Palestina, un pueblo negado a desaparecer
Foto. / cubadebate.cu
Palestina, un pueblo negado a desaparecer
Foto. / cubadebate.cu

Palestina, un pueblo negado a desaparecer

El sionismo llora lágrimas de cocodrilos cuando dice que los palestinos tienen una actitud antisemita, escudo falaz para abusos de todo tipo.


En 2020, ante el Consejo de Seguridad de la ONU el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, fustigó el plan de paz israelo-palestino propuesto por los Estados Unidos, conocido como el Acuerdo del Siglo, rimbombante nombre que le dio Donald Trump. Paz que jamás ha sido conciliada debido a la política colonialista de Israel con sus desmanes.

Dos años después continua similar situación la cual bien puede ser apelada como el fracaso de la centuria porque al final al pueblo palestino se le tilda en muchas plazas de terroristas, mientras la parte hebrea sigue siendo vista erróneamente como la víctima cuando no es tal. 

Por eso nuevamente en este 2022, el 29 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, según lo estipulan las Naciones Unidas. Lo ideal sería que la fecha fuera borrada del almanaque mundial porque se hubiera alcanzado la soberanía de un pueblo que lleva más de seis décadas luchando por sus derechos.

En su calidad de observador no miembro de la ONU, Abbas se ha pronunciado otra vez para que Palestina sea considerada parte de la familia internacional con plenos derechos. Y vean lo que sucedió el 22 de septiembre pasado: el representante estadounidense se negó de plano y eso que se trata de una figura que representa a la norteña potencia ahora dirigida por el demócrata Joe Biden, y no por el republicano Trump. Todo ello significa, e indica, que en política exterior ambos partidos tienen enormes coincidencias.

Palestina, un pueblo negado a desaparecer
En Jerusalén oriental es atropellada la población palestina. / cubadebate.cu

Semejante circunstancia ha impulsado al líder palestino a recabar apoyos, como, por ejemplo, lo ha hecho por separado con su homólogo libio, Mohamed al-Menfi; la ex primera ministra del Reino Unido, Liz Truss; los titulares de Malta, Robert Abela; de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves; y de Noruega, Jonas Gahr Store, etcétera. Durante los intercambios el mandatario enfatizó en la posición palestina sobre la necesidad de lograr una paz justa y duradera de acuerdo con las resoluciones de la ONU.

El propósito de estas líneas es abordar el amplio respaldo que Palestina tiene de parte de la comunidad planetaria, que -al igual que el mandatario palestino Mahmoud Abbas- exige una “real solución” porque el robo de tierras árabes continúan. A lo que debe añadírsele, la imputación a las autoridades hebreas sobre torturas y abuso a más de cinco mil prisioneros, entre ellos, 620 niños.

De latinoamérica al Oriente Medio

Con esta efeméride las fuerzas progresistas se movilizan y, en primer lugar, Cuba, que en la figura del ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, reafirmó a través de Twitter el respaldo a una solución justa, amplia y duradera del conflicto israelo-palestino. También se defiende el derecho inalienable de esa nación a un Estado dentro de las fronteras anteriores a 1967, con Jerusalén Oriental como capital.

Por su parte la Secretaría Ejecutiva de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los pueblos (ALBA-TCP) reiteró igualmente su apoyo a la soberanía, independencia y autodeterminación del pueblo de Palestina. Israel ni se inmuta, por el contrario, continúa con sus crímenes al jugar sucio porque mientras acusa a los palestinos de terroristas, ejerce con su sojuzgamiento el Terrorismo de Estado y desoye todos los llamados de atención y de respeto a las resoluciones de la ONU para que cese el proceso expansionista. Y así ha llegado este 2022, otra marca en el almanaque que lejos de nombrar sucesos emancipatorios se ceba en la resistencia de un pueblo negado a desaparecer.

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Un comentario

  1. Lo he comentado otras veces. durante más de un siglo, la diáspora hebrea comenzó a comprar propiedades a ciudadanos palestinos y otras veces a ocupar tierras de Palestina dónde no habían palestinos. Hacia 1945 vivían en tierras Palestinas más de un millón de judíos. Sencillamente una bomba de tiempo. Las NU de ese tiempo decide partir Palestina, trasformando la región en el Estado Palestino (45% del territorio) y el Estado de Israel (55% del territorio). Debido a la negativa de Palestina de aceptar la partición y rechazar al Estado Israelí, el conflicto Palestino/israelí ha permanecido hasta el día de hoy. Sin embargo, hoy en día 6 países árabes han reconocido al Estado de Israel. A saber: Egipto, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, , Baréin, Sudán y Marruecos. En los próximos años más países árabes reconocerán a Israel, hasta que en algún momento TODOS los países árabes lo reconocerán, excepto claro está Palestina. Llegado ese punto, Palestina no tendrá otra alternativa que reconocer al Estado de Israel. En ese momento y no antes comenzará Palestina a desarrollarse. Entonces pregunto: tiene sentido resistir e inmolarse? Ninguno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos