0
Publicado el 12 Octubre, 2021 por María Luisa García Moreno en Palabreando
 
 

La nueva Numancia

Numancia fue una antigua ciudad celtibérica, situada al norte de Soria, en España.
Compartir

A cargo de MARÍA LUISA GARCÍA MORENO

Esta pequeña islita caribeña no se someterá a los designios del imperio del Norte, mucho más poderoso que los antiguos romanos, pero tan prepotente como ellos.

Esta pequeña islita caribeña no se someterá a los designios del imperio del Norte, mucho más poderoso que los antiguos romanos, pero tan prepotente como ellos. Imagen tomada de http://encantodelmoncayo.blogspot.com/

En días pasados, el presidente de la hermana república mexicana, Manuel López-Obrador, expresó: “[…] por su lucha en defensa de la soberanía de su país, el pueblo de Cuba merece el Premio de la Dignidad y esa isla debe ser considerada como la nueva Numancia, por su ejemplo de resistencia […]”.

Vale aclarar que Numancia fue una antigua ciudad celtibérica, situada al norte de Soria, en España. Debe su fama a su resistencia frente a las poderosas legiones del imperio romano. Sus ruinas, que se hallan en Garray, son conservadas con respeto y veneración por los actuales habitantes de la región, quienes realizan periódicos festivales en memoria de su ejemplo.

Los numantinos –gentilicio que les corresponde– se enfrentaron a Roma durante muchos años y, en determinada etapa, lograron derrotar y poner en ridículo a las famosas legiones, hasta que en el 133 a. n. e. la ciudad fue arrasada. Los últimos defensores se suicidaron para no caer en manos del enemigo, en ejemplo sublime que recuerda los versos finales de una canción de Silvio y Pablo: “Y se encontrarán los del machete aguerrido/ con el último héroe que hasta hoy se ha perdido./ Todos gritarán: “será mejor hundirnos en el mar/ antes que traicionar, la gloria que se ha vivido”.

Según el Diccionario de la lengua española, un imperio es, entre otras acepciones, “en el ámbito de las relaciones internacionales, una potencia hegemónica y su zona de influencia”. Es una organización política en la que un Estado impone su poder a otros países. Se deriva del latín imperium y este a su vez del verbo imperare, que significa “mandar”. Un imperio es un Estado que consiguió al menos parte de su territorio mediante guerras de conquista y anexión de territorios, y que mantiene una política de expansión constante, ya sea de territorios o de mercados.

Hegemonía, procedente de un término griego, con el significado de “dirección, jefatura”, es la “supremacía que un Estado ejerce sobre otros” o “supremacía de cualquier tipo”. Entre sus antónimos u opuestos se hallan: supeditación, subordinación, sumisión, inferioridad, dependencia, decadencia.

Esta pequeña islita caribeña no se someterá a los designios del imperio del Norte, mucho más poderoso que los antiguos romanos, pero tan prepotente como ellos.

 

Compartir

María Luisa García Moreno

 
María Luisa García Moreno