0
Publicado el 14 Julio, 2021 por María Luisa García Moreno en Palabreando
 
 

Más elementos compositivos

Con ellos se forman palabras como seudónimo, “falso nombre”; anónimo, “sin nombre conocido”; onomástica, “perteneciente o relativo a los nombres, en especial los propios”, y otros
Compartir
onoma-, -onimia y -ónimo, que significan “nombre”.

Foto en Twitter.com

Hay un grupo de elementos compositivos de uso común en los estudios relacionados con las lenguas: onoma-, -onimia y -ónimo, que significan “nombre”.

Con ellos se forman palabras como seudónimo, “falso nombre”; anónimo, “sin nombre conocido”; onomástica, “perteneciente o relativo a los nombres, en especial los propios”, y otros. Resultan muy conocidos para todos, desde la niñez, sinónimo, antónimo, homónimo y parónimo, y no tanto, hiperónimo e hipónimo.

Sinónimo es el vocablo que tiene un significado muy parecido al de otro; aunque es muy difícil que tengan exactamente el mismo sentido; por ejemplo, entre los de libro están: obra, más abarcador; texto, más preciso o reducido; tomo o volumen; ejemplar, que se refiere a uno dentro de una tirada. Cada uno tiene su matiz. Por su parte, antónimos son los que expresan ideas opuestas o contrarias; por ejemplo, virtud y vicio, claro y oscuro.

Homónimo se dice de dos o más personas o cosas que llevan un mismo nombre (La ciudad de La Habana es la capital de la provincia homónima y de la Isla). Como categoría lingüística se subdivide en homófonos –igual sonido y diferente significado: tubo y tuvo– y homógrafos –igual escritura y distinto significado: haya, “árbol” y forma verbal de haber–. Los parónimos son vocablos parecidos por su forma o sonido; pero con diferente significado, como azar y azahar.

Hiperónimohiper-, “superioridad”, “exceso”– es el término más abarcador que se refiere a una realidad, por ejemplo, flor es el hiperónimo para mariposa, girasol, marilope y otras; mientras que hipónimohipo- “debajo de”, “escasez”– es aquel cuyo significado está incluido en el de otro, como, mariposa respecto a flor o insecto.

Otras clasificaciones son: ecónimo, nombre propio de lugar habitado; hidrónimo, de accidente geográfico hidrográfico; odónimo, de calles y vías; topónimo, de lugares y orónimo, en relación con el relieve. Fitónimo es nombre común de las plantas y zoónimo, de los animales; antropónimo es nombre propio de persona.

El conocimiento de este tema puede ayudar a enriquecer la expresión, oral o escrita, y evitar la repetición innecesaria de palabras, que tanto empobrece la comunicación humana.

MARÍA LUISA GARCÍA MORENO

 

Compartir

María Luisa García Moreno

 
María Luisa García Moreno