0
Publicado el 15 Noviembre, 2020 por María Luisa García Moreno en Palabreando
 
 

Más sobre la toponimia aborigen

Aunque se suele decir que son más abundantes los topónimos de procedencia aborigen en la zona oriental, donde nuestros pobladores autóctonos eran más numerosos, lo cierto es que también resulta crecida su existencia en occidente.

Por MARÍA LUISA GARCÍA MORENO

Río Cuyaguateje

Río Guyaguateje/ Foto: radioreloj.cu

Aunque se suele decir que son más abundantes los topónimos de procedencia aborigen en la zona oriental, donde nuestros pobladores autóctonos eran más numerosos, lo cierto es que también resulta crecida su existencia en occidente.

Por ejemplo, en Pinar de Río, Cuyaguateje es el nombre de un río en Sandino y también de un embalse en Guane y, según Valdés Bernal, su análisis morfológico permite hallar similares morfemas en otras voces de origen indoantillano, como cuyá (árbol maderable, Bumelia salicifolia), cuyují (piedra muy dura, especie de cuarzo blanco) o yagua (nombre del tejido fibroso que cubre la parte superior del tronco de la palma); Guanahacabibes, designa un golfo, una llanura y una  península, y resulta muy similar a la denominación étnica guanahatabey; Guane es nombre indígena de una sierra en el municipio homónimo y de un estero en Mantua, y resulta similar a Guaney, nombre de una laguna, una loma, una punta y una playa en el municipio de Nuevitas, en Camagüey; Guaniguanico denomina un sistema montañoso que se extiende por varios municipios de la provincia y de Artemisa, se asemeja a Guaninicum, río del municipio Santiago de Cuba y también al fitónimo (nombre de planta) de origen indígena guaniquiqui (Trichostigma octandrum).

La herencia aborigen es muy visible en la capital, por ejemplo, además del nombre de la provincia, en los topónimos de Guanabacoa y Marianao, así como en Guanabo, pueblo y playa de La Habana del Este.

Mayabeque es topónimo aborigen, nombre de río y de playa situada en la costa sur, donde se considera que se fundó por primera vez la villa de San Cristóbal (1515); así como Jaruco, en la propia provincia.

Maisí (ma, “no” +-isi, “cabeza”, “no es cabeza o comienzo”), en la oriental Guantánamo; Cubanacán (nacán, “centro”), montañas del Escambray, Villa Clara, y pueblo de Los Palacios, Pinar; Yayabo, (yaya, “árbol silvestre de la familia de las Anonáceas + -abo, “abundancia de”), río de Sancti Spíritus, son solo ejemplos de que en cualquier lugar de Cuba está presente la toponimia de procedencia aborigen.


María Luisa García Moreno

 
María Luisa García Moreno