos.


María Luisa García Moreno

 
María Luisa García Moreno