0
Publicado el 2 Junio, 2021 por María Luisa García Moreno en Palabreando
 
 

Si de compuestos se trata…

A veces ocurre que en una palabra compuesta no nos percatamos con facilidad de cuáles son los elementos que la integran; ello ocurre, por ejemplo, con catalejo, palabra que da nombre a un “anteojo portátil y extensible”
Catalejo

Foto en VIX

Palabras compuestas son aquellas que se forman de la unión de dos o más palabras simples (o dos o más lexemas) para formar una nueva con significado propio.

Se pueden formar por la unión de sustantivo + sustantivo: telaraña, verbo + sustantivo: girasol, verbo + verbo: vaivén, pronombre + verbo: quienquiera, sustantivo + adjetivo: pelirroja, adjetivo + adjetivo: agridulce, sustantivo + verbo: maniatar. Aunque el asunto no es tan simple en verdad, habría que hablar, además, de los elementos compositivos; pero ese tema vale la pena dejarlo para otra ocasión.

A veces ocurre que en una palabra compuesta no nos percatamos con facilidad de cuáles son los elementos que la integran; ello ocurre, por ejemplo, con catalejo, palabra que da nombre a un “anteojo portátil y extensible”. Procede de catar, que a su vez se deriva de captare, “ver” + lejos.

Sucede que, en este caso, no tenemos claro que catar, además de “probar, gustar algo, por ejemplo el vino para examinar su sabor”, quiere decir “mirar”, “ver, examinar, registrar”. De igual modo, el sustantivo cata “acción y efecto de catar”, “porción de algo que se prueba” tiene como acepción coloquial “mirar o advertir”. Y no lo tenemos claro, porque algunas de estas últimas acepciones están en desuso y hoy no se emplean; pero en ellas está el origen de catalejo.

De su antecesor latino –captare–, se derivan los verbos captar y capturar, que en principio nos parecen muy lejanos uno de otro. Sin embargo, captar significa “percibir algo por medio de los sentidos o de la inteligencia, percatarse, comprender”, “recibir, recoger sonidos, imágenes, ondas”, “atraer a alguien o ganar su voluntad o afecto” y también, en física, “capturar (absorber una partícula atómica)”.

Por su parte, capturar quiere decir “apresar”, “aprehender, apoderarse de alguien o algo”, “captar o reflejar un aspecto de la realidad” y “dicho de un átomo: absorber una partícula atómica o una radiación”–acepción que comparte con captar–; además, con el desarrollo de la informática, equivale a “tomar datos de un sitio digital”.

No por gusto se habla de familia de palabras y es que, como en la familia humana, están los parientes cercanos, los más lejanos e, incluso, aquellos a los que solo los une un lejano parentesco.

MARÍA LUISA GARCÍA MORENO

 


María Luisa García Moreno

 
María Luisa García Moreno