¿Recordamos aquella hazaña?
Foto. / granma.cu
¿Recordamos aquella hazaña?
Foto. / granma.cu

¿Recordamos aquella hazaña? (1)

Agosto nos dispara siempre muchísimos recuerdos en el campo deportivo. Entre ellos hay uno que no puede faltar. Y mucho menos si este mes nos trajo la fecha en que bajaron su telón aquellos inolvidables Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.

Hoy les proponemos a los lectores de BOHEMIA montarnos en nuestra acostumbrada máquina del tiempo…

Es que se trata, además, de la hazaña más grande del deporte cubano: ¡QUINTO LUGAR EN LA TABLA DE MEDALLAS!

No es la primera vez, ni esperamos sea la última, que escribimos de esa fenomenal epopeya…

Vale la pena recordarlo, tanto para los lectores menos jóvenes, como para los que se han ido sumando desde entonces.

Y nos parece mientras tecleamos estar escuchando incluso aquella melodía inolvidable: Amigos para siempre.

¡14 de oro!

Ésos increíbles juegos se desarrollaron del 25 de julio al 9 de agosto, y atrajeron a 10 mil atletas provenientes de 173 países, de ellos 183 fueron cubanos, divididos en 54 mujeres y 129 hombres.

No se olvida tampoco, por supuesto, que en la llamada Ciudad Condal se estableció la llamada paz olímpica, luego de las ausencias de varias naciones, por razones políticas o de solidaridad, a los de Moscú 1980, Los Ángeles 1984 y Seúl 1988.

Nuestro país no asistió a los dos últimos. Ello pudo abrir algunas dudas en cuanto a sus posibilidades de cara a Barcelona.

Pero la respuesta no pudo ser más nítida: ¡14 medallas de oro! Y, claro, hubo más: seis de plata y 11 de bronce (total de 31).

La antigua Unión Soviética compitió por última vez con sus deportistas agrupados, con el nombre de Comunidad de Estados Independientes (CEI), la cual terminó en el primer lugar, con 45 títulos, por encima de los 35 de Estados Unidos.

Y, como los lectores imaginan, esa hazaña cubana no resultó nada fácil ni holgada.

La afirmación anterior tiene en cuenta que de haber ganado un título menos, hubiéramos sido desplazados a la sexta plaza por los españoles (impulsados por ser locales).

¡Qué boxeadores!

El boxeo demostró porque se le dice el buque insignia del deporte cubano. Los pugilistas solitos alcanzaron la mitad de esas catorce doradas: ¡siete veces subieron a lo más alto del podio!

Los que resultaron invencibles fueron Rogelio Marcelo (división de los 48 kilogramos), Joel Casamayor (54), Héctor Vinent (63.5), Juan Carlos Lemus (71), Ariel Hernández (75), Félix Savón (91) y Roberto Balado (más de 91), luego fallecido en muy lamentable en accidente de tránsito en el año 1994. Hubo dos de plata: Raúl González (51) y Juan Hernández Sierra (67). ¡Un banquete!

¿Hace falta recordar que esa fue la primera de las tres coronas olímpicas ganadas por Savón, quien después dominó en Atlanta 1996 y Sídney 2000?

¿O que ello en los cuadriláteros solo lo han conseguido él, y antes el húngaro Laszlo Papp (Londres 1948, Helsinki 1952, Melbourne 1956), y el cubano, fallecido en 2012, Teófilo Stevenson (Múnich 1972, Montreal 1976, Moscú 1980)?

Los lectores tienen razón. Quedó bastante quedar pan por rebanar. Volveremos en otra nota con más…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos